Mar de dudas

Por Venezuela Real - 25 de Agosto, 2008, 9:51, Categoría: Economía

Luisa Benavides
TalCual
25 de agosto de 2008

Mientras la industria de pesca atunera considera positiva la liberación de los precios, el sector de los enlatadores coincide en que las importaciones impactan negativamente el mercado venezolano

En las aguas revueltas del mar comercial que actualmente enfrentan el atún y la sardina, distintas vertientes sugieren que la situación de ambos productos está lejos de normalizarse: por un lado, el Gobierno libera los precios del atún y establece un precio sugerido, mientras que el estatus de la sardina no se aclara en la Gaceta Oficial. Paralelamente, las industrias justifican la ausencia de estos productos por falta de materia prima, mientras que los pescadores desmienten a los industriales y se quejan por falta de compradores. Lo cierto es que los consumidores han enfrentado el último año la ola especulativa y la ausencia intermitente de oferta en el mercado.

Cuando los productos estaban disponibles, el precio era alto y no había regulación que valiera. El atún fresco, regulado en BsF 7,92 el kilo y ahora liberado, era vendido en diferentes mercados entre BsF 25 y 27, mientras que la sardina fresca, regulada en BsF 1,20 el kilo, podía ser adquirida hasta en BsF 7.

INDUSTRIALES ENFRENTADOS

Emilio Abreu, presidente de la Cámara Venezolana de Enlatadores de la Pesca (Cavenpesca), explicó en cuanto a la presencia del atún en los anaqueles, que el tiempo en que se estaría colocando en el mercado no es tan rápido porque están ajustando el empaque de las latas según las especificaciones dictadas por el Ejecutivo en relación al marcaje de los precios sugeridos.

"Sin embargo, cuando el Gobierno emitió el decreto de liberar los precios ya teníamos un aumento por parte de las empresas fabricantes de envases y latas de un 20%. De manera que el precio sugerido del cual se habló en algún momento se queda corto", indicó Abreu.

Cavenpesca considera que el precio sugerido tampoco toma en consideración los gastos de comercialización y transporte, ni el incremento en las materias primas del atún. La Cámara también demanda la desven! taja en la que se encuentran las empresas nacionales ante la presencia de atún importado. "Está llegando mucho atún de Ecuador, cerca de 13 mil toneladas, y su precio está protegido por el dólar preferencial. Obviamente la empresa nacional no puede competir comprando atún a precio de dólar libre" Lillo Maniscalchi, director ejecutivo de la Asociación Venezolana de Armadores de Atún (Avatún), indicó que la liberación de los precios es positiva porque los costos no se ajustaban a la realidad del país ni a la del mercado internacional. "Actualmente el atún está a 2.500 y 2.600 dólares la tonelada.

También estaba la situación que en los mercados se vendía el atún a precios muy elevados, cerca de BsF 27 y el Gobierno al ponerle el precio sugerido de BsF 21 evita la especulación. Esto favorece a los productores y al consumidor", expresó Maniscalchi, quien considera que el precio sugerido cubre los gastos de la industria atunera.

Avatún considera que aunque aumentó el precio de la lata, el atún criollo va a comenzar a aparecer, incluso más económico que el que se está consumiendo en estos momentos "porque es un atún ecuatoriano de baja calidad. Ese atún era una estafa al consumidor porque su composición contiene 60% de proteína de soya", señaló la asociación atunera.

¿HOY NO ?

Candelario Alcalá, presidente de la Federación de Pescadores Artesanales del estado Sucre, informó que en la actualidad hay abundancia de sardinas en las costas venezolanas, pero que el problema radica en que las plantas procesadores no están comprando porque los precios en el mercado están muy bajos. "La costa oriental de Sucre está repleta de sardinas, pero los pescadores no están faenando por falta de compradores. Ni siquiera Pdval nos ha hecho ofertas para surtir al país. Compró en julio unas 150 toneladas en Margarita y no volvió a comprar".

Alcalá expresó que solamente las p! equeñas y medianas empresas están dedicadas a procesar sardinas en el país por la "retirada" de los grandes industriales. La Federación de Pescadores Artesanales de Sucre estima que hay 150 lanchas sardineras paralizadas entre ese estado y Nueva Esparta y unos 200 transportes que también decidieron dejar el negocio sardinero.

Sobre esta denuncia, Cavenpesca anunció que no han comprado sardinas por la escasez de este pescado en altas cantidades. "El problema de las sardinas ya lleva dos años y es un problema de falta de captura. Ante esta escasez, los pescadores tienden a encarecer los precios por el problema de oferta y demanda. Las plantas necesitan comprar en volúmenes y no poquito por poquito".

La directiva de la cámara enlatadora señaló que no han recibido ofertas de sardinas en cantidades importantes y considera que otro factor que empeora la situación es que el Ejecutivo no se haya pronunciado sobre el precio de la sardina en lata.

"En el año 2003 y 2004 se pescaron 180 mil toneladas, el año pasado no se capturaron ni 32 mil toneladas y este año pareciera que va a terminar por debajo de las 32 mil.

Entonces no se puede hablar de abundancia de sardinas", precisó Abreu, quien hizo énfasis en que la oferta de materia prima en Sucre no es abundante como hace tres años.


 





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Agosto 2008  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog