A la calle

Por Venezuela Real - 8 de Agosto, 2008, 16:08, Categoría: Estado de Derecho

ALONSO MOLEIRO
TalCual
08 de agosto de 2008

El madrugonazo de decretos emitidos por Chávez y la decisión judicial sobre los inhabilitados constituyen una grosera violación a la Constitución y una burla al grueso de la población venezolana. Habilitante e inhabilitados: un binomio que recuerda el clásico Tierra sin justicia de Milovan Djilas. Una tragedia cuyo icono es esa marioneta disfrazada de empleado público, ese descrédito en dos patas que llaman Clodosbaldo Russián.

No pinta nada bien la estabilidad de este país en el mediano plazo. El Gobierno ha dado suficientes muestras de no tener el menor interés en consensuar en alguna medida sus decisiones, y es técnicamente imposible, aunque uno quisiera, no prever que esta actitud tendrá consecuencias.

Corresponde a la oposición intentar tamizar el descontento y orientar lo medular de su campaña electoral que se avecina hacia la defensa de derechos civiles que cualquier ciudadano con tres dedos de frente debe considerar inalienables. La ausencia de una mesa nacional opositora no puede en este caso ser un obstáculo.

Y así como el movimiento estudiantil –un entramado cuyo arraigo se constituye en el antes y el después del aprendizaje de la agenda opositora– ha dicho públicamente que presionará a ciertos dirigentes regionales enamorados de sí mismos para que terminen de cerrar el prometido acuerdo unitario, habrá que anotar que sobre sus hombros, sobre el arrastre que han demostrado tener, sobre el acertado diagnóstico que han hecho de la realidad nacional, recaerá una responsabilidad fundamental.

Nos referimos, en este caso, al despliegue de un vigoroso y auténtico movimiento nacional de protesta en todas las calles y las ciudades de este país, que discurra a la par del proselitismo que se avecina. El desarrollo de esta campaña electoral se constituye en una oportunidad para darle una contundente respuesta a las pretensiones de este elenco de iluminados empeñados en invocar el derecho divino. No se trata, entonces, de repartir volantes y deambular por las esquinas con un grupo de samba al respaldo. Lo que le espera a la sociedad independiente en lo próximos meses es un genuino movimiento nacional que canalice la inconformidad de millones de personas para depositarla en las urnas el 29 de noviembre. El día en el cual el país pondrá en su puesto a Hugo Chávez: este pintoresco sujeto que en diez años ha abusado de la paciencia de sus adversarios invocando su buena estrella.

La conquista de gobernaciones y alcaldías, contrariamente a lo que creen ciertos escepticismos crónicos, no es poca cosa. Además de sus atribuciones funcionales, buena parte de ellas tiene un componente psicológico fundamental cuando el venezolano promedio se figura el mapa de gobernabilidad de la nación.

Bien vistas las cosas, las dos terribles noticias de esta semana servirán de combustible para forzar el descontento ciudadano, tal y como ocurrió en la consulta pasada con el episodio Radio Caracas.

La Venezuela que no es chavista ha ofrecido en el tiempo reciente suficientes indicios que dan cuenta de su disposición a comprender el momento venezolano actual y digerir la presencia del Presidente de la República. Si el chavismo quiere gobernar en paz debe ofrecer una muestra similar de respeto. Nadie podrá quejarse de las consecuencias si se empeña en obrar en contrario.

La aprobación sibilina de leyes que violan la Constitución es una burla del Gobierno y los venezolanos tienen perfecto derecho a indignarse.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Agosto 2008  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog