Eduardo Pablo: "Con las estatizaciones hay más destrucción que riqueza"

Por Venezuela Real - 10 de Septiembre, 2008, 11:19, Categoría: Economía

AHIANA FIGUEROA
El Nacional
10 de septiembre de 2008

Eduardo Pablo, experto en valoración de empresas, considera que la ineficacia del Estado ha sido una constante en el país. Para justificar un mal desempeño financiero, los gerentes del sector público se excusan en los gastos de inversión social o laboral

La valoración de empresas en el área de finanzas se determina por el flujo de caja que puede generar una compañía. Valorar una corporación en un mercado emergente como Venezuela es muy difícil porque existe un alto grado de incertidumbre. Así lo explica Eduardo Pablo, profesor del IESA, al ser consultado sobre la manera en que han sido evaluadas aquellas empresas que han sido estatizadas por el Gobierno.

Indica que los principales factores que deben tomarse en cuenta para este proceso es el valor de liquidación del negocio como empresa en marcha y al final si hay acuerdo se establece un precio en la mesa de negociaciones.

Destaca que en una empresa de servicio todo dependerá del riesgo del negocio. "Compañías como La Electricidad de Caracas que normalmente están reguladas y se manejan bajo un pliego tarifario es muy sencillo predecir su flujo de caja en el mediano plazo".

Pablo sostiene que hay otras empresas que anteriormente era sencillo valorarlas, como las del sector de las telecomunicaciones, tipo Cantv, pero que debido a los cambios tecnológicos ahora es más complejo acometer esta valoración.

–¿Cómo se llega a una valoración cuando irremediablemente el empresario tiene a cuestas un decreto de expropiación?
–No sabría decir si las empresas que han sido vendidas al Estado recibieron un dinero justo, pero cuando el Gobierno anuncia que va a estatizar ejerce un mayor poder de negociación frente a la persona que está siendo forzada a vender. En algunos casos se quería vender, pero una cosa es que se quiera y otra que sea forzada. Aquí se observa una destrucción de riqueza porque se cancelaron recursos que pudieron haberse utilizado para otras áreas que le competen al Estado como la salud, seguridad y educación.


–¿Son importantes las inversiones a la hora de valorar una empresa?
–Sí claro, siempre. Cuando se hace una inversión debe haber seguridad de que habrá una rentabilidad a corto y largo plazo. Aquí es donde la incertidumbre en Venezuela hace que muchas veces las empresas privadas no inviertan, porque al esperar un retorno a largo plazo se preguntan si al cabo de un tiempo sus activos seguirán siendo suyos y por eso no invierten.

–¿El sector público y el privado manejan de manera distinta el negocio de la electricidad, por ejemplo?
–Cuando todas las empresas eléctricas pasan a manos del Estado se espera que haya mayor coordinación.


Sin embargo, al pasar a ser propiedad gubernamental traerá como consecuencia ineficiencias a la hora de gerenciar un negocio que ni siquiera es vital para el Estado, el cual sí puede regularlo tanto en tarifas como en calidad de servicio. Con la transferencia de La Electricidad de Caracas, Cemex, Cantv y ese tipo de empresas que el Gobierno considera estratégicas más bien lo que se observa es una transferencia neta de riqueza hacia los propietarios internacionales ya que ellos van a recibir un monto por la venta.

Si las empresas estaban mal gerenciadas se podría decir que ahora se producirá más cemento, pero eran unas empresas en marcha y totalmente operativas. La historia dice que en promedio los gobiernos son peor gerentes que la empresa privada.

–Pero es loable que el Gobierno adquiera empresas en crisis.
–Este es el punto. Venepal, por ejemplo, era una empresa que estaba mal y la tomó el Gobierno, pero dudo que ahora sea más eficiente que Manpa que aún continúa siendo una compañía privada. Tenemos el tema del Banco de Venezuela. ¿El Gobierno lo ha hecho tan bien con la banca estatal como para decir que va a esparcir su modelo de eficiencia al resto del sistema? Al revisar cualquier indicador de los bancos públicos observamos que en promedio están peor que los privados. Con esto quiero decir que con las estatizaciones existe más destrucción que riqueza.


–¿Qué pasa con la nómina de las empresas que son estatizadas?
–Cuando hay un cambio abrupto de propietario es normal que se produzca fuga de capital humano y muchas veces la empresa pierde a los mejores.

Cuando el nuevo dueño es el Estado pasa lo mismo pero con mayor énfasis, podría haber una eliminación de la meritocracia, se designará un gerente que no necesariamente conoce el negocio pero que estará alineado con el proceso político del momento.







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Septiembre 2008  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30      

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog