Reelecciones

Por Venezuela Real - 17 de Agosto, 2008, 9:12, Categoría: Cultura e Ideas

ELSA CARDOZO
El Nacional
17 de agosto de 2008

Los 5 millones de apoyos a un tercer mandato de Álvaro Uribe Vélez se suman a la cada vez más larga lista de iniciativas reeleccionistas en América Latina.

Sabido es que la estabilidad republicana pasó en este lado del mundo por el efectivo ejercicio del principio de la alternabilidad y la prohibición de la reelección, cuando menos, inmediata. O, para contarlo distinto: que costó mucho a nuestras sociedades hacer suya la necesidad de ponerle frenos a los arrestos personalistas y crear contrapesos y controles al ejercicio del poder, comenzando por lo de establecerle plazos. Y, aun así, actualmente en catorce de dieciocho países latinoamericanos la reelección presidencial está, de una u otra forma, permitida.

Por muchos años sólo fue posible en pocos estados en tanto mediara, al menos, un período presidencial; régimen al que retornaron Ecuador en 1998 y Costa Rica en 2003, después de sendos períodos de prohibición absoluta. Ahora bien, la tendencia regional comenzó a cambiar desde que Alberto Fujimori apuró en 1993 la polémica reforma constitucional que dos años más tarde le permitió presentarse a elecciones y conservar la presidencia.

En 1994, el gobierno de Carlos Saúl Menem también logró reformar con ese propósito la Constitución argentina, lo mismo que dos años más tarde su par brasileño Fernando Henrique Cardoso, enmienda constitucional mediante.

En Venezuela, donde históricamente tales iniciativas han traído grandes retrocesos y revoluciones, la reelección presidencial inmediata fue permitida por la Constitución de 1999 (con ampliación del período a seis años), mientras que también reapareció en República Dominicana (2002) y en Colombia (2005).

Más lejos van las propuestas para permitir segundas reelecciones. La primera modalidad es la prolongación de los períodos como resultado de arreglos políticos en procesos de transición constitucional como el venezolano, que permitió al presidente Hugo Chávez Frías una primera etapa de ocho años y, ganada la reelección, otra que sumará en 2013 un total de catorce.

Esto significa, de hecho, la extensión del mandato más allá de dos períodos. Es éste el esquema "mínimo" al que llevarían las propuestas constitucionales sujetas a referéndum el 28 de septiembre en Ecuador y, aún sin fecha, en Bolivia.

Luego está el caso de Alberto Fujimori quien, alegando que su tercera candidatura era en realidad –por "interpretación auténtica" de la constitución reformada– para una segunda reelección, se lanzó nuevamente al ruedo electoral.

Algo diferente es el caso de Uribe, porque su postulación se produciría formalmente luego de aprobado un nuevo cambio en las reglas constitucionales, y porque su popularidad y legitimidad son incomparables con las del corrupto régimen del, a fin de cuentas, fugitivo y preso ex Presidente peruano.

Finalmente, está la insólita propuesta de reelección continua o indefinida que, derrotada en el intento de reforma constitucional de 2007, el Gobierno venezolano mantiene expresamente en sus planes.

Por razones formales y de irrespeto a la ya expresada voluntad popular, es ésta la modalidad reeleccionista más abiertamente personalista; sin duda, inocultablemente antidemocrática.

Volvamos al comienzo, que vale para todos.

Si un gobernante concibe su faena democráticamente y quiere que su obra perdure, trabajará por la despersonalización del poder y el fortalecimiento institucional que haga sustentables sus logros. Por cierto, recordarlo y defenderlo es tarea y responsabilidad, igual o mayor, de los electores.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Agosto 2008  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog