Ysmel Serrano: "La GN no es mafiosa"

Por Venezuela Real - 4 de Septiembre, 2008, 14:27, Categoría: Seguridad/Inseguridad

Patricia Clarembaux
TalCual
04 de septiembre de 2008

El director de Prisiones, Ysmel Serrano, defiende la labor de la Guardia en el trabajo penitenciario. Sin embargo, admite que algunos funcionarios "se ha prestado para negocios oscuros en diversos penales"
Serrano afirma que aunque se ha mejorado la requisa en los penales, lo ideal sería que no tuvieran armas

A Ysmel Serrano es común verlo en las actividades que el Ministerio de Interior y Justicia organiza en las cárceles venezolanas. Su nombre se dio a conocer cuando en febrero fue designado director general de Rehabilitación y Custodia del Recluso. Siempre viste una camisa roja y en su discurso, es común escucharlo agradecer al "Gobierno revolucionario" por los logros de su gestión.

El 26 de agosto estuvo en la Sala Ríos Reyna, como espectador del segundo concierto que los 194 presos de la Red de Orquestas Penitenciarias ofrecieron en el Teatro Teresa Carreño. Con el término de la función, caminó hasta la tarima. Saluda a un Guardia Nacional y continúa su trayecto hasta llegar a un recluso que se despide de su familia. "¿Cómo estás tú, chico?", le dice. El interno lo reconoce y responde: "Oye, ya estoy con régimen abierto, gracias a Dios".

Luego del corto diálogo voltea la mirada y toma entre brazos a la hija del recluso: "¿Y ésta es tu muchacha?". "Sí, ella creciendo y yo que no puedo verla".

De inmediato, se despidió: "Bueno, ahora sí me voy". Se despide de la mujer y le dice: "Tu marido es un gran hombre".

–¿Cuáles son los planes de humanización que usted está implementando?
–La red de orquestas sinfónicas penitenciarias apenas forma parte de una línea de acción, como es la cultura y el deporte. Es una nueva estrategia que nos ha permitido demostrarle al mundo entero la capacidad que tienen los privados de libertad. La visión de las cárceles debe ser otra, pues también deberían relacionarse con una orquesta sinfónica, con un festival de teatro y por qué no, con unas olimpiadas. Estamos trabajando también con otra línea de acción, como es la normalización judicial. Actualmente, trabajamos con 37 equipos técnicos, antes eran 11, que son los que hacen las evaluaciones psicosociales. Así mismo, estamos implementando un plan de desarme. El Estado progresivamente ha ido desarmando a la población para reducir los hechos de violencia. Como parte de la salud integral también estamos incorporando a la familia al trabajo.

Ahora todos los productos de los privados de libertad los comercializa la familia. Todas estas líneas engranadas, es lo que nos ha permitido reducir la violencia de las cárceles en 40%. Por supuesto, no es algo que nos llena de orgullo, pero sí que nos hace pensar que vamos por buen camino.

–¿Qué hay de la educación de los presos?
–Es bien importante. Llevamos 4.200 privados de libertad formando parte de las misiones. Está la misión Che Guevara trabajando en las cárceles de manera organizada. A aquellos que no tuvieron la oportunidad de estudiar una carrera universitaria, al menos se les está dando una herramienta básica para el trabajo, para que al salir de la cárcel puedan tener un ingreso.

Estamos enlazando estrategias con las universidades públicas nacionales y privadas, como la UCV, la Unefa, la Universidad Nacional Abierta. Tenemos 18 centros de educación superior trabajando en el sistema penitenciario y eso es importante.

–La población penal tiene armamento militar como granadas, ametralladoras. ¿Cómo piensa resolver ese problema?
–Estamos fortaleciendo cada vez más la relación estrecha con la Guardia Nacional Bolivariana, en el momento de la requisa como en el posterior, cuando se habla del reciclaje de armas. Al Equipo de Respuesta Inmediata (ERI) también lo estamos fortaleciendo, dando inducción y capacitación, siempre en resguardo de los derechos humanos, para ir desarmando a la población penal.

–Pero, ¿qué se ha hecho en concreto? ¿Cuántas armas se han decomisado?
–Esos datos te los puedo suministrar en otra oportunidad. Todo lo relacionado con droga decomisada, heroína, marihuana. En cuanto a armas hemos superado 50% la efectividad de la requisa. Sin embargo, lo ideal sería que no tuvieran armas.

–Hay expertos en el área penitenciaria que señalan que la GN se ha convertido en una mafia que opera en los penales. ¿Han pensado en la posibilidad de asignar en las labores de custodia a personal civil en lugar de militar?
–Yo quiero ratificar a la gloriosa Guardia Nacional Bolivariana. Ella no ha sido tildada de mafiosa ni de establecer negocios con los privados de libertad. No. Por el contrario, ha mejorado cada día más su trabajo, aunque también tenemos guardias que se han prestado para negocios oscuros en diversos penales. Lo mismo ocurre con los custodios, pero eso lamentablemente forma parte del deterioro que ha sufrido la sociedad durante muchísimos años. Por eso la capacitación de nuevos funcionarios como custodios asistenciales es parte de nuestros planes. Los estamos formando en derechos humanos y en los principios humanistas que rigen a esta revolución. Si hay alguna debilidad que tenemos es precisamente ésa, la del recurso humano. La Policía Nacional establece dentro de su contenido la creación de la policía penitenciaria, que vendría a sustituir el rol de la GN en las cárceles.

–¿En qué labores?
–Específicamente en las de custodia externa.

–¿Ustedes no han pensado en la descentralización de los penales y que cada gobernación se encargue de los que están en su jurisdicción?
–Mira, lo hemos pensado. Hemos pensado en muchas estrategias a seguir, lo que pasa es que no existe una fórmula única. La descentralización hay que estudiarla, porque también tenemos experiencias nefastas como la de la Cárcel de Uribana, que estuvo descentralizada y la posición política de los gobernadores era adversa a la de un todo, como lo es la República. Fue un gran daño. Eso hay que revisarlo. Ahora, nosotros sí tenemos que procurar ser eficientes en el manejo de los recursos y destinarlos a lo que fueron asignados realmente. Por eso propusimos crear el órgano desconcentrado y que la Dirección de Rehabilitación y Custodia deje de ser una institución que esté privada por la parte administrativa y de recursos humanos. Yo para incorporar un funcionario requiero de hasta tres y cuatro meses, es burocrático, pero forma parte de lo que tenemos que transformar nosotros desde adentro. La cosa es que de crearse ese órgano podríamos descongestionar y agilizar lo que tenemos atrasado.

–¿Y la privatización de algunos servicios, como la salud?
–Eso no está planteado. De hecho, teníamos previsto eliminar del artículo 272 de la Constitución el término "privatización", que lo acuñaron representantes de una vertiente capitalista. De ahí el gran fracaso que hemos tenido en nuestro sistema penitenciario.

–Pero con la privatización de los servicios podría tener empresas de salud, por ejemplo, encargadas de la atención de los reclusos, que ya está bastante mal...
–Créeme que los estamos atendiendo. No quiero reducir todo a la orquesta, pero la orquesta es reflejo de eso. En Venezuela no se dignificó la vida del hombre adentro, ni siquiera en materia cultural.

Sólo se preocuparon por levantar cuatro paredes y meter a la gente ahí como si se tratara de depósitos humanos. Paralelo a eso designaron funcionarios sin ninguna capacitación. Nosotros sí hemos atendido a los reclusos, es nuestro deber y compromiso. Claro que tenemos debilidades enormes que creemos estar atacando.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Septiembre 2008  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30      

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog