¿Soldada de la revolución o heredera política?

Por Venezuela Real - 24 de Agosto, 2008, 13:34, Categoría: Gente de Chávez

LAURA HELENA CASTILLO
El Nacional
24 de agosto de 2008

María Babriela, la segunda hija de Hugo Chávez
La joven de 28 años de edad es la compañera de su padre en viajes y actos formales. Analistas en marketing político creen que el Presidente busca suavizar su imagen y reforzar su papel de buen jefe de familia. En el Aló, Presidente del domingo pasado, el mandatario le pidió a los medios : "No se metan con María, déjenla quieta"
María Gabriela acompañó a su padre durante la Cumbre de la Unasur, que se celebró en Brasilia a finales de mayo de 2008

Hugo Chávez la llama "María"; a veces, le dice "mi María". El mandatario colombiano, Álvaro Uribe, en la reunión para la constitución de la Unión de Naciones del Sur, en Brasil, se refirió a ella como "la niñita del presidente Chávez". El músico español Joaquín Sabina se ahorró el diminutivo uribista y le dijo "la niña del Presidente".

Fidel Castro la bautizó como "la heroína". Marisabel Rodríguez, ex esposa de Chávez, la valora como "la defensora de su papá". En los foros de Internet van más lejos: "la sucesora de Chávez".

En estricto documento de identidad, se llama María Gabriela Chávez Colmenares, nació el 12 de marzo de 1980, estado civil soltera, tiene una hija de 9 años de edad, ejerce su derecho al voto en el Liceo Manuel Palacios Fajardo en el 23 de Enero -el mismo centro que su papá-, es técnico superior universitario en Comunicación Social de la Universidad Bolivariana, el buscador de Facebook no la encuentra, y está sentada a la derecha -¿o a la izquierda?- del padre en los momentos importantes.

Hugo Chávez Frías tiene cuatro hijos: Rosa Virginia, María Gabriela y Huguito, de su primer matrimonio, con Nancy Colmenares; y Rosinés, de su segunda unión, con Marisabel Rodríguez. Hoy, después de dos divorcios -y a pesar de que ha demostrado ser sensible a las menciones sobre su familia-, la aleación con la segunda de sus hijas es cada vez más visible y reseñada, tal y como ocurrió en su momento con Keiko Fujimori en Perú y Zulemita Menem en Argentina, quienes debieron asumir, por default, el papel de primeras damas.

Durante los primeros años de su gobierno, Chávez mantuvo a sus hijos del primer matrimonio distanciados de la atención mediática, mientras que con Marisabel y Rosinés formaba un retrato de postal de navidad. Luego de su divorcio, y a medida que Marisabel fue ganando peso específico en la política nacional, la exposición de María Gabriela se ha hecho más evidente.

De los cuatro hermanos, es María la que heredó del padre ese relieve del hueso donde nacen las cejas, que le hace sombra a la cuenca de los ojos. Eso, y muchos intereses. "Es una niña orgullosa de su papá. Ambas lo son, pero ella ha sido su defensora porque es, como le decía su papá, más `disposicionera’. Siempre fue muy cercana y se identifica con él de muchísimas maneras. Es una especie de continuación de él; creo que ella tiene el sueño interno de serlo. Ella tendrá ya largas horas de vuelo de conversaciones con Fidel, lo admira muchísimo", recuerda Marisabel Rodríguez, hoy candidata de la oposición a la Alcaldía de Iribarren, en Lara.

En el libro Chávez nuestro de los cubanos Rosa Miriam Elizalde y Luis Báez, María Gabriela lo confirma: "Quiero a Fidel como a un abuelo, porque él quiere a mi padre como a un hijo".

Frente a la hojarasca impredecible de su padre, la de María Gabriela es una presencia atenta pero discreta. El entrenamiento público de la muchacha en los Aló, Presidente pasa por asumir varios papeles en llave con el papá-moderador. A veces es su alumna en temas de economía alimentaria (Chávez: "Está naciendo una nueva red de suministro de alimentos paralela a Mercal. María, ¿tú vas a comprar pollo?"); en otras ocasiones él funge como guía de Discovery Travel (Chávez: "A María le dije una vez que me acompañara a Bielorrusia, para que viera una tierra hermosa, unos lagos, unos pinares, y un pueblo hermoso, bonito, alegre, luchador y un pueblo muy agricultor"); y, por momentos, es simplemente una hija con habilidades culinarias (Chávez: "María sabe hacer unas arepas muy ricas. María, esta noche me preparas una arepa de las dulces y aquellas amarillitas con un picantito").

En un Aló, Presidente de octubre de 2003, Chávez reveló trazos del carácter resuelto de la joven: "Siempre ha sido rebelde con causa. Cuando estudiaba bachillerato en Barinas, yo salía de prisión en esos años y ella tenía 15, 16 años, en algún baño escribieron `Chávez asesino’. María, dijo que se quedaría sola en la noche, en huelga de hambre no sé qué, hasta que no borraran eso. Sólo salió cuando verificó que habían desaparecido las letras".

Años después de este episodio adolescente, su potencial político sería puesto a prueba.

El reflector de la historia la iluminó el 12 de abril de 2002 y así lo captó la cámara de Associated Press, mientras ella hablaba por teléfono con Chávez en el único contacto con el exterior que pudo hacer cuando estuvo detenido en Fuerte Tiuna.

Ese mismo día, cuando las horas pasaban a ritmo de taquicardia, fue ella quien dio una entrevista telefónica al periodista cubano Randy Alonso y reenvió el mensaje del padre: "Estoy preso, soy un presidente preso. Comunícale al mundo que no renuncié". Ella había cumplido su misión. Castro le contó a Ignacio Ramonet en el libro 100 horas con Fidel, que ese día la muchacha hizo de canal de comunicación entre él, Baduel y otros militares.

"Ha sido un golpe de Estado de una dictadura de extrema derecha. Mi padre no renunció", declaró María al cubano. Así como el 4-F un mensaje televisado de un Chávez insurgente trastocó la historia del país y activó su carrera política, el de ella, una década después, contribuyó al regreso del padre al poder. Ahí fue cuando Castro la bautizó como "la heroína", según confesó el propio Chávez al diario Página 12.

Embajadora filial.

Una revisión hemerográfica de 2007 y lo que va de 2008 revela que María Gabriela es noticia en la región. En noviembre de 2007 se realizó en Chile la XVII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno.


Los mandatarios de El Salvador, Uruguay, Guatemala, Portugal, entre otros, asistieron acompañados de sus esposas.

Por Venezuela, fue María Gabriela quien integró el grupo de las primeras damas.

"Yo siento que aquí alguien tenía que cubrir ese espacio de la Primera Dama y era sano que las personas del entorno familiar se involucraran. En Cuba, ese lugar lo llenó Vilma Espín, la esposa de Raúl", explica Marisabel Rodríguez.

El 23 de mayo de este año, María Gabriela acompañó a su padre a la reunión en Brasil de la Unión de Naciones Suramericanas. Álvaro Uribe, en medio de un proceso de reconciliación diplomática con Chávez, fue consultado sobre la cita con el venezolano. "Saludé hoy al presidente Chávez y a su hija y le di un beso a la niña y le dije `tu generación tiene que vivir feliz, tu generación no puede heredar los rifirafes (peleas) de nosotros, los mayores". Los diarios Clarín de Argentina y El Tiempo de Colombia reseñaron la declaración de Uribe y este último explicó que el colombiano se refería a María Gabriela, "una de las hijas veinteañeras de Chávez que suele acompañarlo a algunas citas internacionales".

Si bien María Gabriela no se graduó de internacionalista, ejerce un estilo de cancillería ad hoc. El músico español Joaquín Sabina cuenta su encuentro con María en un episodio en La Habana que más bien parece una canción.

En la página 395 del libro Sa bina en carne viva, que es una entrevista que le hace el periodista de Rolling Stone Javier Menéndez Flores, se lee: "Uno de los días me acosté a las 8:00 de la mañana y a las 10:00 el comandante Chávez me mandó a su hija (...) Vino a saludarme con unos libros y la Constitución de su país dedicada, y me dijo que me querían hacer embajador cultural de la República Bolivariana de Venezuela en España. Y yo le dije: `Un momento, déjame que me informe un poquito y luego ya veremos si soy embajador".

Hay más. Las referencias sobre María Gabriela llegaron hasta la revista The New Yorker.

El periodista Jon Lee Anderson publicó el 23 de junio de este año un reportaje sobre Chávez titulado "Fidel’s Heir" ("El heredero de Fidel"), en el que no puede obviar su presencia. "Ella es una joven de frente ancha, con una sonrisa que muestra los dientes. Mientras siguen su camino, él (Chávez) le explica lo que están viendo, para beneficio de la audiencia.

Periódicamente, se detiene para abrazarla o besarla", explica en la nota.

De la bolivariana. Cuando María Gabriela tenía 11 años de edad y vivía con su mamá y sus hermanos, Chávez participó en una intentona golpista.

Su abuela Elena Frías declaró en una oportunidad que en la confusión de ese día no había logrado hacer contacto con su ex nuera Nancy Colmenares y con sus nietos. A los 18 años de edad, María se convirtió en la hija del Presidente de la República de Venezuela. Como muchos jóvenes venezolanos, ha vivido un tercio de su vida conociendo a un solo mandatario de su país.

En la biografía Hugo Chávez sin uniforme, de Cristina Marcano y Alberto Barrera Tyszka, los autores escriben: "La relación de Hugo Chávez con sus hijos es accidentada. Primero, sujeta a los vaivenes de la vida militar y la conspiración. Luego, a los de la cárcel. Y, finalmente, a los de su peregrinación política".

Yoel Acosta Chirinos, compañero de alzamiento de Chávez, no recuerda mención especial de éste sobre sus hijos en años previos al 4-F. "Chávez no hablaba de su familia".

María Gabriela se inscribió en la carrera de Estudios Internacionales en la UCV pero, al parecer, debió revivir malestares dentro del aula, como en el colegio de Barinas. "Cursó Estudios Internacionales y llegó hasta 6° semestre porque tuvo un problema con un profesor que le hizo un desplante por ser la hija del Presidente.

Eso lo contó Chávez al inicio de su gobierno. En octubre de 2001, ingresó en la Escuela de Comunicación Social. Estudió con nosotros sólo el primer semestre. Siempre que estábamos en clase había un escolta cerca. En abril del año siguiente fue el golpe de Estado. Recuerdo que estábamos en un equipo de trabajo y habíamos quedado en reunirnos el mismo 11 de abril. Después de eso no la volví a ver. Nos dijo que no podía volver por asuntos de seguridad. Era muy reservada para hablar de política, porque la situación de polarización era muy fuerte. Luego entró en la Universidad Bolivariana y ahí se graduó de Comunicadora Social", recuerda un compañero de clases.

El 16 de agosto de 2006 fue el acto de graduación de Técnicos Superiores Universitarios, en el que egresó María Gabriela y recibió el título de manos de su papá, trajeado con toga y birrete, en el Poliedro de Caracas. La muchacha fue también honrada con un diploma por estar entre los mejores 60 promedios de su promoción.

"Es estudiosa. Desde chica tenía mucha personalidad, era muy crítica y reflexiva. No se conformaba con la enseñanza que le daban y debe seguirle gustando escribir. Lee mucho", dice Marisabel Rodríguez.

Soldada de lucha.

En momentos en que el asunto de la reelección presidencial es un espectro nacional, las especulaciones se precipitan. Un actor importante de la política nacional, que fue muy cercano al Presidente y a su familia durante los primeros años de su gobierno, no guarda dudas: "Chávez la está preparando por si no se le da lo de la reelección".


Alberto Müller Rojas, vicepresidente del PSUV, despacha la hipótesis: "No chica, no la veo interesada en la política. Chávez no es partidario de usar a los hijos para fines de su política personal".

En el estado Barinas se murmura sobre la debilidad de la candidatura de Adán Chávez a la gobernación. Esta situación hizo saltar el nombre de María Gabriela como posible sustituta del tío. "Ni tengo información ni lo creo", dice sobre el tema Rafael Simón Jiménez, candidato de la unidad opositora para la gobernación del estado llanero. El domingo pasado, en el Aló, Presidente, Chávez no pasó por alto el rumor: "Los escuálidos andan inventando ya que María, mi María, va a ser candidata. Es la candidata de mi corazón, no se metan con María, déjenla quieta".

"En las reuniones del PSUV en las que yo he estado no se ha hablado del tema", asegura el diputado Darío Vivas.

En uno de los actos recientes del partido, Müller Rojas coincidió en el avión presidencial con María Gabriela. "Veníamos de Valle de la Pascua para Caracas. Ella se sentó en la mesa con Héctor Rodríguez, el estudiante que ahora es ministro de la Secretaría; Chávez y yo. No habló de política. Más bien se burló un poco del cumplimiento de la agenda del papá", narra.

Müller Rojas cree que la presencia de María Gabriela junto con el Presidente sólo se debe a un ejercicio de afecto consanguíneo. "Los viajes son los momentos en que Chávez tiene para tener contacto con sus hijos. Ella es la soltera de sus dos hijas. No participa activamente en los asuntos del partido, pero si se quisiera meter en la política podría ser un éxito porque es sociable, le gusta a la gente y tiene gracia. Tiene lo que llaman los franceses sex appeal".

Varios foros de Internet -esos espacios silvestres en los que opinar es gratis- han deliberado el "tema María". En Foros de Aporrea.org -página afín al Gobierno- se abrió el 8 de marzo de este año uno llamado "¿Hasta dónde llegará María Gabriela". El Pemón escribe: "Para nadie es un secreto la presencia de María, al lado del Presidente. Hoy la senadora Piedad Córdoba, desde el salón Venezuela del Circulo Militar y en un acto con motivo del Día Internacional de la Mujer, saludó y felicitó la actitud del Presidente de forjar a su hija por los caminos de la política". "Por ser ayer el Día Internacional de la Mujer, me gustaría ver una carta de María Gabriela dedicada a la mujer, en especial a su madre, de quien poco sabemos y tengo entendido que es una gran mujer", pide José Gil. "A mí me hubiera gustado ver a María Gabriela al lado de los estudiantes en la Asamblea Nacional, hablando como habla Libertad Velazco", dice Arawaco. Y hasta algún forista llamado Blue-King advierte: "Se aconseja no seguir ventilando esta información. Es peligroso. Déjenla que se forme tranquilamente. Aconsejo al autor cerrarlo (el foro)".

En el portal informativo www.noticias24.com, Paco agrega: "La chama es discreta, una esponja. A la chita callando podría convertirse en nuestra primera presidenta, dada la escasez de hombres valientes en este país. La pregunta es ¿en 2013 o en 2030?".

En marzo de este año, la página www.informativovenezuela.com publicó una nota titulada "Chávez preparara a su heredera". Decía: "María Gabriela viaja siempre con él. Salvando las distancias, bien podría ser una heredera política del mandatario, tal como hasta cierto punto lo fue Keiko Fujimori de su padre, ahora encarcelado".

"Tengan por seguro que, pase lo que pase, aquí estoy y aquí estaré para continuar su lucha, que es la misma lucha de nuestro Simón. Por todo esto, reitero mi compromiso con Venezuela (...) de continuar en la pelea, pero en una pelea llena de amor. (...) Somos soldados de amor y de justicia". Estas ideas sueltas, que bien pudieran haber sido pronunciadas por Hugo Chávez en cualquiera de sus discursos, pertenecen a una carta que María Gabriela le dedicó en septiembre de 2002.

Es un texto íntimo, franco, comprometido con el padre y el país, en el que la hija del Presidente deja clara su determinación de participar en la batalla revolucionaria. Es su propio "por ahora".











TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Agosto 2008  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog