El ciclo perverso del populismo

Por Venezuela Real - 31 de Julio, 2008, 19:54, Categoría: Cultura e Ideas

JOSÉ IGNACIO MORENO LEÓN (*)
El Nacional
31 de julio del 2008

La historia del subdesarrollo latinoamericano ha estado signada por los movimientos pendulares entre propuestas económicas de extrema derecha y las ofertas populistas, todos los cuales terminan en la frustración de los pueblos. Muy pocos países como Chile, Brasil, Costa Rica y México, parecen estar acertando en las fórmulas adecuadas para superar el atraso. Sin embargo, frente a las recetas fracasadas del neoliberalismo extremo que se aplicaron en la década de los años ochenta como respuesta a la crisis de la deuda externa, resurgieron los intentos de la tentación populista, causantes de los grandes brotes inflacionarios que azotaron las economías de varios de los países, especialmente del sur del continente y fueron causa de desestabilización política y rémoras al desarrollo de los mismos.

Ante la realidad que estamos viviendo en Venezuela, conviene advertir sobre el peligro que representan estos episodios de demagogia política y económica que identifican al populismo y que Rudy Durnsbush, el fallecido premio Nobel de economía, profesor de MIT y gran estudioso de estos erráticos ensayos, catalogó como "ciclos perversos de la macroeconomía del populismo" para identificar esas políticas públicas que rechazan la economía de mercado y responden a crisis económicas, que inician un ciclo de decisiones macroeconómicas con la imposición de sistemas generalizados de controles de precios, expansión simultánea de los salarios, de los gastos del Gobierno y de la oferta monetaria; que causan un aparente éxito inicial en la distribución del ingreso y tasas moderadas de inflación, pero sin comprender el efecto perverso que generan los controles, no sólo como caldo de cultivo de la corrupción, sino también como desincentivadores de la oferta interna que entonces no se corresponde con el aumento artificial de la demanda que estas medidas populistas producen transitoriamente; todo lo cual causa el agotamiento de los inventarios y de las reservas monetarias del país; con lo cual el ciclo avanza, desatando presiones inflacionarias incontrolables, provocando un déficit fiscal producto de la política indiscriminada de subsidios que caracteriza este modelo, y ocasionando problemas inmanejables de escasez, balanza de pagos, fuga de capitales y desmonetización de la economía.

Ante estas realidades, los gobiernos inconscientemente aceleran el colapso del ciclo de la macroeconomía populista, al recurrir a medidas desesperadas para tratar de estabilizar la economía, eliminan subsidios y ejecutan drásticas devaluaciones monetarias que impactan sensiblemente los salarios, lo que a su vez ocasiona violentos reclamos sociales y graves turbulencias políticas que cierran el ciclo y dan al traste con esos regímenes, y dejan como herencia serios problemas en las economías de los países víctimas de esos ensayos de política económica, cuyos auspiciantes no terminan de entender que el capital puede huir de las malas políticas, no así los trabajadores que quedan atrapados en la crisis macroeconómica que las mismas generan. Esa ha sido la triste historia de un país como Argentina que llegó a ser la duodécima economía más avanzada del mundo en los años treinta para caer a los niveles actuales, luego de recurrentes ciclos de macroeconomía populista iniciados al impulso del peronismo y seguidos por sus herederos contemporáneos. Pero igual fue el caso del Chile de Ibáñez y Allende; del Brasil de Gulard y Sarney; de la Bolivia de Siles Suazo; del Perú del primer gobierno de Alan García; del México de López Portillo; y de la Nicaragua de los sandinistas.

La recurrencia de estos fallidos intentos de política económica en Latinoamérica pareciera validar la afirmación de que el ser humano es la única especie que tropieza con frecuencia con la misma piedra. Por ello los ideólogos de estas tesis, a pesar de sus recurrentes fracasos, no terminan de entender la necesidad de insertar a nuestros países en la economía global y en la sociedad del conocimiento que se está configurando al acelerado ritmo de la revolución tecnológica que caracteriza este nuevo siglo, y que frente a estas demandantes realidades la macroeconomía del populismo no tiene ninguna opción.

*Rector de la Universidad Metropolitana





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Julio 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog