Ha vuelto la Guerra Fría

Por Venezuela Real - 6 de Septiembre, 2008, 12:53, Categoría: Política Internacional

Adolfo P. Salgueiro
El Universal
06 de septiembre de 2008

Venezuela va a sustituir la dependencia del imperialismo de Washington por el de Moscú

Imperialismo es cuando una nación alberga la convicción y genera la práctica de expandir su influencia -para su propio beneficio- más allá de sus fronteras. Para hacerlo pude recurrir al sometimiento por vía militar, política, económica, tecnológica o energética como se estila en la actualidad. Algunas de estas formas de dominio se impulsan desde los gobiernos, otras desde el sector privado y con frecuencia de manera mixta.

Rusia es un país imperialista por excelencia por cuanto se percibe a sí misma como marcada por el destino de ser la potencia hegemónica en una amplia área geográfica del planeta. Tal vocación tiene siglos desde que el emperador Pedro el Grande unificó y expandió su imperio y no ha variado hasta el día de hoy habiendo pasado por distintas fases que garantizarían su dominación desde el flanco militar de Pedro hasta el político-cultural de Alejandro, el bolchevismo comunista-militar y ahora en la forma de una re-emergencia política, económica, tecnológica y también energética.

Esa es la Rusia de hoy que luego del derrumbe de su doloroso experimento comunista de setenta años y después de superar los traumas del cambio de paradigmas y sus consecuencias, emerge en la escena internacional de la mano de un caudillo autoritario (Putin) tal como ha sido tradición en aquella gran nación compuesta por la amalgama de muchos pueblos.

Por eso hoy Rusia reclama el lugar que siente que le corresponde cuando su prestigio y poderío le proporcionan el músculo suficiente alimentado por el hecho nada despreciable de ser el mayor proveedor de energía de toda Europa.

Vale decir que con la caída del muro de Berlín no se produjo el "fin de la historia" como lo vaticinaron algunos académicos sino apenas un paréntesis que en términos históricos fue insignificante. De allí pues que aquel país -con o sin razón- esté generando acciones y políticas que disputan el orden unipolar de los últimos veinte años.

Hoy Rusia forma parte del G8 (países económicamente poderosos), reasume un rearme militar de vastas proporciones, retoma una política exterior independiente, agresiva e imperialista, se enoja -con razonable lógica- porque Occidente se inmiscuye en su "patio trasero" (Georgia, Ucrania, etc.) porque le quieren montar un arsenal misilístico a sus puertas y por eso se producen las tensiones que ocupan los titulares mediáticos actuales.

Venezuela, de la mano de Chávez fue un temprano promotor de este nuevo orden multipolar. No se puede quitarle el mérito. Los países pequeños o medianos son los que obtienen ganancias cuando juegan a ambas puntas como lo hicieron Egipto, Siria, Indonesia, etc.

Pero& Venezuela no es eso lo que está haciendo sino que va por el camino de sustituir la dependencia del imperialismo de Washington por el de Moscú. Eso no es prudente ni conveniente porque Venezuela forma parte de Occidente por su historia, cultura, comercio, tecnología, etc. Además el señor Chávez confunde el trato de cliente privilegiado que le proporciona su abultada chequera con el de "aliado estratégico" que nada tiene que ver con la visión política de Rusia.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Septiembre 2008  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30      

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog