Fiasco militar - Guerra asimétrica

Por Venezuela Real - 18 de Agosto, 2008, 11:51, Categoría: Política Internacional

El Editorial
El Nacional
18 de agosto de 2008

El conflicto entre Rusia y Georgia nos presenta en la actualidad un ejemplo típico de la guerra asimétrica, sobre la cual suele hablar el Presidente de Venezuela los días domingo. La moraleja de esa confrontación es muy simple: la guerra asimétrica la gana el más poderoso. Pero aunque el ejército y las milicias de Georgia se habían preparado concienzudamente para un enfrentamiento de ese tipo, incluso con el asesoramiento, el apoyo y los modernos equipos suministrados por Estados Unidos, a la hora de las chiquiticas (como dicen los venezolanos) el despliegue del poderío ruso llevó a que todos esos preparativos resultaran inútiles.

Ante las acciones de las fuerzas aéreas de los ejércitos de Moscú, a las tropas georgianas no les quedó más remedio que huir en desbandada, tan vergonzosamente que abandonaron los equipos comprados a los estadounidenses y luego aceptar un alto al fuego que evitara su eliminación o derrota total. La asimetría entre grande y pequeño terminó presentándose como la diferencia entre el triunfador arrogante y el perdedor temeroso.

Es cierto que no siempre las guerras asimétricas conducen a la derrota de los aparentemente más débiles. En la historia se han dado ejemplos en los cuales la conclusión ha sido la contraria.

Para mencionar sólo las que nos vienen a la mente, los casos de Vietnam, de Argelia y de la independencia de los países de América muestran la posibilidad de que en la guerra entre David y Goliat pueda ganar David.

Pero para que eso ocurra resulta necesario que la causa de David sea muy vigorosa. Que el débil se identifique tanto con ella que esté dispuesto a jugársela hasta las últimas consecuencias y cuente con las condiciones para hacerlo. Por eso en toda guerra asimétrica que aspire a tener alguna posibilidad de triunfo el lema es "Patria o muerte". Tal es el caso de las mencionadas.

El problema que ha suscitado este hecho histórico es que algunos aspirantes a líderes, oportunistas, mesiánicos y corruptos, han intentado invertir los términos: promover o provocar la lucha a vida o muerte, la guerra asimétrica, para pretender o estimular que la gente esté dispuesta al sacrificio e intentar justificar así la importancia de su causa.

Cuando ese sentimiento no es genuino, cuando la población no está dispuesta a ser llevada al matadero por razones que le son ajenas o, en suma, indiferentes, el resultado es que en la guerra asimétrica gana el fuerte, como era de esperarse. Como ha sucedido ahora en Georgia y en otros numerosos e incontables casos.

Venezuela no escapa a esta ecuación.

Por ello llamar a la guerra asimétrica, y derrochar en su preparación inmensos recursos económicos y humanos, cuando no se cuenta con una causa que sea plena y hondamente compartida por la abrumadora mayoría de la población, constituye un acto de irresponsabilidad militar y civil, que en el mejor de los casos es un llamado a hacer el ridículo y causar muertes innecesarias.

Lo bueno es que siempre el líder enloquecido por el poder termina perdiendo su liderazgo y su fuerza popular.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Agosto 2008  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog