Gasolineras en la mira

Por Venezuela Real - 25 de Agosto, 2008, 9:49, Categoría: Petróleo/Energía

José Suárez Núñez
TalCual
25 de agosto de 2008

Un decreto ley que iba a entrar en la Habilitante, expropiaría las gasolineras privadas. Mientras, a Venoco, propiedad de Kauffman y Duarte, no le suministran combustible

El plan de suministro de 11 hasta 19 millones de litros mensuales de gasolinas y diesel a Colombia resultó un gran fiasco, porque han descontado ese monto de los aproximados 90 millones de litros que recibía el estado Táchira.

Esos litros de combustible, el 70% de gasolina y 30% de diesel han ido directamente a la empresa estatal petrolera Ecopetrol, para su distribución en el mercado local en Cúcuta y el Norte de Santander.

Un fugaz recorrido por el Táchira revela que hay gasolineras cerradas porque les han quitado el poco suministro que tenían.

El otro conflicto que viene es el `censo’ que se está llevando a cabo para empadronar a todos los consumidores tachirenses habituales, pues cuando un conductor del centro o del oriente del país se quede sin gasolina, en el Táchira no le venderán el combustible y tendrá que caer en manos de los especuladores.

LLEGÓ LA FIEBRE

Los medios han registrado la fiebre de nacionalizaciones de este año, que comenzaron entre el 8 y 13 de febrero con las adquisiciones de la Electricidad de Caracas y la Cantv. Prosiguió el primero de mayo con la segunda nacionalización de las empresas de la Faja del Orinoco; el 12 de mayo fue decretada la nacionalización de Sidor; el 31 de julio se divulgó la intención del Estado de adquirir el Banco de Venezuela y el 19 de agosto se consumó la compraventa de las cementeras Lafarge y Holcim y la expropiación de Cemex.

La fiebre llegó al Ministerio de Energía y Petróleo. Muchos funcionarios aseguran que tuvieron en sus manos el borrador de un proyecto de ley para la expropiación de las 1.600 gasolineras del país, incluyendo las empresas mayoristas. Indican que la ley estuvo a punto de entrar a última hora en el paquete de las 26 leyes de la! Habilitante.

Aseguran que el ímpetu no se ha detenido y el próximo paso sería presentar su contenido a discusión en la Asamblea Nacional, según dijeron funcionarios confiables que están en el proyecto.

La fiebre gubernamental para estatizar las propiedades privadas, está apoyada en que las comunidades, sustitutas de las fracasadas cooperativas, pueden operar el mercado interno de los hidrocarburos, que moviliza unos 70 millones de litros diarios de combustibles.

EL CASO VENOCO

Un hecho reciente que fortalece la expropiación, u otra figura como la creación de empresas mixtas, es la situación original que confronta la empresa Venoco, al no recibir del Ministerio de Energía y Petróleo el permiso o código para adquirir gasolina en las plantas de llenado de Pdvsa.

Ésta no es la primera sacudida comercial de Venoco. El 11de abril de 2002, Pedro Carmona Estanga, quien presidía Venoco, impulsó en compañía de un grupo de militares un golpe de Estado que lo colocó durante 36 horas como el inquilino principal de Miraflores.

Pocos meses después, la situación de Industrias Venoco fue insostenible y la empresa terminó cercada económicamente por el Gobierno Nacional. Los grupos económicos de Carlos Kauffman y Franklin Duarte, de la insurgente burguesía, fueron favorecidos para adquirir aproximadamente 80% de Industrias Venoco.

A mediados de 2007 se materializó la salida de ExxonMobil de las operaciones petroleras en el país, y vendió a la empresa Venoco unas 49 estaciones de servicio con el logo Mobil, por una suma superior a los 50 millones de dólares, que eran las más sofisticadas del país en ese momento y representan 4,9% del mercado.

Con anterioridad la nueva administración de Industrias Venoco había adquirido el 50% accionario de las gasolineras Llanopetrol, empresa bien posicionada en el interior del país que abarca 8,5% del mercado automotor. Las dos transacciones! ubicaron a la nueva operadora en poseedora de 13% del mercado doméstico.

En la transacción estaba incluida una firma de lubricantes donde ExxonMobil poseía la mitad accionaria y la otra mitad Venoco.

Ha pasado más de un año desde que Venoco adquirió 13% del mercado de gasolina y lubricantes del país; y el Ministerio de Energía y Petróleo no ha autorizado a la empresa a comprar gasolina, para abanderar con su logo las estaciones de servicios.

Se han registrado restricciones crediticias de las instituciones bancarias y aseguran que Pdvsa reduce o entrega con demoras a Venoco, los cupos de base de lubricantes para fabricar aceites de motor.

En la actualidad las estaciones de servicio de la antigua Mobil adquiridas por Venoco, están pintadas de blanco. La red de Mobil comercializaba un aproximado de 75 millones de litros mensuales de gasolina.

Llamó la atención al sector automotor que el año pasado, cuando Industrias Venoco compró los activos de ExxonMobil, que el Gobierno Nacional no hizo válida su prioridad de traspasar a Deltaven estos activos para su red de distribución de gasolinas.

La relación administrativa actual del Gobierno con Industrias Venoco es de distanciamiento, contrastando con los buenos oficios en otros negocios con el Ejecutivo Nacional.

Qué relación puede tener el arresto en Miami de Carlos Kauffman y Franklin Duarte, propietarios de Venoco, en el caso del maletín de Guido Antonini en Buenos Aires.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Agosto 2008  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog