Si la naturaleza se opone

Por Venezuela Real - 6 de Agosto, 2008, 11:44, Categoría: Política Nacional

ARMANDO COLL
TalCual
06 de agosto de 2008

Los habitantes de las regiones próximas a los extremos del planeta, pasan no menos de tres meses al año, dando paletadas de nieve para despejar la puerta de sus casas, antes de comenzar la jornada.

Los labriegos del sur de Asia, no porque les haya tocado una atmósfera despiadada que cada tanto descarga sus furias sobre ellos, dejan de cultivar la tierra contra todo pronóstico; no por ello las espigas del trigo dejan de brillar bajo el sol.

Los beduinos, por alguna causa inexplicable para el hombre de las ciudades, continúan su tránsito en el desierto sin otro rumbo que el de seguir viviendo.

Ya es un lugar común decir que el chavismo se ha convertido en paisaje; además es clima, dificultad atmosférica para los venezolanos.

Y diez años han servido para aclimatar a toda una población sometida a amenaza constante.

Cada día en este país, transcurre en una incertidumbre unánime.

Cada día amanece con el infortunio de un gobernante que, de tan ilimitado y arrasador su poder, aparece con una inercia tan destructora como la de un huracán.

Enerva comprobar que esta década absurda sea vista por buena parte de los venezolanos con estoicismo culposo; un castigo divino para purgar los pecados de la ¿cuarta república? Cuesta creer que tan dulcemente se sometan al designio de pagar aun cuando fueron justos.

A estas alturas cualquiera diría que ni los chavistas se merecen a Chávez, sobre todo, porque son parte de un país que a todos conviene salvar, así como tanto conviene a los Estados Unidos como a Irán cualquier previsión que pueda tomarse frente a los desórdenes climáticos que padece la Tierra; esa nave única en la que toda la especie humana viaja en el infinito, muy a pesar de los peligrosos mesías de nuevo cuño.

Esta semana comenzó con otro cataclismo en Venezuela; un alud que tapió lo que hasta ahora asomaba como un bastión de la democracia en el erial del despotismo personalista del gobernante.

La soberbia destructiva del que ha ganado 10 consultas electorales, la emprende como un ciclón contra lo establecido en la única votación que ha perdido: la del 2 de diciembre de 2007.

Quien una vez amenazó con no dejar "piedra sobre piedra", se muestra terco a la hora de cumplir ese propósito y es así como quiere imponer una serie de leyes –ilegalmente; otra paradoja de su loco proceder– destinadas a impedir todo esfuerzo de prosperidad democrática.

No obstante, el comerciante no deja de subir la santamaría, ni el empleado falta a su empleo, pese a tan desazonador reporte del tiempo.

Los venezolanos, al parecer, no pierden la esperanza; entre otras cosas porque las tormentas amainan, incluso cuando su causa persiste.

Ese huracán de despropósitos y pifias que acumula vientos en el palacio presidencial, se ha visto, retrocede de cuando en vez. Es el momento entonces de salir y recoger la cosecha; tender la ropa al sol para que se seque.

Es el momento de probar que se puede vivir a pesar de Hugo Chávez; incluso, sin él.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Agosto 2008  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog