Una lección rotunda - Zoilamérica

Por Venezuela Real - 21 de Agosto, 2008, 18:14, Categoría: Gente de Chávez

El Editorial
El Nacional
21 de agosto de 2008

La justicia está dejando de ser lo que hasta ahora ha sido en los países donde el poder político dominante la dicta según sus intereses, o la niega, simple y llanamente. Un caso ilustrativo es el de Zoilamérica Narváez, hijastra del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega. Su caso es del dominio público y la prensa mundial se ha ocupado de difundirlo. En los tribunales de su país, la joven nicaragüense no encontró eco. Sus denuncias fueron desechadas y en el momento preciso, consideradas "prescritas". Cerrado el asunto.

No obstante, la justicia para asuntos de esta naturaleza, que afectan de modo tan grave a las personas, son de competencia internacional. Así, el comandante Ortega probablemente acepte la nueva realidad de los tiempos, y tenga que enfrentar todo lo que en su país fue ocultado. Su hijastra, Zoilamérica, elevó su denuncia de abuso sexual persistente por parte de Ortega, a la Comisión de Derechos Humanos de la OEA en 2001.

De abuso sexual y agresiones físicas y psicológicas fue victima Zoilamérica durante años. En Siete Días, hace dos semanas, el escritor Mario Vargas Llosa describió, con detalles que hacen palidecer, la ordalía por la cual atravesó la joven, presa del terror que le imponía el sargentón sandinista.

Ahora, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos hace saber que "ha llegado a la etapa de fondo en el análisis de la denuncia de Zoilamérica Narváez". Dos cuestiones están en juego: la responsabilidad de Ortega, por una parte, y la del Estado nicaragüense por la denegación de justicia.

Paralelamente a lo que sucede en el seno de la CIDH, otros hechos conviene traer a cuento. Ortega, por ejemplo, no pudo viajar a Paraguay a la toma de posesión de Fernando Lugo porque la ministra de Cultura se opuso a que invitaran al personaje. Nutridos grupos de mujeres manifestaron contra Ortega en Paraguay y en Honduras. Es persona non grata. Sus viajes se van reduciendo porque donde quiera que vaya tropezará con la sanción moral que sus acciones merecen.

Es de suponer que Venezuela no sea la excepción y que este personaje, de pretender venir a nuestro país, reciba iguales demostraciones. Las mujeres venezolanas están en la vanguardia de nuestras luchas por los derechos humanos, por los nuestros y por los de todas las personas, sin límites geográficos.

Contra las presiones ejercidas por parte de los amigos visibles o invisibles del comandante, el proceso en la OEA avanza. Están llegando a la "etapa de fondo". O sea que una decisión puede ser inminente. Sería un precedente extraordinario y una reivindicación de la mujer como ser humano. Una reivindicación también de la justicia que en Nicaragua, atada de pies y manos, le fue denegada a Zoilamérica.

Sea Ortega o quien fuere, un proceso de esta naturaleza nos permite ser optimistas sobre el porvenir de los derechos humanos en nuestra región. Se trata de un avance de tal magnitud que le irá siendo cada vez más difícil a los tribunales de justicia someterse a los poderes dominantes.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Agosto 2008  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog