Dardos envenenados - Democracia muerta

Por Venezuela Real - 10 de Agosto, 2008, 20:04, Categoría: Política Nacional

El Editorial
El Nacional
10 de agosto de 2008

No son escasas las burlas a la voluntad de los electores en la historia venezolana. Los viejos dictadores se consagraron por su desprecio a la voluntad popular, consideraban al ciudadano incapaz de determinar su destino. En este menosprecio contumaz del ciudadano fundaron los positivistas su teoría del "gendarme necesario" para allanarle el camino a Juan Vicente Gómez sin que él se enterara de lo que significaba esa "doctrina". Sus áulicos lo llamaron "fuerte y bueno", y también "héroe de Carlyle".

Esto perteneció a una época de barbaries y caudillismos. Otra es, no obstante, la historia iniciada en 1936, con la institucionalización de la democracia representativa y el juego de los partidos políticos de todas las ideologías. Con el paréntesis oscuro de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez, (1948-1958), todas las otras décadas fueron de ejercicios caracterizados por el respeto a la voluntad popular. Particularmente desde que los ciudadanos conquistaron el voto popular, universal y directo, la democracia echó raíces fuertes, tanto que cuando un candidato prometía grandes cambios para profundizar el sistema y darle al pueblo mayores posibilidades, el país votó por él. O sea, por Hugo Chávez.

Desde el momento en que tomó el juramento, el Presidente de la República puso sobre la mesa las cartas de su proyecto al declarar "moribunda" la Constitución que le había permitido acceder al poder. Para sustituir aquella Carta Magna, la de mayor duración en la historia del país, la Asamblea Constituyente aprobó en 1999 la de la República Bolivariana de Venezuela. Menos de una década después esta Constitución no está moribunda, sino que ha sido asesinada: en las manos rojas del Presidente de la República están las huellas del responsable de haberla convertido en cadáver.

Los venezolanos no entendimos el mensaje de 1999. Lo que no quería el mandatario era una Constitución, cualquiera fuera ni la de 1961 ni la de 1999 que durante años exhibió como "la mejor del mundo". Cuando el comandante descubrió que le impedía su permanencia autocrática en el poder hasta el fin de los siglos, comenzó su asedio hasta hacerla morir. No obstante, la Carta resistió la guerra a muerte, y en el referéndum del 2 de diciembre, mayoritariamente, los venezolanos salieron a su defensa. Contra esa expresión de la voluntad popular, el Presidente volvió por sus fueros. Derrotado, no se dio por vencido. Contra viento y marea trata de imponerle a los venezolanos su "socialismo del siglo XX", que no es otra cosa que la excusa para sustituir la República por un emirato petrolero donde el Gran Jeque ponga a todo el mundo en jaque, extermine instituciones y reduzca a la miseria a los poderes del Estado.

"Siete Días" entrevistó a personalidades como Germán Carrera Damas, Nelson Socorro, Humberto Njaim y Javier Biardeau, con el propósito de ofrecer un análisis plural sobre el desafío que para los venezolanos significa la taimada conspiración del Presidente.
 
 





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Agosto 2008  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog