Oferta cementera podría disminuir en poco tiempo

Por Venezuela Real - 10 de Septiembre, 2008, 11:22, Categoría: Economía

REDACCIÓN DESCIFRADO
10 de septiembre de 2008

Constructores a la expectativa

No en vano se dice que el consumo de cabillas y cemento habla del crecimiento económico de un país. Desde 2004 Venezuela comenzó a dar signos de una mejoría importante en el producto interno bruto impulsado por la expansión del gasto público.

Después del sector comunicaciones, el de la construcción ha exhibido elevados niveles de recuperación. Ese mismo año las cifras del Banco Central de Venezuela apuntaban un aumento de 40,3%, en tanto que en 2005 fue de 20,1%, en 2006 de 32,1% y en 2007 de 13,3%. A pesar del incremento de la tasa el año pasado hubo una desaceleración en el ritmo de crecimiento de la construcción.

Las expectativas del sector están en sintonía con la realidad del país. "La nacionalización de la industria cementera no va a resolver el grave déficit de viviendas que presenta Venezuela y ni siquiera va a contribuir a aumentar el número de unidades", dijo una fuente consultada que señaló que el problema no es de falta de cemento sino de la gerencia que va a estar al frente de las tres compañías (Cemex, Lafarge y Holcim) que el Gobierno de Chávez está adquiriendo.

Empresarios de la industria de la construcción muestran su preocupación porque una vez que la producción pase a manos del Estado comience a reducirse y las tres cementeras que en conjunto producen 9,2 millones de toneladas de cemento anuales se vean afectada de manera importante. Cemex abarca 52% del mercado, en tanto Holcim cubre 25% y Lafarge 17%.

"Se trata de una cuestión de eficacia", dijo una de las fuentes. "La experiencia con este Gobierno y los anteriores nos ha demostrado que el Estado no sabe administrar empresas y la prueba está en que las que fueron estatizadas tuvieron que ser privatizadas después para que dieran los resultados esperados", señalan algunos empresarios.

Temor a la ineficacia No existe temor a que el Gobierno utilice el cemento como herramienta política contra el sector privado, pero sí de que la ineficacia con la que se manejen las compañías cause el mismo efecto en el mercado, que no es más que una reducción de la oferta que afectará los proyectos de construcción.

"Si desea desarrollar el país, en lugar de comprar empresas eficaces el Gobierno debería construir más plantas de cemento y convertirse en un competidor más. Necesitamos cuatro plantas más como la que tiene Cemex en Pertigalete, estado Anzoátegui, para impulsar el desarrollo", comentó un vocero del área inmobiliaria.

No obstante, el Gobierno no ha podido poner en marcha el proyecto Cemento Cerro Azul que, ubicado en Monagas, utilizaría tecnología iraní y en una primera fase arrancaría en diciembre de 2007.

De hecho, una fuente vinculada al Ejecutivo comentó a Descifrado que la decisión final del presidente Chávez de hacerse de las cementeras privadas estuvo marcada por el enorme retraso que presenta la construcción de Cerro Azul. Su arranque se pospuso para 2009, pero no podrá estar culminada sino hasta 2012 debido a problemas técnicos, económicos e, inclusive, de adaptación de los ingenieros iraníes a Venezuela. La planta está en proyecto desde 2005.

El Estado debe garantizar la producción de cemento para que los proyectos que están en marcha y los que se han planificado puedan terminarse en los plazos establecidos. "Una merma en la oferta provocará el encarecimiento del producto, pues habría que importarlo y aumentaría el costo de la construcción, porque al no haber disponibilidad del insumo los proyectos se retrasarán", comentó un directivo de la Cámara Venezolana de la Construcción.

Además, sostuvo que en lugar de insistir en su intención de convertirse en gerente empresarial, que ha demostrado ser el peor, el Gobierno debe impulsar nuevas industrias con lo que aumentaría los puestos de trabajo.

Señaló que las instalaciones de las tres empresas extranjeras que fueron expropiadas no son modernas. "Son viejas estructuras que demandan inversiones cuya vida útil está llegando a su fin".

Si bien la inversión pública ha motorizado el crecimiento de la construcción en los últimos cuatro años es bien sabido que la ejecución de grandes obras será retrasada para atender áreas prioritarias como la salud, de acuerdo con lo manifestado el presidente Chávez. Con esta afirmación se pone de manifiesto que obras de envergadura no se concluirán en el lapso estipulado.

El sector de la construcción comenzó a dar señales de desaceleración. Y si el suministro de insumos y materias primas empieza a ser irregular, el desarrollo de las obras se verá afectado y se reducirá el aporte de ese sector empleador de mano de obra no calificada.


 







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Septiembre 2008  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30      

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog