Trampa repetida

Por Venezuela Real - 5 de Agosto, 2008, 12:15, Categoría: Estado de Derecho

Carlos Crespo
TalCual
05 de agosto de 2008

Con la nueva Ley Habilitante el Ejecutivo usó la misma estrategia empleada hace siete años de introducir leyes sin que éstas pasen por una discusión pública
Chávez decidió, igual que en 2001, aprobar leyes a última hora sin que fueran sometidas a consulta pública

D ecretar leyes a última hora dentro del marco de una Ley Habilitante parece estar convirtiéndose en una costumbre para el Ejecutivo. El último 31 de julio, último día en que podía hacerlo, el Presidente de la República sancionó 26 leyes sin que las conociera el Parlamento, práctica similar a la que realizara el Ejecutivo en noviembre de 2001 cuando introdujo unos diez instrumentos legales sin que estos pasaran por la discusión de la opinión pública.

En aquella oportunidad el Ejecutivo discutió durante la última semana 13 de los 49 instrumentos legales, dejando para la noche anterior la aprobación de la mayoría de estos. Del mismo modo, ahora las legislaciones aparecieron posteriormente en "gacetas extraordinarias" que provocaron una airada reacción en distintos espectros de la sociedad civil y de los factores políticos.

El llamado "paquete" de 49 leyes habilitantes desembocó en un llamado a paro por parte de Fedecámaras, respaldado por la CTV y varios organismos gremiales, que tuvo lugar el 10 de diciembre de 2001. Asimismo, la conflictividad derivó en nuevas escisiones dentro del Parlamento que provocaron una división en la bancada del Movimiento V República y la definitiva separación del Gobierno de Luis Miquilena durante los sucesos del 11 de abril.

OTRA ASAMBLEA

Ernesto Alvarenga, quien era el jefe de la fracción parlamentaria del MVR para la época, expresa que una de las diferencias sustanciales con respecto a lo sucedido en 2001 era la composición del Parlamento: "Había una representación significativa de la oposición y se conformó una comisión especial presidida por Alejandro Armas, que tenía como finalidad revisar las normas aprobadas por el Ejecutivo".

El ex parlamentario explica que el Presidente se mostró en desacuerdo con esta decisión, comandada por los integrantes moderados de su partido, lo que provocó el deslinde de varios de los diputados del bloque, entre ellos el propio Alvarenga.

Por su parte, el ex diputado José Luis Farías, designado vicepresidente de aquella instancia, asegura que a pesar de la polémica que generaron las leyes en los sectores opuestos al Gobierno, dentro del Parlamento se produjo un debate sobre las normas: "A diferencia de lo que puede pasar ahora, en aquel Parlamento hubo una mayor discusión, y estas leyes al menos fueron conocidas en el seno del Parlamento, incluso fueron discutidas en las diferentes instancias sectoriales de la AN".

Este escenario es considerado por Farías como imposible dada la actual composición de la Asamblea Nacional: "La respuesta en este caso no provendrá de las instituciones. El mismo Chávez trató con desprecio a los integrantes del Parlamento a pesar de que la mayoría son serviles. La reacción a este intento autoritario debe provenir de la sociedad civil".

Para ambos dirigentes la intencionalidad de Chávez más que volver a crear un clima de confrontación en el que ya tiene experiencia y que desembocó en su salida momentánea del poder, es continuar la aplicación de la reforma constitucional por otra vía.

"Chávez tenía un plan B por si la reforma fracasaba, recurrió a ese plan que no era más que un madrugonazo que refleja, en esencia, los mismos contenidos de la reforma" argumenta Alvarenga.

OTROS ACTORES

El politólogo Herbert Koeneke asegura que las intenciones de Chávez no se pueden analizar a través de la lógica política convencional, debido a que éste sufre un "trastorno histriónico narcisista", por lo que se complica establecer sus intenciones, pues sus acciones no siempre son deliberadas.

Por ello prefiere hacer referencia a la posible reacción de la sociedad civil ante el nuevo conjunto de leyes, que considera provendrá de otros sectores: "Efectivamente, la AN no cuenta con prácticamente ninguna disidencia, sólo el partido Podemos.

La principal reacción probablemente venga de los más afectados por el conjunto de leyes, como los grupos bancarios o los integrantes de la Fuerza Armada".





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Agosto 2008  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog