Rafael Alfonzo: "El Gobierno quiere responsabilizar a otros por la inflación"

Por Venezuela Real - 30 de Julio, 2008, 10:44, Categoría: Economía

AHIANA FIGUEROA
El Nacional
30 de julio de 2008

Entrevista » Rafael Alfonzo
Representantes del gabinete económico han señalado que para estabilizar la inflación se debe atacar la especulación, disminuir la demanda y regatear. Alfonzo considera que el Ejecutivo insiste en no querer actuar sobre las causas que han incidido en el alza de los precios

Muchos venezolanos se han preguntado si las recientes declaraciones de algunos representantes del gabinete económico con relación al aumento sostenido de la inflación forman parte de un plan para estabilizar los precios o si son ocurrencias que muy bien podrían ponerse en práctica.

El ministro de Planificación, Haiman El Troudi, dijo recientemente que una de las maneras de contener las causas que han incidido en el alza de los precios es atacando la especulación; el ministro de Finanzas, Alí Rodríguez Araque, señaló que debe restringirse la demanda de bienes y servicios, y el titular de Agricultura y Tierras, Elías Jaua, apuntó que los consumidores deben utilizar la práctica del regateo a la hora de comprar, específicamente alimentos. ¿Estas afirmaciones formarán parte de una política antiinflacionaria? A juicio del presidente del Cedice, Rafael Alfonzo, pedir a la gente que regatee denota la falta de capacidad de entender lo que es comprar y vender. "Por qué las personas compran en bodeguitas en vez de supermercados, primero por la cercanía y, segundo, porque el bodeguero les llega a fiar al tener un vínculo cuasifamiliar con sus clientes, que conoce desde años. Son culturas que se forman en las propias comunidades", sostiene.

–¿Pero si los consumidores logran que le bajen los precios ello permitirá disminuir la inflación?
–El regateo de precios no funciona en estas situaciones. No funciona en Venezuela. El único regateo que funciona es el de exigir mejor calidad a bajo costo, pero para eso debe existir la competencia y el desarrollo de ofertas. Por eso cuando el Estado es el único proveedor aparecen las catástrofes, la escasez, la mala calidad, y el consumidor paga las consecuencias.

–¿Y la posibilidad de que las comunidades se organicen para atacar la especulación?
–Cuando el Gobierno señala que el ciudadano es el que tiene, a través de los consejos comunales u organizaciones comunitarias, que atacar la especulación al denunciarla a las autoridades, y de paso le replica que para ayudar a bajar los precios debe regatearle a los comerciantes, está escudando su propia responsabilidad hacia los consumidores. Culpa a los empresarios de aumentar los precios, responsabiliza al consumidor de velar por precios justos, pero el Estado no ve su propia culpa en las causas que han generado una alta inflación.

–¿Los controles de precios y de cambio han fracasado?
–Los controles cambiarios tienen siempre un mismo resultado. Si buscamos las películas anteriores vemos qué pasó con Recadi y no es necesario ser mago para anticipar que a Cadivi le va a pasar lo mismo. Qué dejaron los controles, impusieron el peor de los impuestos para los ciudadanos: la inflación.

Ya Venezuela tiene los precios más altos de América Latina. Además, la tasa de inflación que nos informan no es real, porque todos sabemos cuánto se incrementan los precios cada vez que vamos al supermercado a comprar alimentos o cuando se adquiere un carro. Este es el enredo que tiene el Estado: que tiene que decir que la inflación se origina porque hay abusos.

–¿Qué ha pasado con las políticas económicas del Gobierno?
–Llevamos seis décadas de políticas equivocadas y pareciera que el común denominador es el proselitismo político, al repetir el esquema de utilizar el voto como un elemento central de la acción. El Gobierno siempre ha actuado atacando las consecuencias de los problemas y no las causas, actúa sobre la inflación, sobre el productor, cuando en el fondo tiene que ver por qué se producen las causas. Hemos vivido lo mismo durante 60 años con otros nombres, y ahora en una dimensión mucho mayor, cuando se observa la situación real del país. No se tiene que ser un gran genio de la economía para observar que cuando se cuenta con un gobierno que gasta recursos improductivos –es decir, que no tiene valor añadido, que no produce bienes ni servicios–, esas grandes cantidades de dinero producen una demanda que no va con la oferta.

–¿El gasto público ha sido un detonante de la inflación?
–En el país lo que predomina es un capitalismo de Estado desbordante. Se está convirtiendo en un país inmanejable porque se necesita tener la experiencia suficiente para saber manejar el patrimonio. En Venezuela hay inflación porque el Estado gasta de manera descontrolada y no acorde con cifras de productividad, lo que inexorablemente nos llevará a una catástrofe económica como la que hemos tenido ya en tres oportunidades. Al país ha ingresado una gran cantidad de recursos y continuamos con las mismas autopistas, los mismos hospitales; las poblaciones han crecido, son tres veces el número de personas que había antes, y cuentan con la misma carretera, el mismo viaducto y la misma infraestructura en servicios de electricidad y agua. El Gobierno controla a todo el mundo, pero aquí no hay instituciones que controlen al Gobierno ni al gasto público del Estado.

Cuando el país decide otorgar recursos a otras naciones para cualquier circunstancia, debe ser evaluado primero por los organismos de supervisión y control, como la Asamblea Nacional y la Contraloría General de la República.

Mercal y Pdval: un mismo saco

El presidente Hugo Chávez criticó el pasado domingo, en su programa Aló, presidente, la incapacidad de la Productora y Comercializadora de Alimentos (Pdval) para desarrollar las unidades de producción que suministrarían bienes, con la ayuda financiera de Pdvsa.

Afirmó que si sólo se encarga de importar productos como lo hace Mercal prefiere eliminarlo.

–¿Qué opina de la Misión Alimentación, Mercal y Pdval?
–El Gobierno se tiene que dar cuenta que debido a los altos precios del petróleo todos los bienes que importamos se han incrementado tres y cuatro veces. Nos estamos descapitalizando como país, los recursos son para invertirlos en áreas productivas, para que generen rentas y no para utilizarlos en gasto corriente. Se ha repartido cualquier cantidad de dinero a mucha gente, pero éste ha desaparecido en numerosos actos de corrupción. Además, cuando se compra todo en el exterior se beneficia al productor extranjero. Cuánto le cuesta a un consumidor estar cuatro y cinco horas en una cola de Mercal para poder comprar un producto. Su productividad como persona se pierde totalmente.

Un nuevo orden

El Gobierno insiste en implementar políticas contrarias al capitalismo, y para ello creó el Plan de la Nación 2008-2013. Para el presidente de Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad, lo observado hasta ahora en el país es el incremento del clientelismo político.

–Muchas personas dicen que apoyarían a un gobierno socialista siempre y cuando ofrezca una buena seguridad social y satisfaga sus necesidades básicas.
–En el esquema socialista el Estado es el promotor y el gran ejecutor; mientras que en las sociedades libres es el individuo el responsable. Pero se tienen que tener unas pautas muy claras para que los individuos conozcan hasta dónde llegan sus responsabilidades y cuáles son las del Estado, que serían en definitiva las de ofrecer una buena educación, salud y equidad de oportunidades.

–El Estado quiere ser banquero, productor de cemento, distribuidor de alimentos. ¿Con ello podrían bajar los precios?
–El único beneficio que se ha obtenido hasta ahora es el clientelismo político, con el incremento del empleo público. Ahora hay 2,5 millones de trabajadores en la administración pública. Tenemos en poder del Estado a empresas que eran eficientes, como La Electricidad de Caracas y Cantv, y próximamente las cementeras.

Cómo van a terminar: como Invepal, que se convirtió en una empresa de producción social y ahora no produce ni 1% de lo que ofrecía en sus peores tiempos. Qué pasó con la textilera Invetex y los financiamientos que se entregaron a las cooperativas.

–El Presidente dice que el proceso cooperativista no funcionó y que es necesario desarrollar las empresas de producción social.
–Pero las EPS y las empresas mixtas en qué creen que terminarán. Les va a suceder lo mismo que a las cooperativas. Cantv informó recientemente que sus ganancias serán destinadas a un fondo para financiar los consejos comunales, y se corre el riesgo de que no sean reinvertidos en la propia compañía.

Se olvidan de que debes tener una empresa rentable, y demagógicamente señalas que esos recursos son para la comunidad. Si quieres contribuir con la población, baja las tarifas telefónicas.


 


 





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Julio 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog