Excusas, riesgos y disparos contra el Norte

Por Venezuela Real - 13 de Septiembre, 2008, 16:42, Categoría: Política Internacional

La Nación - Argentina
13 de septiembre de 2008

CARACAS (DPA).- Fue una semana negra para la diplomacia estadounidense en América del Sur.

"Declaro a Philip Goldberg, embajador de Estados Unidos, persona no grata", dijo el presidente boliviano, Evo Morales, al anunciar el miércoles pasado la expulsión del representante de Washington en La Paz. Goldberg apoyó a la oposición y buscó la división del país, justificó el mandatario.

Casualidad o no, en Chile recordó al día siguiente el 35° aniversario del golpe de Estado del general Augusto Pinochet contra el presidente socialista Salvador Allende, en 1973. Y también el nefasto papel que tuvo Estados Unidos en ese hecho. Un chiste negro vuelve a circular: "¿Por qué nunca hay un golpe de Estado en Estados Unidos? Porque allí no hay embajadores norteamericanos".

Acto seguido, el presidente venezolano, Hugo Chávez, echó al embajador estadounidense en Caracas, Patrick Duddy. "¡Váyanse al carajo, yanquis de mierda, que aquí hay un pueblo digno!", gritó, exaltado, Chávez.

Para la izquierda sudamericana, Estados Unidos sigue siendo el "Estado canalla" número uno del mundo. Y cuando algo estalla en casa, de alguna manera la culpa es siempre del poderoso vecino del Norte.

Incluso la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, se ensañó con Estados Unidos. La acusación que se investiga en el juicio en Miami, de que una transferencia de dinero de Venezuela a la Argentina, durante la campaña electoral del año pasado, se dirigía a apoyar a la entonces candidata presidencial, está basada en "material armado y producido por el FBI, es decir, con conocimiento de autoridades políticas de Estados Unidos", afirmó la cancillería argentina anteayer.
La reacción de Washington por esa ola de acusaciones y expulsiones de sus embajadores parece más bien de perplejidad. Los representantes de Bolivia y de Venezuela en Estados Unidos fueron expulsados conforme a la costumbre diplomática.

La expulsión de Goldberg es una "acción injustificada" y un "grave error" de Bolivia que "dañó seriamente las relaciones bilaterales", declaró el vocero del Departamento de Estado, Sean McCormack. Las acusaciones contra el embajador de apoyar a la oposición y buscar la división de Bolivia son infundadas, agregó el funcionario.

Es difícil constatar qué hay de cierto en las acusaciones de Morales contra Goldberg. Sin embargo, es dudoso que con su acción el presidente boliviano se haya hecho un favor a sí mismo.

Estados Unidos es el principal socio comercial de Bolivia y también el mayor donante de ayuda al desarrollo. Ahora, es dudoso que esa fuente de dinero siga fluyendo. Y si Estados Unidos ha tenido realmente algo que ver en la incitación a la violencia en los departamentos controlados por la oposición boliviana, seguirá haciéndolo en el futuro, con o sin embajador.

En tanto, los analistas están divididos en cuanto a interpretar las acciones de Chávez. Algunos coinciden en que son una reacción a la posibilidad de que los candidatos del oficialismo para las elecciones regionales de noviembre próximo pierdan terreno, lo que eclipsaría sus intenciones de proponer en el futuro una enmienda constitucional para introducir la reelección ilimitada.

"La bomba de Miami"

En cambio, otros analistas resaltan la importancia que tiene para el proyecto bolivariano de Chávez que Morales se mantenga en el poder. Y tampoco pierden de vista las alianzas que Chávez tejió con Rafael Correa, en Ecuador, y con Daniel Ortega, en Nicaragua, quienes podrían actuar contra la política norteamericana en la región en solidaridad hacia el líder venezolano.

"Todo esto ya lo vimos. Es la misma película, pero con más decibeles. Lo que hizo [Chávez] es electoral. Tiene que ver con los problemas que tiene con sus candidatos y con la unidad que alcanzó la oposición", comentó el ex dirigente guerrillero y director del diario opositor Tal Cual , Teodoro Petkoff.

"Además, le estalló una bomba en Miami", dijo Petkoff, en referencia al juicio contra empresarios vinculados al escándalo de la valija decomisada hace un año en Buenos Aires.

Por su parte, el secretario general del partido opositor Acción Democrática, Henry Ramos, opinó que la expulsión del embajador Duddy es un "coletazo" del juicio de la valija en Miami.

"Estamos muy preocupados porque cada vez que el gobierno tiene algún apuro monta su laboratorio", dijo Ramos. "Es la irreflexión con que el presidente maneja las relaciones internacionales", agregó.

Ahora está por verse si, después de las elecciones de noviembre en Estados Unidos, el candidato que triunfe, Barack Obama o John McCain mantendrá la política del presidente George W. Bush de "observar y esperar" frente a Chávez, o si el líder venezolano bajará su retórica y le tiende la mano a quien llegue a la Casa Blanca a ofrecerle una garantía de suministro de petróleo.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Septiembre 2008  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30      

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog