Coleado en sarao ajeno

Por Venezuela Real - 9 de Agosto, 2008, 11:39, Categoría: Injerencia de/en Venezuela

Adolfo P. Salgueiro
El Universal
09 de agosto de 2009

Si la chequera es llave para abrir las puertas del Kremlin, supone que la Casa Rosada también

El impenitente viajero universal, autonominado vocero de los que no tienen voz, proclamado como único gerente de mercadeo de la izquierda obsoleta y trasnochada, ha llegado al colmo de colearse en saraos ajenos. Tal práctica la había estrenado el Marco Polo contemporáneo al principio de su mandato cuando le dio por presentarse reiteradamente -sin invitación- a desayunar o almorzar en Brasilia con el "pana Lula" quien para entonces aún era percibido como militante del extremismo de izquierda que había agitado durante su campaña electoral. Pronto Lula cogió rumbo certero y le dio un "parao" a su imprudente visitante.

Dicen que los zorros pueden perder el pelo pero no pierden las mañas y es así como el incansable exportador de la "Revolución Bonita" volvió a aquello de presentarse donde no lo han invitado y en la medida en que pueda robarse el show aunque sea ajeno. Eso mismo es lo que hizo en Riberalta en la Amazonia boliviana a mediados de julio y ahora repitió esta semana con su insólita aparición en Buenos Aires metiéndose cual coleado en la reunión bilateral que los presidentes Lula y Cristina Kirchner llevaban pautada con la anticipación y las formalidades protocolares del caso.

Pero si la chequera es llave eficiente para abrir hasta las puertas del imponente Kremlin y de otras sedes de prestigio (menos todavía la oficina Oval), no era de suponerse que las de la Casa Rosada o el Palacio San Martín pudieran negarse a recibir al adquirente de cuanta emisión de bonos argentinos sale al mercado. Pragmatismo pibe deben haber pensado los rioplatenses!

Así pues es como el hijo de Doña Elena y el Maestro, ya semiaislado de todo aquel mundo que no le sea clientelar cuadró en perfecta simbiosis con la "camarada Cristina" quien aún no ha podido reponerse del trauma recibido cuando comprobó que el prepotente "estilo K" no siempre resulta exitoso dentro de un marco institucional que -sin ser Escandinavia- algunas veces opera y sirve. Se comenta en los pasillos diplomáticos el sofocón de los responsables del protocolo argentino para acomodar al forzado huésped en alguna reunión con Lula y Cristina para firmar cualquier tontería que diera "photo opportunity" y sugiriera alguna razón para justificar tan inútil como imprudente e incómoda visita, en coincidencia exacta con el primer aniversario del glorioso desembarco de Antonini Wilson y el famoso maletín cuyo destinatario (o destinataria) se sospecha con sobrados indicios.

No podía tampoco faltar el discurso populista del Mesías en algún evento público. No habiendo otro, ni tampoco tiempo, lo llevaron a un suburbio de Buenos Aires a un acto donde se inauguraba alguna obrita pública. Allí el hombre contó el mismo cuento de siempre: que "te quiero Cristina", que Bolívar, que la oligarquía, que el socialismo, que millones de personas lo rescataron de la muerte anunciada, que Washington, etc., ante los anfitriones que lo miraban con resignación y pragmatismo mientras el acto pasaba de lo intrascendentex hasta lo ridículo.

Como venezolanos nos preguntamos con derecho y con razón: ¿Cuánto habrá costado ese capricho?





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Agosto 2008  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog