ANDRES OPPENHEIMER: La carrera armamentista

Por Venezuela Real - 10 de Agosto, 2008, 20:59, Categoría: Política Internacional

ANDRES OPPENHEIMER
El Nuevo Herald
10 de agosto de 2008

Según lo ve la mayoría de los funcionarios de Estados Unidos y Latinoamérica, no existe una carrera armamentista en Sudamérica, sino que varios países están modernizando sus fuerzas armadas luego de varios años de cortes presupuestarios. ¡Mmmm...! Tengo mis dudas al respecto.

Antes de ver lo que dicen funcionarios oficiales, echemos un vistazo a las últimas cifras del Instituto Internacional de Investigaciones para la Paz de Estocolmo (SIPRI), que registra los gastos militares y las transferencias de armas realizados anualmente en todo el mundo.

Según el anuario del 2008 del SIPRI, Sudamérica ha aumentado sus gastos militares en términos reales en un 33 por ciento desde el 2000. El año pasado, la región gasta casi $40,000 millones en sus fuerzas armadas, según revela el instituto sueco. Más específicamente, el informe detalla:

• En los últimos cinco años, Venezuela, Ecuador y Chile fueron los países de la región que más aumentaron sus gastos militares. En dólares constantes --después de la inflación-- Venezuela incrementó su gasto militar el 78 por ciento, Ecuador el 53 por ciento, y Chile un 49 por ciento.
• En América Central, el país que más gastó en sus fuerzas armadas fue Honduras, con un incremento de 20 por ciento en los últimos cinco años.
• México aumentó su gasto militar 15 por ciento durante ese mismo período. El año pasado, el país gastó casi $4,000 millones en sus fuerzas armadas, para un incremento de 13 por ciento con respecto al año anterior.

• Brasil anunció el año pasado un 50 por ciento de incremento de su presupuesto militar, y está planeando comprar submarinos convencionales y desarrollar submarinos nucleares, señalan analistas del instituto sueco. En ese mismo período, Brasil ocupó el puesto número 12 entre los países con mayor gasto militar del mundo.
• Como porcentaje de sus respectivas economías, Colombia gastó el año pasado 4 por ciento de su producto interno brut

Es cierto que muchos países de la región habían recortado sus presupuestos militares, y que tanto los salarios de sus tropas como sus armas estaban muy desactualizados.

Ecuador, por ejemplo, había reducido a la mitad su gasto militar a fines de la década de 1990, y desde entonces se ha concentrado mayormente en aumentar los salarios de los militares. Y Colombia está aumentando su gasto militar debido a que enfrenta una insurgencia interna, agrega el SIPRI.

También es cierto que Sudamérica no está entrelas regiones del mundo que más gastan en sus fuerzas armadas.

Pero Venezuela ha causado alarma al señalar que ha invertido más de $4,000 millones en armas rusas, incluyendo helicópteros de combate Mi-35, aviones de combate SU-30, y misiles superficie-aire.

El presidente venezolano Hugo Chávez, que en 1999 anunció que ''no podemos seguir comprando aviones y tanques, no podemos incrementar el gasto militar'' (lo pueden ver en www.youtube.com), dijo el 3 de agosto que ahora está comprando armas para defender su ''revolución bolivariana'' del ''imperio'' estadounidense.

¿Hay una carrera armamentista en Sudamérica?, le pregunté al ministro de Defensa colombiano Juan Manuel Santos.

''No lo creo, porque no veo que los países estén compitiendo para ver quién compra más armas'', dijo Santos. ``Unos están comprando muchas armas, otros están reemplazando lo que tenían, pero no veo que se pueda describir esto como una carrera armamentista''.

Stephen Johnson, el encargado de asuntos hemisféricos del Departamento de Defensa de EEUU, está de acuerdo.

''Como todas las cosas, los equipos de defensa se deterioran y desactualizan. Es claro que se está produciendo una modernización, incluso en Venezuela'', me dijo Johnson. ``Pero en el caso de Venezuela, cuando hay un intento de proyectar poder o de intimidar, esa clase de gesto puede provocar que los demás perciban un peligro, y los impulse también a gastar más''.

El SIPRI dijo en su anuario del 2008 que aunque es ''dudoso'' que las recientes compras de armas en Latinoamérica ``sean indicadores de una carrera armamentista en el sentido de un proceso de acción-reacción, se han producido grandes incrementos del gasto militar en algunos países de la región''.

Mi opinión: Técnicamente, quienes dicen que no hay una carrera armamentista pueden tener razón; el término se aplica generalmente a una correlación directa entre las compras militares de países durante un período prolongado de tiempo.

Sin embargo, el reciente aumento de los gastos militares debería hacer sonar las alarmas, y hacer renacer las gestiones diplomáticas en la región para negociar un tope a la compras de armas ofensivas.

No importa qué nombre le pongamos --una ''carrera armamentista'' o un ``incremento del gasto militar''-- el fenómeno es el mismo. Con pocas excepciones --como Colombia, que enfrenta una insurgencia armada-- es un derroche insensato de dinero, sumamente contagioso, en una región que todavía tiene algunos de los índices de pobreza más altos del mundo.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Agosto 2008  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog