Eso es lo que hay

Por Venezuela Real - 28 de Agosto, 2008, 11:19, Categoría: Política Nacional

Maccky Arenas
Diario Hispano Venezolano
28 de agosto de 2008

Cuando uno se pasea por la historia de Venezuela y se tropieza con ejemplos de virtud, entrega a la patria y genuino coraje, es lógico que nos preguntemos qué pasa hoy, cuando tal vez este país se esté enfrentando a la más perversa forma de dominación jamás vista, y también la más cobarde, puesto que se disfraza de legalidad. Y puede  que la respuesta esté allí, en la dificultad para ver más allá del disfraz, precisamente por el criterio democrático formado en nuestras generaciones producto de medio siglo disfrutando libertades. Ese criterio nos hace proclives a suponer lo mejor y tolerar hasta lo peor. Eso es lo indicado para vivir la democracia y conservarla, más no siempre es útil para rescatarla de quienes, sirviéndose de sus mecanismos, entre ellos la vigencia de ese sano criterio, nos la roban de la manera más inescrupulosa.

No reconocemos fácilmente el peligro porque, los más, estamos actuando de buena fe, presumiendo la del otro y descartando —todavía— la posibilidad de que en los planes de quienes gobiernan pueda estar la destrucción del país. Nos resistimos a aceptar que el caos pueda serla base una estrategia para colonizar voluntades y llevarlas a una dependencia tal de Estado que las grandes mayorías, depauperadas y desprovistas de toda capacidad de respuesta, tengan que conformarse con las migajas de una cúpula todopoderosa y someterse a su tiranía. Pero así han hecho todos los autócratas porque ese proceder es la base de los totalitarismos. Tratar de impedir, por todos los medios al alcance que sigamos por esa degenerada ruta, imprimiéndole un ritmo más acelerado a los cambios en este país, no sólo nos coloca a los protagonistas en la condición de radicales, sino que nos acerca al mandato estampado en la Constitución de restituir su vigencia.

Si bien no podemos despreciar ninguna acción ortodoxa como la electoral, tampoco tenemos licencia para descartar otras como la protesta, la denuncia y la desobediencia activas, promoverlas y hacerlas coincidir. Eso es legítima defensa popular. Eso no es sinónimo de violencia, como sí lo es claramente el paquete filibustero de leyes rechazadas por un acto electoral tan válido como el que ungiría en pocos meses a alcaldes y gobernadores. Es violencia el que un grupo de venezolanos haya sido inhabilitado para que el resto no podamos elegirlos. Es violencia que el Presidente nos avergüence cada vez que abre la boca. Es violencia mantener presos políticos. Es violencia que el jefe, tan sólo del Poder Ejecutivo, regale a Venezuela sin que se atrevan a condenarlo, como está escrito que deben hacerlo.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Agosto 2008  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog