Un presidente pródigo

Por Venezuela Real - 27 de Agosto, 2008, 12:25, Categoría: Política Nacional

GILMER DURÁN ASUAJE
El Nacional
27 de agosto de 2008

Si viviera en una sociedad democrática con independencia de poderes; jueces, con valor moral para decidir de acuerdo con la ley y la justicia, intentaría un juicio de inhabilitación del Presidente de la República, de conformidad con el artículo 409 del Código Civil, que establece: "El débil de entendimiento, cuyo estado no sea tan grave que dé lugar a la interdicción y el pródigo, podrán ser declarados por el juez de primera instancia inhábiles para estar en juicio, celebrar transacciones, dar ni tomar a préstamo, percibir sus créditos, dar liberaciones, enajenar o gravar sus bienes, o para ejecutar cualquier otro acto que exceda de la simple administración, sin asistencia de un curador que nombrará dicho juez de la misma manera que da tutor a los menores. La prohibición podrá extenderse hasta no permitir actos de simple administración sin la intervención del curador...".

Como define el doctor Antonio Planchart H. (Comen tario al Código Civil de Venezuela, doctor Oscar Lazo, p. 331): "La debilidad de entendimiento consiste en una anomalía psíquica limitativa de la capacidad mental, que pueda alcanzar diversidad de formas y grados, pero sin llegar a la pérdida total de la razón, entendiéndose por pródigo en la acepción más lata del vocablo, la persona que malgasta o disipa sus bienes sin orden ni razón".

El problema no es que una persona tenga "anomalías de debilidad mental", pues esto sería incumbencia de los que tienen derecho a pedir la interdicción, la cónyuge, un pariente, el síndico procurador municipal, cualquier persona que le interese, y el juez puede promoverla de oficio (artículo 395 CC). El quid de la cuestión está en que ese ciudadano es el Presidente y domina todos los poderes y en su condición de "pródigo" está aplicando "su pérdida parcial de la razón" al administrar, malgastar y disipar los bienes que no son de él, sino del pueblo venezolano. En su debilidad de entendimiento confunde su patrimonio con el de la nación, y en 10 años de gobierno ha disipado más de 30 millardos de dólares en regalos y préstamos sin retorno.

Un país normal, inmediatamente, activaría sus mecanismos institucionales, nombraría un curador y separaría del cargo al dadivoso, que equivocadamente eligió el pueblo creyéndolo un buen pater fa miliae. Lamentablemente, vivimos en un país surrealista donde los poderes están domesticados y no hay entereza cívica para poner las cosas en su sitio, con la honrosa excepción del magistrado Pedro Rondón Haaz, quien con bizarría expresó en el voto salvado a la sentencia que convalidó la inhabilitación para la elección de alcaldes y gobernadores.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Agosto 2008  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog