La democracia venezolana luce enferma

Por Venezuela Real - 10 de Agosto, 2008, 20:15, Categoría: Imagen gobierno / Chávez

ADRIANA RIVERA
El Nacional
10 de agosto de 2008

Así lo ven analistas internacionales
El surgimiento de una milicia al servicio de una parcialidad política, la concentración del poder de decisión en el Ejecutivo y la inestabilidad jurídica que alejaría a los inversores extranjeros son los puntos más preocupantes para los especialistas

La orientación del paquete de 26 leyes, dictadas en el ocaso del período durante el cual la Asamblea Nacional autorizó al presidente Hugo Chávez para legislar, era predecible para algunos observadores internacionales. Venezuela avanza hacia el socialismo a pasos agigantados. Las rectificaciones sobre temas sensibles para la opinión pública, como el currículo educativo bolivariano y la ley de inteligencia, fueron, según analistas, retrocesos que le permitieron redefinir estrategias y estudiar la manera de concretar su proyecto político.

El hecho de que haya podido gobernar por decreto durante año y medio es preocupante para Adam Isacson, director de programas en el Centro para Políticas Internacionales, un grupo con sede en Washington.

"Cualquier democracia duradera en el mundo tiene balance de poderes y eso se rompió en los últimos 18 meses en Venezuela. La creación de milicias populares es alarmante, porque reportarían al Presidente y alterarían las relaciones cívicomilitares. Es un asunto interno cómo organizan su seguridad, pero parece que se politiza a la Fuerza Armada y eso no es señal de una democracia saludable", advierte.

Democracia unipersonal.

La manera en que se publicó la batería de leyes, con el abreboca de los títulos en la Gaceta Oficial del 31 de julio y su desarrollo dos días después, se ajusta, según Michael Shifter, vicepresidente de la organización Diálogo Interamericano, al modo arbitrario en que Chávez ha gobernado el país por casi una década. "Es difícil que alguien crea que Venezuela goza actualmente de Estado de Derecho y de garantías jurídicas. Estos decretos alteran muy poco la visión sobre Venezuela que se tiene en el exterior.

Lo que hace es reforzar la idea de que Chávez es el único que toma las decisiones en el país", añade Shifter.

Desde España, el profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de Barcelona Josep Baqués explica que estos decretos constituyen "la muerte anunciada del liberalismo democrático venezolano", que sutilmente socava las instituciones y modifica aspectos medulares de la vida nacional.

Adelanta que las medidas del presidente Chávez son legítimas, pero sus métodos son discutibles. "La democracia pura y dura, sin liberalismo y bajo una lógica russoniana, puede consistir en que se ponga de acuerdo la mayoría para trastocar todos los cimientos de un Estado, sin pedir permiso, porque el pueblo decide". Las democracias como las europeas, en cambio, son liberales, lo cual implica respetar procedimientos legales y dar garantías a las minorías, además del respeto a la propiedad privada y el libre mercado.

"Lo que hace Chávez es desmantelar las instituciones y dificultar el intercambio entre diversos sectores sociales.

Llama la atención que se publicaran los títulos de las leyes para cumplir con los plazos legales; no obstante, es inaudito que los artículos se publicaran posteriormente. Se hizo con un oscurantismo que no se ve en ninguna democracia normal", complementa Baqués.

José Fernández, profesor de Ciencias Políticas del Instituto de Estudios Internacionales de Barcelona, explica que las recientes decisiones alteran el ejercicio de la participación política. "La manipulación de los procesos democráticos crea precedentes para próximas autoridades y genera tolerancia, explícita o implícita, de la población hacia su empleo en el futuro. Esta pérdida de cultura política democrática, de esos lugares comunes entre la ciudadanía sobre lo que es admisible o no para llevar a cabo un programa político, es muy difícil de recuperar en el corto y medio plazo", precisa.

Peligros internos.

El politólogo colombiano Alfredo Rangel, director de la Fundación Seguridad y Democracia, indica que en estas nuevas 26 leyes se cuelan elementos que pretendían ser aprobados con el proyecto de reforma de la Constitución, rechazado por la mayoría de la población el pasado 2 de diciembre. "Me parece un claro abuso de los poderes que le concedió la Habilitante. Chávez usa procedimientos inconsultos para imponerse. Incluso dentro del marco constitucional hace cualquier maniobra para pasar por encima de las reglas de juego de la Carta Magna".

Las milicias, dice, podrían volverse difíciles de controlar con el tiempo y, eventualmente, podrían alimentar el mercado negro de las armas que se filtran hacia Colombia y encrudecen su guerra interna. Sin embargo, asegura, es en Venezuela donde esa nueva fuerza puede convertirse en una amenaza contra las libertades de quienes no apoyen el Gobierno.

En esta valoración coincide con Baqués, quien analiza que esta nueva figura militar traerá más peligros para la política interior venezolana que para los países de la región: "Las Fuerzas Armadas no deben ser un brazo del partido del Presidente, sino del Estado-nación venezolano. Algunos funcionarios militares han dicho que piensan movilizar a casi 3 millones de personas; eso hará que se vayan difuminando las fronteras entre el mundo militar y el civil. El Presidente juega a esa confusión para blindarse internamente y podría impedir que una alternativa asuma, en paz, el poder".

Reglas dudosas.

Las nacionalizaciones de empresas con capital extranjero, que tuvieron su episodio más reciente en el anuncio de estatización del Banco de Venezuela, cuyo principal accionista es el Grupo Santander de España, son vistas por los analistas como señales de inestabilidad y constantes cambios en las reglas de juego para hacer negocios en el país.

Rangel expresa que en los inversionistas hay incertidumbre con respecto a la colocación de sus capitales en Venezuela. "El país sufre el riesgo de rezagarse industrial y tecnológicamente.

Sin duda, los cambios en ciertas leyes relacionadas con la economía y la producción hacen inseguras las inversiones de capital privado extranjero", alerta el colombiano.

Algunas leyes que forman parte de las gacetas oficiales extraordinarias publicadas esta semana, como la de Fomento y Desarrollo de la Economía Popular, de Promoción y Desarrollo de la Pequeña y Mediana Industria y Unidades de Producción Social, para la Defensa de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios y la de Seguridad y Soberanía Alimentaria, son las que los expertos señalan con mayor recelo, pues cubren de dudas la vigencia de la propiedad privada y los casos en los que el Estado interviene. En Europa, apunta Baqués, las medidas del Presidente venezolano fueron recibidas sin aspavientos. "La élite económica se lo esperaba.

Las grandes empresas saben que, si Chávez nacionaliza, pagará e indemnizará y no sufrirán un perjuicio absoluto. El problema no es para los inversionistas extranjeros, sino quién invertirá en Venezuela. Si quieres despegar económicamente, debes atraer inversionistas, industrializar el país y cuidar cómo se produce y cómo se distribuye la riqueza. Pero parece que las autoridades hacen lo posible para que nadie quiera invertir allá y para que el país dependa cada vez más del petróleo", sostiene el catedrático español.

Todo o nada.

Los giros radicales que tomó el Gobierno el año pasado, como el cierre de RCTV y la ola de nacionalizaciones, terminaron en la derrota del proyecto de reforma de la Constitución en referéndum. Con estos antecedentes, Adam Isacson no se explica por qué Hugo Chávez toma decisiones tan controvertidas cuando tiene el proceso de elecciones regionales a la vuelta de la esquina y ha hecho tanto énfasis en la necesidad de que sus partidarios ganen el mayor número de gobernaciones y alcaldías.

"Parecía que Chávez estaba reconociendo que no le estaba yendo bien políticamente, a escala doméstica e internacional, con esos pasos radicales, puesto que llamó a las FARC a deponer las armas y hasta habló de cooperación antidrogas con Estados Unidos. Pero estas nuevas leyes nos indican que su etapa moderada pasó y que su intención es hacer realidad el modelo político que ideó. ¿Por qué volver a hacer algo tan impopular, cuando falta tan poco para las elecciones? Creo que espantará a los votantes indecisos, como lo hizo la vez pasada", insiste.

Baqués opina, por el contrario, que con el resultado adverso del referéndum del 2 de diciembre Chávez se ha visto forzado a avanzar para institucionalizar el socialismo, sin detenerse en los procedimientos que utiliza, porque no hay una fuerza del otro lado de la acera que lo contenga.

"Sus decisiones impactan en la medida que la oposición tiene dificultades para liderar un discurso alternativo.

El Presidente tiene una estrategia a largo plazo y ellos no.

La unión de los opositores no puede durar lo que un calentón por tal o cual medida del Gobierno, sino que debe perdurar", puntualiza. De otro modo, advierte, Chávez podrá tener pequeñas derrotas, pero conservará los ases bajo la manga.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 








TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Agosto 2008  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog