Revelan gestiones para cerrar el caso

Por Venezuela Real - 12 de Septiembre, 2008, 18:46, Categoría: Prensa Internacional

Hugo Alconada Mon
La Nación - Argentina
12 de septiembre de 2008

El testigo Maiónica brindó detalles de un encuentro secreto entre funcionarios venezolanos y un "viceministro argentino"

MIAMI.- En la calma que precedió a la tormenta judicial de Miami, cuando el escándalo por los US$ 800.000 parecía quedar en la nada, altos funcionarios de la Argentina y Venezuela se reunieron en Caracas para ultimar los detalles del golpe definitivo: el cierre del expediente penal de Buenos Aires en el que Guido Alejandro Antonini Wilson aparecía -y aparece aún-como prófugo con pedido de captura internacional.

"Me reuní en la Disip con el viceministro de Asuntos Judiciales de la Argentina", le contó el enviado por Venezuela, Moisés Maiónica, a Antonini, cuando almorzaron en Florida, el 30 de noviembre de 2007.

La Disip es la temida Dirección de Inteligencia y Servicios de Prevención venezolana, y allí, en su cuartel central, se reunieron con su director máximo, general Henry Rangel Silva, y el presidente de la filial para la Argentina de la petrolera venezolana, Pdvsa Sur, Angel Morales.

"Yo les dije que no podíamos esperar hasta febrero, que estaban locos -le confió Maiónica, sin saber que, además de Antonini, lo grababan los agentes de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) que doce días después lo arrestarían-. Me dijeron que pasadas las elecciones de Venezuela eso estaba resuelto. Yo les dije que estaba feliz."

Maiónica aludió, sin embargo, a un "viceministro". Tal cargo no existe en el organigrama del Ministerio de Justicia argentino, que en ese momento lideraba Alberto Iribarne.

Por debajo del ministro operan la Secretaría de Justicia y la Subsecretaría de Relaciones con el Poder Judicial.

Pese a la imprecisión, no fue la primera ni la última vez que Maiónica aludió a la injerencia argentina en el intento de encubrimiento de lo que pasó con aquellos US$ 800.000 que aún esperan que alguien los quiera como propios.

El dinero fue incautado aquella madrugada del 4 de agosto del año último en el aeroparque metropolitano, y aún se espera la resolución del caso que conmovió al país.

En otra grabación difundida anteayer en la Corte Federal de esta ciudad aparece su comentario de que tendrá "una reunión con una alta autoridad de allá abajo (por la Argentina), en Caracas". Y en otra ayer revela que "personeros de la justicia argentina" le garantizaron a Rangel Silva que los cargos contra Antonini "iban a ser desechados".

Complicación

De confirmarse el o los supuestos encuentros de uno o más emisarios enviados desde Buenos Aires, el juicio oral que se sustancia en Miami contra los supuestos agentes encubiertos del presidente venezolano, Hugo Chávez, en Florida aportaría, por primera vez, datos sobre el rol directo jugado por el gobierno kirchnerista en el intento de acallar a Antonini.

Hasta ahora parecía una trama liderada y protagonizada por empresarios venezolanos, con dinero bolivariano y con los argentinos como meros actores secundarios o, incluso, de relleno.

Las últimas grabaciones, sin embargo, muestran actitudes protagónicas desde Buenos Aires.

Como el intento del entonces referente comercial de la Casa Rosada para Venezuela, Claudio Uberti, de compensar a Antonini por el disgusto de la maleta con cupos o cuotas de carne argentina (de lo que se informa por separado).

De esas grabaciones también surge que hubo otro asistente a la reunión en la sede de la Disip. Alguien cuyo apellido es Lavalle y estaba involucrado en la selección de los abogados que ayudarían a Antonini Wilson en Buenos Aires para evitar que quedara en prisión.

Pero no hay más precisiones sobre quién es, aun cuando para Maiónica lo importante es que la Casa Rosada había mostrado su "voluntad política", al enviar al "viceministro" a Caracas.

Tras la asunción

Tras aquel encuentro, el aparente consenso de argentinos y chavistas era que el entuerto se resolvería tras el 10 de diciembre, fecha en la que asumió el poder Cristina Kirchner como la flamante presidenta y en la que "todo el mundo sale de vacaciones allá", según explicó Maiónica a Antonini.

"Se van todos pa Punta del Este, a joder, a la vaina, al pedo. Y va a salir la decisión legal que tenía que salir. Que no hubo ocultamiento, no es un delito, es una falta, pa l carajo, ya. Y después de eso se cae sola la extradición, no hay que hacer nada porque una vez que ya cambia la calificación de delito a falta, ya no es extraditable", le resumió Maiónica al hombre de la valija durante el almuerzo.

"Me imagino que mandarán un oficio y más nada. Y después, esto va a seguir un ratico más. Después, cuando se entere darán el coñacito diciendo: «Mira, qué bolas, qué tal, que pa allá, que»"
-Sí, pero si en ese momento que dan el coñazo y yo no estoy preparado -le replica Antonini, que lo interpretó como otra posible ofensiva judicial.
-No, no, no, pero me refiero a dar el coñacito de volver a sacar las noticias de que saliste absuelto.
-Ok.
-A eso me refiero. No, no, no, coñacito no va a haber, ni en Venezuela ni en Argentina -lo tranquilizó Maiónica.
-De prensa, claro.
-De prensa, sí, pero no va a haber absolutamente nada legal."





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Septiembre 2008  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30      

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog