El incremento de precios acabó con el valor del bolívar fuerte

Por Venezuela Real - 11 de Septiembre, 2008, 12:32, Categoría: Economía

BLANCA VERA AZAF
El Nacional
11 de septiembre de 2008

Pescados al mayor bajaron pero aumentaron los productos avícolas
Cada vez hay menos monedas de baja denominación por su escaso poder de compra

¿Hace cuánto tiempo no ve una moneda de 0,01 céntimos?, pregunta el economista Ronald Balza. Inmediatamente explica que los conos de baja denominación circulan muy poco por su escaso poder de compra. La situación tiende a empeorar por el golpe que ha dado a los venezolanos la inflación. Desde enero hasta agosto los consumidores han tenido que pagar, en promedio, 19,4% más por la adquisición de bienes y el pago de servicios.

"Tuvimos que aprender a manejar monedas que no valen nada por el efecto de la inflación", aseguró Balza.

La reconversión monetaria, que comenzó a regir el primero de enero de 2008, se ha diluido y lo que fue presentando como parte de un plan antiinflacionario –recuerda Balza– luce hoy como un fracaso cuyo único resultado ha sido el que los venezolanos resten tres ceros menos a cada cantidad. "Nada más", señala. Se falló al no poner en marcha alguna estrategia que pudiera defender la capacidad de compra del llamado bolívar fuerte y evitar que llegara al estado de debilidad en el que se encuentra. "La campaña publicitaria que se adelantó fue ambigua. Lo que se compraba en agosto de 2007 con un bolívar fuerte hoy se tiene que comprar con 1,34 bolívares fuertes".

En este punto Balza se refiere al hecho de que sólo en el área metropolitana de Caracas el alza de los precios alcanza un promedio de 34,5% en los últimos 12 meses, según cifras oficiales. Cuando se analizan los incrementos por rubro se observan cifras alarmantes como la de Alimentos y Bebidas no Alcohólicas, que se han incrementado 50,7% en sólo un año.

"Cuando uno ve estas cifras se da cuenta que el gasto para la reconversión monetaria fue inútil y se perdió la oportunidad de reordenar, efectivamente, el cono monetario".

Se trata entones de un simple cambio de monedas por otras más nuevas, y el revival de la puya y la locha ya pasó su momento de gloria. En marzo de 2007, cuando se anunció el decreto de reconversión monetaria, la puya y la locha no tenían ningún valor. "Parece que sólo se acuñaron para complacer al Presidente (Chávez) quien anunció el regreso de estas dos monedas desaparecidas tiempo atrás". Esto indica que ni con tres ceros menos, la resurrección de la puya y la locha brindó la valoración suficiente para tener el poder de compra suficiente para pagar un guayoyo pequeño, que cuesta 1,5 bolívares fuertes en las cafeterías de la capital.

No es difícil predecir el futuro de estos conos monetarios de baja denominación (0,01, 0,05, 0,125), que según Balza serán recolectados poco a poco por la gente para cambiarlos en los bancos por unidades de bolívares fuertes (1.000 bolívares de antes) que sean más manejables y que sí tengan poder de compra.

Espiral al mayor.

En agosto hubo una deflación (caída en el costo) en los precios al mayor de pescados y mariscos de 6,1%, detalle que llama la atención dentro del conjunto de cifras dadas a conocer por el Banco Central de Venezuela y el Instituto Nacional de Estadística. Sin embargo, en los últimos 12 meses este rubro se ha incrementado en 39,6% y en 22,3% de enero a agosto de este año.

El índice general de los precios al mayor reportó un aumento de 1,7% en agosto y en lo que va de año acumula incrementos por 15,3% y de 23,7% en los últimos 12 meses. Tales alzas se producen en el primer eslabón de la cadena de distribución, lo que según el economista Pavel Gómez se debe a la puesta en vigencia de Ley para la Defensa de las Personas en el Acceso para Bienes y Servicios (antigua ley contra el Acaparamiento y la especulación) que ha reducido la eficacia en la comercialización, lo que ha impactado a los precios.

Gómez se refiere al incremento del precio en los bienes nacionales de 24,8% en el último año, mayor a la que han experimentado los importados con 19,9%. "Es de esperarse que la inflación de los nacionales sea mayor porque los importados tienen menores precios, mayor variedad en la oferta y se pueden sustituir con facilidad; los nacionales –en cambio– están afectados por el círculo vicioso de la inflación".

En el caso de los productos agrícolas, que presentan alzas promedio de 38% en 12 meses, Gómez explica que se debe a la contracción de la oferta, que se produce por factores estacionales o por la expansión de la demanda. "Con todas las amenazas y las políticas regulatorias hacia el sector agrícola se está generando una contracción que sólo se logra suplir con importaciones".







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Septiembre 2008  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30      

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog