El tráfico tiene a caraqueños con los nervios de punta

Por Venezuela Real - 20 de Agosto, 2008, 11:23, Categoría: Dimensión Social

ANDREINA ITRIAGO ACOSTA
Ultimas Noticias
20 de agosto de 2008

Los conductores pierden unas tres horas de su día en trancas
Recomiendan no pasar más de dos horas seguidas dentro del carro 

Caracas. Pasar tres horas cada día en cola –en el caso de quienes viven en las ciudades satélites, hasta cinco–, significa que, entre lunes y viernes, un caraqueño pierde, por lo bajito, 15 horas encerrado en su vehículo y con los nervios de punta, tiempo que podría utilizar para trabajar, estudiar, compartir con sus seres queridos, hacer ejercicios o comer.

No es de extrañar, entonces, que cada vez circulen por las calles de Caracas personas más propensas a la violencia.

"El estilo comportamental de los conductores se ha tornado agresivo, carente de cortesía, ya que la mayoría de ellos está tenso, con el tiempo justo para cumplir con los compromisos agendados", explicó el psicólogo Juan Gabriel Goncalves.

Según el especialista, esta frustración por no llegar a tiempo se traduce en el incumplimiento de las normas de tránsito: "No se respetan las luces de los semáforos, los cruces, los rayados ni los pasos de peatones. Basta con colocar una luz de cruce para que los demás aceleren e impidan el paso, no sin antes proferir insultos y amenazas", agregó.

Lo cierto es que, poco a poco, esas cargas emocionales negativas se acumulan y se expresan en el entorno laboral, familiar o de pareja. "En los motivos de consulta por estrés, ansiedad, angustia y decaimiento anímico, las variables `problemas de vialidad’, `tráfico’ y `ambiente hostil en el tráfico’ son reportadas como estímulos negativos que inciden de manera importante en las condiciones generales de los pacientes", explicó Goncalves.

Para la psicóloga Eneida Farro, lo más peligroso del tráfico es que este tiene un efecto que las personas no perciben y es, precisamente, que ocasiona problemas con la pareja, con la familia y con los compañeros.

"Hay matrimonios que empiezan a discutir y a tener problemas, y no se dan cuenta de que pasan mucho tiempo en cola, se ven poco y comparten poco", relató Farro.

Pero, de acuerdo con esta especialista, el tráfico también puede provocar un colapso nervioso, producto del estrés previo acumulado. Según explicó, toda persona debería tener un espacio al día para relajarse, pero al no tenerlo, por estar en cola o en otras actividades, se estresa. Sin embargo, Farro insiste en que, si alguien no puede controlar ese estrés, es importante que busque ayuda profesional porque puede haber otros factores que estén incidiendo, aparte de la cola.

Físicos también.

Además de los efectos psicológicos, el tráfico también puede tener consecuencias en el cuerpo de los conductores. Es la espalda la parte que recibe un mayor impacto por las largas travesías y, por extraño que parezca, el mal estado de las calles contribuye a ello.


Según explicó el traumatólogo de la Clínica Santa Sofía, José Ramón Medina, las vibraciones que se producen en el vehículo al caer en un hueco aceleran el envejecimiento natural de la columna. Pero además de eso, el proceso de degeneración de la columna se acelera simplemente con el hecho de estar sentado en una misma posición durante una hora o más.

Por si fuera poco, el urólogo del hospital de Clínicas Caracas, Ariel Kaufman, explica que estar sentado por largos períodos de tiempo puede afectar la capacidad eréctil del hombre: "La posición afecta la irrigación de las arterias que nutren los cuerpos cavernosos del pene. Además, puede predisponer al aumento en congestión de la glándula prostática y empeorar síntomas urinarios bajos en pacientes que sufren de crecimiento benigno de la próstata", agregó.

En las mujeres, permanecer sentadas durante horas en el vehículo puede ser la causa de infecciones en el tracto genital. "Puede ocurrir un aumento de temperatura asociado con la humedad", explicó el urólogo, quien agregó que también pueden presentarse trastornos de almacenamiento de la vejiga en personas que son retenedoras crónicas de orina.

 HABLAN LOS EXPERTOS
Lo más importante es asumir que se está en una cola y que no se puede hacer nada para cambiar esa condición externa.
Salga con tiempo.
Es dañino pasar más de dos horas seguidas sin moverse. Por ello, los conductores deberían tratar de mover los miembros inferiores mientras manejan.
Siéntese bien.
Colocarse una almohada en la parte posterior de la zona lumbar puede ser una opción para reducir el impacto de las vibraciones en la columna.
El apoyacabeza del asiento debe estar bien alto, no a la altura del cuello, como lo tiene la mayoría de los conductores.
Escuchar su programa de radio favorito o música relajante puede ayudarlo a distraerse.
Viaje acompañado para que así, además, pueda compartir con sus seres queridos.
Los ejercicios de respiración pueden ayudar.
Inhale contando hasta 10 y exhale contando hasta 10. Repita de ser necesario.

 ATRAPADOS
3 horas
Es el tiempo promedio que pasa un caraqueño en colas cada día. En el caso de los habitantes de ciudades satélites, es mucho más.

15 horas
Cada semana, un habitante de Caracas gasta, en promedio, 15 horas de su tiempo en el tráfico –eso sin contar los fines de semana–.

60 horas
Son casi tres días al mes los que pierde un conductor de Caracas encerrado en su vehículo, atrapado y sin salida en las colas.

30 días
Un caraqueño pierde casi un mes al año en colas, es decir, desperdicia unas 720 horas que podría ocupar en otras actividades.
 
5 meses
En cinco años, un caraqueño habrá perdido cinco meses, es decir, unos 150 días, a causa del congestionamiento que hay en la capital.








TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Agosto 2008  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog