Chávez ante el juez - Corrupción en Miami

Por Venezuela Real - 6 de Septiembre, 2008, 13:06, Categoría: Corrupción

El Editorial
El Nacional
06 de septiembre de 2008

Resultó un alivio para la Venezuela honesta que esta semana que concluye quedara escogido el jurado, que en Florida juzgará al negociante Franklin Durán, un hombre ligado a las altísimas esferas del Gobierno bolivariano. Al país no le gusta y no le complace que un ciudadano de esta nación se le lleve a juicio en territorio extranjero, y mucho menos que se le exponga públicamente a un proceso que en nada resultará favorable para la imagen de Venezuela.

Pero debemos aclarar que el negociante venezolano, Franklin Durán, señalado por las autoridades estadounidenses como agente de Miraflores, es un ciudadano con todos los derechos legales hasta que se le declare culpable, se le condene a una pena, o se le declare inocente. Lo importante para la opinión pública es que hoy se abre una posibilidad inmensa para los venezolanos de conocer, en el transcurso del juicio, todas y cada una de las ramificaciones de la corrupción que aqueja a la Venezuela chavista, militarista y cobradora de comisiones ilegales.

A Venezuela no le interesa si Durán es culpable o no, porque él ha contratado a uno de los abogados más importantes del Imperio, exitoso en sacar de aprietos a latinoamericanos vinculados a actividades no propiamente educativas. La suerte de Durán está vinculada al desempeño de una sistema judicial que entiende y exige la presentación de pruebas, el testimonio de testigos, los expedientes de la policía, las grabaciones y los documentos que, por su importancia, contribuyan a que el jurado se forme una opinión con fundamentos reales.

De manera que Durán tiene sus derechos constitucionales y judiciales bien protegidos. Pero no ocurre así en Venezuela, donde el Presidente de la República juzga por anticipado a los sospechosos, o la Disip encierra en la cárcel a venezolanos indefensos ante el poder de Miraflores, cuyos procesos transcurren entre zancadillas, viejos trucos judiciales y amenazas a sus familiares.

¡Qué buena hora para juzgar al sistema judicial del Imperio, y la podredumbre que se respira en ciertas áreas del poder judicial nacional! Y decimos ciertas áreas porque no hay razón alguna para pensar que los jueces venezolanos se han convertido en esclavos de una voluntad militar que sólo exige obediencia. No es así y ya se verá.

Pero además, lo que realmente nos importa a los venezolanos (opositores, oficialistas y ni ni) es que se lleve a cabo un juicio en condiciones que, en Venezuela, serían imposible de cumplir: es decir, la imparcialidad de la policía y de los investigadores, de los jurados y del propio juez.

Estamos ante una ocasión en que la opinión pública venezolana se va a enterar de muchas corruptelas bolivarianas, que no tendrán refutación alguna porque serán declaraciones, testimonios, contratos y pruebas de comisiones y sobornos ocurridos en estos 10 años de gobierno del presidente Chávez, uno de los más corruptos de la historia de Venezuela. Para su desgracia porque, como a Pérez, se le recordará por eso. Por la ladronería.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Septiembre 2008  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30      

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog