Calvario indígena

Por Venezuela Real - 27 de Agosto, 2008, 10:55, Categoría: Derechos Humanos

Georgely Morín
TalCual
27 de agosto de 2008

Ya sea peleando tierras con los ganaderos, desplazados por las FARC o afectados por una fatal enfermedad, los indígenas se están comiendo las verdes en tres zonas del país
Los indígenas pidieron la renuncia de la ministra de Asuntos Indígenas, Nicia Maldonado

Al menos tres pueblos indígenas están sufriendo situaciones adversas en distintas regiones sin que las autoridades hayan tomado cartas en el asunto de una manera contundente. La Sierra de Perijá, el Alto Apure y el Bajo Delta son terrenos hostiles a las comunidades que allí habitan.

En la Sierra de Perijá, estado Zulia, más de dos mil indígenas de la comunidad yukpa tomaron siete fincas que consideran como tierras propias, lo que ha generado un conflicto con los ganaderos y las autoridades.

Así lo indicó Lusbi Portillo, activista de la ONG Homo et Natura. "Por mucho tiempo los yukpas han estado en la parte más alta de la montaña. Están hacinados, con pocas tierras para cultivar", explicó.

La toma de tierras ha originado situaciones de violencia. Varios indígenas declararon este martes en una rueda de prensa en Caracas –en la sede de Ávila TV–, que están siendo atacados por el Ejército y por sicarios pagados por ganaderos. Portillo colocó frente a las cámaras los casquillos de las balas que ha recibido la comunidad.

En julio, el anciano yukpa José Manuel Izarra fue objeto de una golpiza que lo mató pocas semanas después. "Los caciques están amenazados, le pedimos al presidente Hugo Chávez que nos mande una protección pero para que nos cuide, no para que nos maltrate", dijo una de las voceras de los yukpas.

También pidieron con énfasis la salida del cargo de la ministra de Asuntos Indígenas, Nicia Maldonado, porque aseguraron que ella está de parte de los ganaderos y no los ayuda en nada a solucionar sus problemas.

Los yukpas reclaman como suya la propiedad de la tierra que tomaron, por lo que esperan que se pague la bienhechuría a los hacendados y que se demarque la zona con la participación de la comunidad indígena.

A pesar de todo, se mostraron complacidos por el pasado Aló, Presidente en el que el presidente Chávez se refirió a esta situación.

"Que nadie tenga duda: entre los hacendados y los indios este Gobierno está con los indios", dijo.

Sin embargo, el año pasado el jefe de Estado prometió que no se explotaría el carbón el la Sierra de Perijá, pero Portillo teme que se retome el proyecto que beneficiaría a las trasnacionales a costa de los pueblos indígenas de la zona.

DESPLAZADOS POR LAS FARC

Otro de los conflictos que padecen los indígenas se da en el Alto Apure con la etnia Makawan.

Más de 100 integrantes de esta comunidad están en el sector Bella Vista, de El Amparo, luego de haber abandonado sus tierras.

Según el asesor nacional del Servicio Jesuita a Refugiados, el padre Apolinar Pérez, los testimonios de los afectados apuntan a que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) infiltraron a la comunidad indígena y los que no estuvieron de acuerdo fueron expulsados. Así, tuvieron que abandonar La Soledad, zona ubicada en los límites venezolanos.

Sin embargo, según información reseñada por ABN los makawan que están en El Amparo son de nacionalidad colombiana, de acuerdo con el Ministerio de Asuntos Indígenas. Pérez desmintió esta información y aclaró que es una sola familia la que es procedente del vecino país.

Los desplazados en El Amparo permanecen desde el 13 de agosto en un galpón abandonado.

Esta semana las autoridades de la Gobernación han brindado el servicio humanitario a las más de cien personas, que aún siguen esperando que se les reubique en una zona donde puedan cultivar y vivir en paz.

MUERTE EN LOS WARAOS

Por su parte, entre los warao, ubicados en Delta Amacuro, desde el año pasado se han registrado varios decesos por causas que hasta el momento resultan inexplicables.

El Ministro de Salud, Jesús Mantilla, reconoció recientemente que han muerto trece integrantes de la etnia desde septiembre de 2007 hasta febrero de 2008. Sin embargo, el jefe warao Conrado Moraleda dijo que 38 miembros de su comunidad han muerto desde junio del año pasado hasta a comienzos de agosto, según lo reseñó El Nacional. Aunque se pensó que la causa podría haber sido la rabia transmitida por murciélagos, esta hipótesis fue descartada por una comisión del Ministerio de Salud que visitó la zona donde habitan los waraos afectados.

Mientras tanto, esta comunidad indígena sigue esperando que el Gobierno le otorgue la asistencia médica básica que le permita atender a los enfermos afectados por el extraño mal.







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Agosto 2008  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog