Un régimen de ciegos

Por Venezuela Real - 7 de Septiembre, 2008, 11:19, Categoría: Imagen gobierno / Chávez

MILAGROS SOCORRO
El Nacional
07 de septiembre de 2008

El país se ha depauperado en todos los sentidos para que un clan en Barinas viva rodeado de lujos, custodiado por más de un centenar de agentes policiales y sumando fincas a un patrimonio que, de seguir con este ritmo de incremento, encumbrará a esta gente entre las familias más ricas de Venezuela.

Lo más asombroso del reportaje de Hernán Lugo Galicia, publicado el pasado sábado 30 de agosto en este diario, no es el relato del despliegue de automóviles, funcionarios a su servicio, haciendas y residencias de reciente adquisición en el que discurre la vida de los padres, hermanos y sobrinos del Presidente. Lo sorprendente no es el descarado saqueo al que la familia Chávez Frías ha sometido a la nación; ya de eso veníamos teniendo noticias (que hacían hervir la sangre de esa porción de los venezolanos que al no estar cegados por la adoración al destructor del país vemos con dolor e indignación el espectáculo de su latrocinio, corrupción y envilecimiento)... pero decía que lo más singular del trabajo periodístico de Lugo Galicia no es su vívido retrato de un gang, sino la mudez que ha provocado en quienes deberían vigilar la transparencia en el destino de los recursos. Ni siquiera los señalados de uso indebido de bienes de la nación se molestaron en corregir al reportero, quien apuntó que al tiempo que esta gente se hace cuidar las espaldas (y sus ingentes propiedades) por 101 policías –además de los agentes de la DIM, Casa Militar y Disip–, Barinas, el estado donde reinan y viven sin más sobresaltos que los agudos ladridos del perrito de aguas de la primera dama y su audaz inclinación a los modelos de última moda, en esa entidad se registraron 40 homicidios. Solamente en agosto.

El Estado está ciego ante esos abusos. Los "revolucionarios" que hormiguean en torno a los centros de poder parecen tener, como decimos en el Zulia, unos lentes de cuero de cochino con los pelos pa’ dentro: no ven lo que tienen delante.

El golpista del 92 y su familia se comportan como Bokassa (aquel militar que gobernó la República Centroafricana, entre 1965 y 1979, a punta de decretos, se declaró Emperador y andaba con una túnica de terciopelo gris recamada en perlas). Los Chávez Frías se mueven por el país y disponen de sus dineros, haberes e instalaciones como propios; no tienen un Parlamento, una Contraloría, una Fiscalía o una Corte de Justicia que limite su ilimitada avidez de riquezas y su poder. Y eso no lo ven quienes están a su alrededor. Ahí cerquita. Los relojes de Chávez, cónsonos con su echonería y gusto propio de quien viniendo de la nada se hace súbitamente de riqueza fácil, son imperceptibles para los ministros que lo aplauden durante seis horas en las alocuciones dominicales.

Esa desconexión con la realidad, esa incapacidad para percatarse del horror que bulle ahí mismo, esa inutilidad para cumplir la más mínima tarea, son las que propiciaron la tragedia del viernes de la semana pasada, en la cárcel de Sabaneta, en Maracaibo, donde fallecieron 10 internos y otros 16 resultaron heridos. Un penal es un recinto controlado en su totalidad por el Estado, que es quien vigila las puertas, sabe quiénes están adentro, cuántos son presos y cuántos son vigilantes, regula lo que entra y lo que sale, ya sean personas o cosas. En fin, una penitenciaría es un universo donde el Estado es Dios. Todo está bajo su dominio. La casa y sus habitantes se rigen por sus normas. Y aun así este Estado es absolutamente inepto para mantener un mediano orden en las cárceles, donde el armamento circulante incluye hasta granadas.

Si un Estado no puede ejercer la autoridad en una cárcel, que es un lugar acotado, rodeados de muros, con una población estable en número y franja etaria. Si un Estado no tiene el conocimiento, el método, la voluntad, ni la experiencia para impedir que unos presos pongan en jaque a la fuerza armada, cómo se puede esperar que tenga pericia y seriedad para llevar energía eléctrica a un país con territorio tan vasto. El viernes estalla la reyerta en Sabaneta y el lunes un apagón se cierne sobre Caracas y 19 estados (unos días antes de la suspensión del flujo eléctrico se habían estado registrando flickers, una especie de parpadeo de la energía capaces, me consta, de dañar electrodomésticos). Es casualidad. No. Es un Estado moral, intelectual, técnicamente, desmantelado.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Septiembre 2008  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30      

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog