EDWIN ROJAS: "La delincuencia organizada maneja el comercio ilícito"

Por Venezuela Real - 7 de Septiembre, 2008, 11:29, Categoría: Seguridad/Inseguridad

El Nacional
07 de septiembre de 2008

DIRECTOR DE PREVENCIÓN DEL DELITO DEL MINISTERIO DE RELACIONES INTERIORES Y JUSTICIA
El funcionario asegura que la participación de policías en el mercado ilegal de balas no es significativa, según las investigaciones que adelanta el gobierno
Edwin Rojas afirma que la imagen policial se deterioró progresivamente en los últimos 30 años

Edwin Rojas, director de Prevención del Delito del Ministerio de Relaciones Interiores y Justicia, afirma que grupos de la delincuencia organizada llevan las municiones y las armas a los barrios del país. Una comisión liderada por Gilmar Cobarrubias, criminólogo de esa dependencia, trabaja en la elaboración de un programa nacional de desarme que esperan tener listo a finales de año. El equipo integra a especialistas de la Universidad Central de Venezuela y a funcionarios del Ministerio Público y del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas. Indagan sobre cuáles son las fuentes que nutren el mercado ilegal.

-Muchos sectores señalan que hay policías involucrados en el tráfico de municiones a los barrios. -Dentro del plan de desarme hay una comisión de políticas públicas que adelanta esa investigación. No hemos llegado a la conclusión de que esté esencialmente vinculado con funcionarios de cuerpos policiales, no los señala como elemento relevante. Estamos en una fase de dotación de armas, patrullas, municiones a las policías para prestar mejor el servicio.

-¿Por qué los vecinos, otros policías y hasta los delincuentes apuntan lo mismo?
-La institución es muy grande. La imagen policial lamentablemente durante los últimos 30 años sufrió un deterioro en la confianza de las comunidades. Por ello trabajamos para una nueva policía, que recupere esa confianza. Es muy posible, no es descartable, que haya un funcionario de forma aislada que venda municiones, pero no es la institución, ni ocurre como algo masivo, ni reiterado. Pasamos tiempo en las comunidades, y uno recibe denuncias de todo tipo. Fulano de tal se vincula con bandas, pero no es la regla.


-¿La investigación a la que se refiere concluyó?
-La comisión tiene tres meses trabajando. Hay un primer avance que incluye varios frentes que no se tomaban en cuenta, como la incorporación del niño o niña. Queremos un plan integral. Para que no se arme el que no tiene armas; para que la entregue quien ya tiene una; y para que no se estimule a los niños y niñas con juguetes bélicos.


Ya hicimos el primer gran intercambio y les entregamos juguetes de otro tipo.

-¿Cuál es la fuente principal de las municiones?
-Son mafias dedicadas a la importación a través de canales irregulares. Darfa restringió hace tres años la importación de armas y municiones por eso. Hablamos de delincuencia organizada que son los que manejan este tipo de comercio ilícito. No es la institución policial, ni los funcionarios como tales. Si la comunidad hace la denuncia, nosotros a través de los mecanismos como los cuerpos policiales y el Ministerio Público tomamos la función penal.


-¿Cómo estas mafias llevan la munición al barrio?
-Es la gente vinculada al narcotráfico y la droga. Incorporan la munición para armarse, para fortalecer a las bandas delictivas que luchan por el territorio. No tienes municiones por tenerlas.


-Pero en muchos casos las municiones que se usan son fabricadas por la Compañía Venezolanas de Industrias Militares (Cavim), no necesariamente son importadas...
-No necesariamente se trata de una responsabilidad policial o militar. Cavim es una empresa ejemplar para la soberanía y seguridad y defensa nacional.

Muchas de esas municiones, algunas de las cuales son producidas aquí, son hurtadas o son robadas y por eso llegan al cliente final. No puedes olvidar que el negocio de las armas es uno de los mayores generadores de dinero en el mundo, especialmente el negocio ilegal.

Eso incluye desde un arma de guerra hasta un cartucho.

-¿Cómo opera la parte final de la cadena?
-En el imaginario colectivo es posible que haya la idea del policía. En los últimos 30 años el sistema policial se vino a pique. Se fortaleció la vigilancia privada. Queremos rescatar ese último eslabón de la cadena que mencionas. Se busca cambiar de raíz ese problema, no un cambio de uniforme, sino de filosofía de vida. La ley de policía legalizó la contraloría, el control externo de las comunidades. Acabaremos con cualquier funcionario que sea tentado de obtener un lucro por vender una munición.


La gente sabe quiénes son.

-Claro que sabe. Por eso le pregunto...
-Pero no podemos decir que es el grueso de la institución.

-Pero es un asunto de corrupción...
-La corrupción es un sinónimo de capitalismo. Me dejo llevar por el dinero sin importar que esa bala sea para matar a mi hijo. Es dejarse llevar por el lucro, cash, capitalismo.

-¿Las mafias de las que usted me hablaba están enlazadas con armerías?
-Las armerías fueron bien reguladas en los últimos años, a raíz también de los sucesos de abril de 2002. Armarse no es un hecho vinculado a las comunidades humildes, es un estigma que debemos eliminar de nuestro discurso. Gran parte de las personas que poseen armas las compraron en estas armerías y hemos tratado de afincar los mecanismos de control. Cuando invitamos a la sociedad al desarme, invitamos a toda la sociedad. Mucha clase media y alta se armó o intentó armarse con fines políticos. Desde el que vive en La Lagunita hasta el que vive en Catia debe desarmarse. Todos debemos ir a ese proceso.


-Está el tema del 23 de Enero. Hay armas allí que no salieron de una armería, es un poder que reta al Estado mismo...
-Como Estado, como gobierno, queremos que la gente deje en el Estado y la Fuerza Armada su seguridad y su defensa. Este es un proceso con una alta unión cívico militar.

Confiamos en ese binomio. El desarme es para todos, pero no para estigmatizar a unos y dejar a otros como si hubieran cometido una travesura. Las comunidades media alta no salen a las calles, pero se armaron. Se ha demonizado al 23 de Enero.

-Pararon el tránsito en una zona completa de Caracas, con un poder de fuego que retaría a cualquier unidad de intervención de cualquier policía. No es que se les demoniza. Uno puede pensar que les dan armas para hacer ese tipo de demostraciones...
-Hubo una posición oficial del gobierno, no compartimos acciones no necesarias, acciones que en lugar de fortalecer pueden generar confusión en la población. El Presidente expresó públicamente su posición, no estamos de acuerdo.


-¿Cuándo vamos a ver preso a un hombre de esas mafias que llevan las municiones a los barrios? -La desarticulación de bandas es uno de los elementos del Plan Caracas Segura. Semanalmente la PM, la Policía de Miranda, la Guardia Nacional y el Cicpc generan un reporte semanal de bandas desarticuladas que están vinculados a los homicidios, al tráfico de drogas y de armas. Hay un promedio semanal de 20 bandas desarticuladas.

-¿Ninguna dependencia del Estado se encargará de rastrear con precisión de dónde vienen las municiones?
-No podemos olvidar que tenemos a Colombia, un vecino en guerra, con una industria armamentista bien desarrollada y dinámica. Hay muchísimos factores que generan allí un comercio de armas.







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Septiembre 2008  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30      

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog