El desempleo

Por Venezuela Real - 6 de Septiembre, 2008, 13:15, Categoría: Dimensión Social

Carlos Díaz Sosa
Ultimas Noticias
06 de septiembre de 2008

La falta de trabajo, observada con sentido crítico y desde cualquier parte de Venezuela, refleja una tremenda dispersión social que involucra un peligroso descoyuntamiento que exactamente no se sabe como comenzó y, peor aún, cuando termina.

Cada quien permanentemente debería estar haciendo el más grande esfuerzo para alcanzar la supervivencia de su país y garantizarse cuanto fuese necesario para cumplir con los compromisos sociales que podemos tener por delante. Y si alguien preguntara por la inmediata realidad de la Venezuela del momento, tal vez cabría condenar el basurero verbal que en todas partes y momentos nos encontramos.

Si esta lógica alcanza a ponerse en práctica, refiriéndose a la agricultura, tan importante como siempre lo ha sido, también el desarrollo de tantas iniciativas relativas a la industrialización, y de los mismos minerales, seguramente estaríamos viviendo un proceso de fundamental desarrollo, o de lo contrario padeceríamos de diferentes malestares, como podría ser cuantos ahora carecemos de una lógica recuperación. Y faltaría contar las huelgas a lo largo de todo el país.

Contrariamente a la situación dirigiéndose a objetivos positivos, principalmente ayudados por el petróleo y por minerales como el hierro, el aluminio y otros recursos, apoyada esta sociedad en la ciencia y la cultura, como también de tantos objetivos tan precisos en los cuales tales recursos minerales y convergencia con principios en la investigación científica hacia delante, lo observamos, pero de repente algo antipático y vergonzoso comenzó a ocurrir.

Y ya lo percibimos, cuando por ejemplo podríamos darnos cuenta de lo que ha comenzado a ocurrir, siendo victimarios los trabajadores, la clase obrera. Es el caso específico de los trabajadores del estado Táchira, cuya Federación de Trabajadores podría tener razón cuando señala que 60% de las personas en edad productiva, calculada en un millón 300 mil aproximadamente, no disponen de un trabajo formal.

Ante el temor de la empresa privada de efectuar cualquier tipo de inversión debido a la actitud asumida por el Gobierno en los últimos meses, el sector de la economía informal ha venido incrementándose de manera exagerada. Cada día, hay más trabajadores desempeñándose como buhoneros y taxistas porque el Estado, como primer responsable, no ha sido capaz de definir políticas que permitan generar empleos estables. Y la historia continúa, quien sabe hasta dónde. 

Periodista 





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Septiembre 2008  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30      

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog