Stalin González : "Nunca he sido sobornable"

Por Venezuela Real - 8 de Septiembre, 2008, 12:14, Categoría: Oposición/Resistencia

Marianella Durán
TalCual
08 de septiembre de 2008

La supuesta desventaja de ser joven para administrar Caracas, Stalin González la ha convertido en una oportunidad: "no tengo experiencia ni en robar ni en haber hecho mal las cosas, ni en haber engañado a la gente". Los chavistas de los barrios a quienes el gobierno les regala lavadoras, le preguntan si es de la CIA, pero como viene del movimiento estudiantil y de Casalta III, no se intimida. Más bien les ofrece cambiar la ciudad y crear una alternativa sin fanatismos políticos

Se ha dicho que es muy joven, que no tiene experiencia como para ser el alcalde de Caracas, y por supuesto, nunca falta una voz agorera que dé al traste con su aspiración; sin embargo, para otros, Stalin González se presenta como una esperanza de cambio en la forma de hacer política, porque el candidato sólo tenía barra dentro de los límites universitarios de la máxima casa de estudios, hasta que los estudiantes del país saltaron la verja para exigir participación, oponerse a la arbitrariedad y a la intolerancia política. Entonces, aparecieron líderes, muchachos con brillo propio, criterio y opiniones sólidas respecto a lo que ocurría en Venezuela.

Aplausos se escucharon por doquier, la gente orgullosa quería mezclarse en sus manifestaciones públicas. Con frenesí se habló del despertar de la juventud venezolana. Por fin aquella especie de maldición lanzada por un ex rector de la UCV sobre la "generación boba", se marchaba desgastada frente al ímpetu de los jóvenes universitarios de los distintos centros de educación superior públicos y privados, a escala nacional.

De allí proviene González, de encabezar parte de ese movimiento telúrico que le dio un respiro a los lugareños de todas las corrientes políticas. Viene también de Casalta III (en Catia) y de La Candelaria, no es que lo sacó un mago de su sombrero.

–¿Es el candidato de la unidad a la Alcaldía de Libertador?
–Bueno hay otros ruidos por allí, pero sí – comenta con característica franqueza.

–¿Qué ruidos?
–La candidatura que lanzó el MAS.

–Es un ex adeco, y los de AD aún tienen gente en los sectores populares.
–Pero la gente quiere un cambio, quiere algo distinto.


Aunque "distinto" no es una categoría que por sí sola signifique algo, en los barrios de Caracas, tiene contenido: un aspirante que no pertenezca al pasado político ni tampoco tan rojo como las chaquetas del Presidente.

–¿Está saliendo a conquistar el voto chavista en los barrios?
–Hay mucha gente que creía en el gobierno y que hoy siente estafada su esperanza de cambio. El alcalde de Caracas y el alcalde mayor borraron esas ilusiones, y el gobierno nacional les dio la espalda.

Nosotros además queremos dejar de ser oposición para convertirnos en una alternativa cierta para la gente. Una opción diferente sin fanatismos.

–¿Al hablar de cuarta o quinta República se legitima el lenguaje de la polarización?
–Sí, digamos que este gobierno y los anteriores son parte de la era democrática. Para mí hay continuismo político. Aquí no hay participación de la gente, la corrupción se ha acentuado, y se han hecho cosas peores que en otros gobiernos, y pareciera que no pasa nada.

Siguen hablando de revolución y nos preguntamos: ¿la revolución de qué? El gobierno afirma que no está de acuerdo con las privatizaciones, pero quién está explotando la faja del Orinoco: lo hacen empresas de Bielorrusia, Sudáfrica.

No es el Estado venezolano.

–¿Qué pregunta el habitante chavista?
–Que si somos de la CIA. Normalmente los que visten franelas rojas están alrededor de las jefaturas civiles y éstas se han convertido en un puesto clientelar. Hay una misión que les regala lavadoras y secadoras. Contra eso no es fácil luchar. Al final no es una ayuda sino que están tratando de comprar a la gente, pero en realidad las personas te dicen que están hartos del mal gobierno y de lo que está pasando.

–¿Cuándo llega a los barrios le dicen que es muy muchacho para la Alcaldía?
–No vale, nadie está pendiente de eso.


Allí lo fuerte es demostrarles cómo de verdad no eres igual que los otros, y que volverás y te acordarás de ellos. Para los sectores populares lo importante es que le des garantías de que realmente eres distinto.

–¿Cuáles son sus garantías?
–Siempre hemos dado la cara.

–¿Quiénes?
–Todo ese movimiento juvenil estudiantil que no tiene nada que ocultar, nada que esconder. El movimiento estudiantil no comenzó con el cierre de RCTV. Si en las universidades no hubiésemos estado organizados, no hubiera tenido el rumbo y la fuerza que tuvo, y la dirección y organización que se le dio. Hemos tenido nuestras fallas, pero hablamos con claridad.

También siempre hemos creído en el voto y que debíamos acudir a las urnas, a pesar de que mucha gente decía que estábamos entregados y que debíamos abstenernos.

Cuando se va a una elección es a ganar o a perder, y la única manera es tener los testigos. En otras elecciones no estaban los testigos, pero en la última trabajamos arduamente. Tengo la impresión de que la trampa no está en las maquinitas, sino en las mesas de votación, si no tienes quien defienda tus votos, te van a marcar la maquinita cien veces.

100% ESTUDIANTES

De la Federación de Centros Universitarios (FCU) de la Universidad Central de Venezuela (UCV), han surgido muchas figuras públicas de la política nacional. Siempre ha sido una tribuna referencia del sector estudiantil, que pese a los esfuerzos del oficialismo, no ha podido ser tomada por simpatizantes del gobierno. Y eso duele, pues tradicionalmente fue espacio ganado de la izquierda, y de los movimientos de vanguardia del país. Pero las nuevas generaciones que estudian y votan en la UCV no ven estos valores ni en el pensamiento ni en el hacer del chavismo, al menos eso parece.

–¿Cuál es su credencial para ser candidato a la Alcaldía de Libertador?
–Hacer las cosas bien y estar dispuesto a mejorarlas. Hemos generado equipo con la gente de los distintos sectores del Municipio. Tenemos una propuesta para Caracas y tenemos más de tres años trabajando en esta ciudad. Cuando Jesse Chacón era ministro de Interior y Justicia le llevamos un proyecto de seguridad ciudadana y no nos paró.

Su plan, el de su grupo, se engrana con el proyecto para la Gran Caracas que presentó Leopoldo López. "Muchas de las soluciones tienen que ver con la mancomunidad y hay que entender que cada municipio no puede ser una isla, ni tampoco cada sector. Se trata de que la comunidad participe en la toma de decisiones".

–¿Su oponente del PSUV también liderizó la FCU?
–Sí.

–¿Se verá qué discurso hacia los jóvenes cala más?
–Él dejo de ser presidente de la FCU hace 20 años y no tiene lenguaje para los jóvenes. Además lo que muchos piensan que es una desventaja es una oportunidad, porque yo no tengo experiencia ni en robar ni en haber hecho mal las cosas, ni en haber engañado a la gente. Los Consejos Comunales están adscritos a la Vicepresidencia de la República y es esa instancia quien les da los recursos por ley. ¿Y qué hizo él, Jorge Rodríguez, desde la Vicepresidencia por los Consejos Comunales? Nada.


PARROQUIALIZAR LOS SERVICIOS

–¿Se metió en la boca del lobo?
–¿Por qué?

–Sobran los problemas en el Municipio Libertador.
–Y las formas de solucionarlos también sobran. Y los recursos no sobran pero hay suficiente como para resolver bastantes problemas.


–¿Tiene confianza en que puede resolver al menos la recolección de basura?
–Hay que parroquializar el servicio de basura. Que formen parte las juntas parroquiales, las asociaciones de vecinos, los consejos comunales. Hay que hacer una transferencia y modernizar Las Mayas.

El relleno sanitario de Bonanza hay que eliminarlo y crear una nueva alternativa entre todas las alcaldías. Podemos hacer algo más moderno y ecológico. Y comenzar por atacar la inseguridad alumbrando la ciudad. El gobierno habla de exclusión pero ésta se resuelve con oportunidades y no con más exclusión. Hay que rehabilitar los barrios y sin regalar pintura, sino recuperando las vías, brindando una mejor calidad de vida. En Carapita se cayó toda la vía desde noviembre y todavía no han hecho nada para restablecerla. En dos años y medio se puede asfaltar el 80% de Caracas.

–¿Cuánto es el presupuesto de la Alcaldía de Caracas?
–La ordenanza aprobó un millardo 237 millones de bolívares fuertes (Bs F. 1.237.000.000,00). Y 65% de sus ingresos son propios a través de impuestos municipales y tasas. Con todo y que el Sumat es uno de los peores entes de recaudación.

–¿Qué ofrece usted?
–Cambiar esta ciudad. Que podamos vivir en paz, sin zozobra.

Darle oportunidades de deporte, cultura y recreación a la gente. Lo otro es sentarse entre todas las instancias de gobierno para hacer un plan global para Caracas.

–¿Y si gana Istúriz?
–Hay que dejar a un lado las diferencias políticas. Hay que rescatar que los alcaldes son servidores públicos.

–¿Se puede sentar en una mesa con los motorizados de la líder de UPV?
–No tendría problema, siempre y cuando no vayan como llegaron a la FCU cuando quisieron quemarla. Si quieren hablar de la ciudad, nos sentamos.

EL PUEBLO INCORPORADO

En el Municipio Libertador están inscritos 1 millón 470 mil votantes, y es la segunda circunscripción electoral más grande después de la gobernación del Zulia. El número de habitantes es el doble, alrededor de 3 millones, pero hay muchos menores de 18 años y posiblemente como lo han revelado diversos estudios, pequeños que no han sido presentados debidamente. Cierto es que la mayoría de la población es de CDE, y en algunas zonas ABC+ con un poco más de recursos económicos.

–¿Qué le pide la gente?
–Un alcalde puede hacer muchas cosas, y el programa debe estar adaptado a las 21 parroquias, e incluso dentro de una misma parroquia hay diferencias en el modo de vida. Aquí hay suficiente organización y estructura como para que la gente participe. Hay 21 juntas parroquiales y qué hacen.

La parroquia Sucre tiene el 17% de la población del Municipio Libertador, es la más grande, después vienen El Valle y le sigue Antímano. Para el recorrido de todos los sectores tenemos el plan de renovar la flota de transporte público de Caracas, a través del banco del Municipio.

Según el aspirante a la alcaldía de la capital, no solamente trabajan con él los estudiantes sino que también participan actores de diferentes sectores de la población, líderes populares, miembros de las asociaciones de vecinos y de los consejos comunales planificando y haciendo propuestas de cambio.

"Con los buhoneros de La Vega estamos buscando soluciones para reubicarlos en un mercado permanente, nosotros queremos incluir a todos pero no sólo en el discurso, sino de verdad. Nosotros le damos el nivel de participación en la toma de decisiones. Y lo otro es que hay asuntos que no son de nuestra competencia pero sí de nuestra incumbencia como el agua, y tienes barrios en el Junquito que les llega el agua una vez al mes o cada dos meses, para quienes hay que buscar soluciones con la instancia nacional o regional que corresponda".

–¿Es sobornable?
–Nunca he sido sobornable y en la FCU manejábamos plata.

–¿Cuánto?
–De forma compartida, aproximadamente 30 millardos de bolívares (Bs. F. 30 millones). Y se ven cosas. Mientras estuve allí, ahí no se arregló un autobús fuera de la universidad; y las remodelaciones y arreglos al comedor, se hicieron por licitación, no se adjudicó nada a capricho de nadie. Hasta la cena navideña.

El joven candidato respaldado por Un Nuevo Tiempo, Primero Justicia, Copei, La Causa R, Opina, Vanguardia Popular, Movimiento Laborista y 100% Caracas, cree que evidentemente no es lo mismo administrar una Alcaldía, en cuanto a presupuesto, pero que en su paso por la FCU, aprendió. "Hay un conocimiento. En Un Nuevo Tiempo tenemos una estructura que son los zonales y están hechos hacia los centros de votación. En Caracas hay 721 centros de votación y es la misma cifra de zonales. Cada vez que llegamos a un sector nos reunimos con la gente de ese lugar sean o no del partido, y las asambleas las hacemos con dirigentes de la zona y con gente del pueblo que luego se incorpora".

–¿La gente en Caracas conoce su plan?
–Hacia allá vamos. Estamos haciendo los recorridos, las asambleas, las discusiones con la gente. Después que ganamos las encuestas se incorporaron a la campaña Carlos Melo y Andrés Bello.

También hay que invertir en la impresión del programa que se va acordando con los ciudadanos en los barrios y las urbanizaciones, y en publicidad.

–¿Y no en lavadoras?
–Hay que invertir en información, en propuestas, en tiempo, no en lavadoras.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Septiembre 2008  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30      

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog