El valor de la verdad

Por Venezuela Real - 10 de Agosto, 2008, 20:05, Categoría: Cultura e Ideas

RAFAEL ARRÁIZ LUCCA
El Nacional
10 de agosto de 2008

No exagero al afirmar que la búsqueda más profunda del hombre es la de la verdad. Esto, que se dice fácil, ha sido históricamente la columna vertebral de la dignidad humana.

La verdad organiza un sistema ético, estructura una sociedad y, particularmente, hace de determinada persona un ser respetable o su antónimo.

Las sociedades que mejor se han estructurado en el mundo occidental son las que idolatran la palabra empeñada, las que se articulan alrededor del respeto a las leyes, las que sancionan severamente la mentira y el perjurio. Una sociedad de mentirosos difícilmente progresa, salvo que se trate de una comandita mafiosa que opera burlando la ley pero, incluso en ese caso, el valor de la verdad es superlativo entre los delincuentes. En mi infancia escuchaba decir en Radio Rumbos, entre el din dong del noticiero: "El crimen no paga".

Por una razón difícil de explicar en tan poco espacio, una de las más graves consecuencias sociológicas de los nueve años de chavismo es el valor que ha perdido la verdad entre nosotros. Prácticamente ya no lo es, el valor que se erige por encima de todos los demás en la Venezuela triste de nuestros días es el de complacer la voluntad del jefe del Estado.

Se ha impuesto una máxima cubana de grosera raigambre inmoral: "Dentro de la revolución todo, fuera de ella, nada." Algo similar a un refrán español que siempre me ha parecido un escándalo: "Con la familia, con razón o sin ella". Éste, a su vez, encuentra una versión criolla, "El que le pega a su familia se arruina", no menos mafiosa.

Cómo puede explicarse la decisión del Tribunal Supremo de Justicia en torno a las inhabilitaciones de los candidatos a alcaldías y gobernaciones, cuando está clarísimo que sólo han podido decidir como decidieron contraviniendo la Constitución Nacional y los tratados internacionales firmados.

Salvo Rondón Haaz, los magistrados respaldaron una decisión sin fundamento constitucional y ellos lo saben. Más aun, el pueblo lo sabe, y sorprende que el chavismo, tan dado a los dictados del sincretismo religioso, pase por alto que "todo se devuelve", y que milagrosamente la verdad busca la manera de cobrarse las deudas, cosa que hará, seguramente, y los hallará a ellos detrás de la taquilla, pagando.

En el fondo de este deprimente asunto de las inhabilitaciones, es evidente que el Gobierno tiene miedo, que no las tiene todas consigo, de lo contrario: ¿por qué recurrir a métodos ilegítimos para conservar sus cuotas de poder regionales? Dicho en términos vernáculos: ¿por qué hacer trampa? Lo que ocurre es que vienen perdiendo el favor popular. No puede ser de otra manera, cuando la mayoría advierte que el Gobierno ha dispuesto de la mayor cantidad de dinero de toda la historia de la República y es incapaz de controlar dos variables elementales: la inflación y la seguridad. No hablemos de la enorme deuda social acumulada en estos tiempos de bonanza petrolera.

Les recuerdo que Jaime Lusinchi y Rafael Caldera gobernaron con barriles de petróleo a 10 dólares, y que Hugo Chávez lo hace con el crudo a cerca de 100 dólares. Esta diferencia inocultable condena desde ya al gobierno de Chávez al sótano en los libros de historia.

"Nunca se sabe por dónde salta la liebre", para seguir con los refranes, podríamos pensar los venezolanos. Quién sabe qué monstruos se está creando Chávez con sus abusos de poder. En estos días me ronda por la cabeza el mito de Ícaro, que quiso volar con unas alas que el sol derritió, y se vino al suelo por su desafío. Tan distinto a Sísifo y su tozudez, siempre subiendo la piedra por la misma cuesta. Arrogancia en uno, persistencia en el otro. Saque usted sus conclusiones.
 
 





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Agosto 2008  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog