María, ¿La Heredera Política De Chávez?

Por Venezuela Real - 8 de Septiembre, 2008, 15:32, Categoría: Prensa Internacional

El Nacional
El Tiempo - Colombia
08 de septiembre de 2008

Hugo Chávez, el presidente de Venezuela, la llama “María” o “mi María”. En su documento de identidad aparece como María Gabriela Chávez Colmenares. Es comunicadora social de la Universidad Bolivariana, en el 2008 cumple 28 años, tiene una hija y está sentada a la derecha –o a la izquierda– del padre en los momentos importantes.

Marisabel Rodríguez, ex esposa de Chávez, la valora como “la defensora de su papá”.

Chávez tiene cuatro hijos:Rosa Virginia, María Gabriela y Huguito, de su primer matrimonio con Nancy Colmenares; y Rosinés, de su segunda unión, con Marisabel Rodríguez.

La aleación afectiva con la segunda de sus hijas es cada vez más reseñada, tal y como ocurrió en su momento con Keiko Fujimori, en Perú, y Zulemita Menem, en Argentina, que asumieron el papel de primeras damas.

Años atrás, su potencial político había sido puesto a prueba. El reflector de la historia la iluminó el 12 de abril del 2002 ante una cámara de Associated Press, mientas hablaba por teléfono con Chávez en el único contacto con el exterior mientras estuvo en Fuerte Tiuna.

Ese mismo día, fue ella quien dio una entrevista telefónica al periodista cubano Randy Alonso y reenvió el mensaje de Chávez: “Estoy preso, soy un Presidente preso. Comunícale al mundo que no renuncié”.

Había cumplido con su misión. “Ha sido un golpe de Estado de una dictadura de extrema derecha. Mi padre no renunció”, declaró al cubano.

Hija de la revolución Cuando María Gabriela tenía 2 años, su papá era teniente y hacía carrera militar; cuando tenía 12, le tocaba visitarlo en la cárcel, y a los 18, se convirtió en la hija del Presidente de la República.

Como muchos jóvenes, María Gabriela ha vivido un tercio de su vida conociendo a un solo presidente de su país.

Se inscribió en la carrera de Estudios Internacionales de la Universidad Central de Venezuela (UCV). “Llegó hasta sexto semestre porque tuvo un problema con un profesor que le hizo un desplante por ser hija del Presidente. Pasó a Comunicación Social, estudió con nosotros el primer semestre. En abril del año siguiente fue el golpe. Después no la volví a ver. Nos dijo que no podía volver por seguridad”, relata uno de sus compañeros de clase. Era muy reservada para hablar de política, porque la polarización era muy fuerte.

La presencia de María Gabriela es notable en la región. En noviembre del 2007 se realizó en Chile una Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno. Ella participó en la agenda de las primeras damas.

El 23 de mayo pasado, María Gabriela acompañó a su padre a la reunión en Brasil para la creación de la Unión de Naciones Suramericanas. El presidente de Colombia, Álvaro Uribe, en plena reconciliación diplomática con Chávez, fue consultado sobre el encuentro con el venezolano: “Saludé hoy al presidente Chávez y a su hija, y le di un beso a la niña y le dije: ‘Tu generación tiene que vivir feliz, no puede heredar los rifirrafes de nosotros, los mayores”.

Pase lo que pase, aquí estoy y aquí estaré para continuar su lucha, que es la misma lucha de nuestro Simón (...) Somos soldados de amor y de justicia”.

María Gabriela Chávez, en una carta dedicada a su padre.

Reconocida en el ámbito internacional.

En la edición de junio de este año de la revista New Yorker, John Lee Anderson escribe un robusto reportaje sobre Hugo Chávez titulado ‘Fidel's Heir’ (El heredero de Fidel), en el que incluye unas líneas sobre su hija María Gabriela: “Ella es una joven de frente ancha, con una sonrisa que muestra los dientes. Mientras siguen su camino, él le explica lo que están viendo, para beneficio de la audiencia. Periódicamente, se detiene para abrazarla o besarla”.

En la tierra natal de la joven, su nombre suena hasta como sucesora de su tío, Adán Chávez, a la candidatura para la gobernación del estado Barinas, en caso de que no levante en las encuestas para las elecciones de noviembre.

“Pase lo que pase, aquí estoy y aquí estaré para continuar su lucha, que es la misma lucha de nuestro Simón. Por todo esto, reitero mi compromiso con Venezuela (...) Somos soldados de amor y de justicia”.

Estas ideas sueltas no pertenecen al catálogo verbal de Hugo Chávez, sino a una carta que María Gabriela le dedicó el 27 de septiembre del 2002. Es un texto íntimo, franco, comprometido con el padre y el país. Es su propio “por ahora”.

Entre tanto, varios foros de Internet han deliberado sobre el “tema María”.

En Aporrea.org se abrió el 8 de marzo uno llamado “¿Hasta dónde llegará María Gabriela”. En el espacio web, claramente afín al Gobierno, se lee: “Para nadie es un secreto la presencia de María al lado del Presidente”.

La senadora colombiana Piedad Córdoba, desde el salón Venezuela del Círculo Militar y en un acto con motivo del Día Internacional de la Mujer, saludó y felicitó la actitud del Presidente de forjar a su hija por los caminos de la política.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Septiembre 2008  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30      

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog