Asesinar la Cultura

Por Venezuela Real - 5 de Agosto, 2008, 11:16, Categoría: Cultura e Ideas

Eduardo CASANOVA
Literanova
05 de agosto de 2008

Que el gobierno de Chávez odia la cultura no es nada nuevo. Odia todo lo positivo y ama lo negativo, porque se nutre del resentimiento y la ignorancia. Ya lo demostró al poner como “ministro” de cultura a un gallego resentido porque en el mundo de la cultura nunca fue tomado en cuenta, y ahora ha nombrado a un veterinario que nada sabe del medio, y que en el estreno de “Giselle” en el Teatro Teresa Carreño, obviamente para adular al jefe, no tuvo mejor idea que tomar la palabra y decir unas cuantas barbaridades que merecieron la rechifla de la mayoría de los que allí estaban por amor a la cultura. Entre las barbaridades que dijo, destaca la siguiente: “Al principio sabíamos que la definición de cultura sería la que determinaría las políticas culturales. Pero como nos encontramos con 500 definiciones, asumimos la que sugirió el presidente: `Cultura es todo lo que fuimos, lo que somos y lo que seremos’. No son las bellas artes. Ni Caracas. Antes la cultura era como un triángulo, estaba en manos de una familia, un diario y el Ateneo". La primera parte no es otra cosa que un gesto de adulancia de un mediocre a otro mediocre. El “jefe” dice una perogrullada, que bien puede haber salido de “Selecciones”, y el subalterno aplaude ruidosamente y lanza un eructito para que el jefe se fije en él. “Cultura es todo lo que fuimos, lo que somos y lo que seremos”, ¡bravo!… genial. Pero como lo remata con aquello de “No son las bellas artes. Ni Caracas”, hay que preguntarse: ¿Las bellas artes no son cultura? ¿Caracas no es parte de nuestra cultura? De su afirmación se infiere que sólo lo feo y lo malo es cultura.

Una simple estupidez, una demostración más de que los resentidos del gobierno sienten un odio irracional hacia el arte y hacia la cultura, y por eso quieren asesinar todo lo que suene a la cultura. Falangismo, fascismo del más puro. Y para colmo, suelta esa barbaridad según la cual “Antes la cultura era como un triángulo, estaba en manos de una familia, un diario y el Ateneo”. Una “inteligentísima” y muy “sutil” alusión a tres personas que a lo largo de sus vidas han demostrado verdadero amor por la cultura: María Teresa Castillo, Miguel Henrique Otero y Carmen Ramia, y a un diario que se ha caracterizado durante décadas por su interés genuino por el mundo cultural, al extremo de obligar a los demás a transitar por los mismos caminos, El Nacional. Pero el muy torpe no se da cuenta de que al decir esa estupidez está ignorando lo mucho que en materia cultural se ha hecho fuera de Caracas, está insultando a Enrique León, a Rubén Páez, a Yuyita Chiosonne, a Gladys Meneses, a Miguel Ángel Castillo, a Alberto Hernández, a Gilberto Bejarano, y, peor aún, a algunos personajes que hoy se manifiestan seguidores del “proceso” y que durante décadas se han dedicado a trabajar por la cultura en Maracaibo, en Valencia, en Boconó, en Cumaná, en Ciudad Bolívar o en cualquier punto de la geografía venezolana. Porque desde hace muchísimo tiempo que la cultura no ha sido un monopolio de Caracas. Es más: nunca lo ha sido, y solamente un ignorante puede hacer esa afirmación cargada de resentimiento y de ignorancia. Y en esas manos torpes está la cultura oficial. Porque la otra, la verdadera, sigue en las mismas manos de siempre, que han demostrado más allá de toda duda su eficiencia, su amor por el país y su sabiduría.









TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Agosto 2008  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog