Represalia de EE.UU. contra Venezuela

Por Venezuela Real - 13 de Septiembre, 2008, 16:38, Categoría: Política Internacional

Alberto Armendáriz
La Nación - Argentina
13 de septiembre de 2008

Apuntó a varios de sus funcionarios

NUEVA YORK.- La tensión entre Estados Unidos y los gobiernos izquierdistas de Venezuela y de Bolivia escaló ayer a niveles jamás antes alcanzados, cuando la administración del presidente George W. Bush expulsó de Washington a los embajadores de ambos países latinoamericanos e impuso sanciones contra tres funcionarios venezolanos por sus vínculos con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

El conflicto, que comenzó después de que el miércoles el presidente boliviano Evo Morales echara al embajador estadounidense en La Paz acusándolo de instigar la nueva ola de violencia generada por la oposición, colocó las relaciones de Washington con América latina en su peor momento desde que Estados Unidos rompió lazos diplomáticos con el régimen de Fidel Castro en Cuba en 1961.

El presidente venezolano, Hugo Chávez, contribuyó a profundizar la crisis anteayer, al echar al embajador estadounidense de Caracas y amenazar con cortar el suministro de petróleo a Estados Unidos.

"Lamentamos las acciones del presidente Chávez y del presidente Morales de expulsar a nuestros embajadores de Venezuela [Patrick Duddy] y de Bolivia [Philip Goldberg] respectivamente. Esto refleja la debilidad y la desesperación de esos líderes para enfrentar sus desafíos internos", señaló ayer el vocero del Departamento de Estado, Sean McCormack, al anunciar la represalia contra los embajadores de Bolivia, Gustavo Guzmán, y de Venezuela, Bernardo Alvarez.

Paralelamente, el Departamento del Tesoro norteamericano arremetió contra tres altos funcionarios venezolanos, a quienes acusó de "armar, estimular y financiar" a las FARC.

Los sospechosos, a los que se les congelarán todos sus bienes en Estados Unidos y se les prohibirá la entrada al país, son el jefe de la Dirección General de Inteligencia, Hugo Armando Carvajal Barrios; el director de la policía secreta (Disip), Jesús Rangel Silva, y Ramón Emilio Rodríguez Chacín, quien era ministro del Interior y Justicia hasta el lunes pasado, cuando presentó su renuncia.

De acuerdo con los documentos presentados, basados en datos obtenidos de las computadoras halladas en el campamento de las FARC que fue bombardeado en Ecuador por las fuerzas colombianas en marzo pasado, Rodríguez Chacín habría sido el principal contacto de los rebeldes con el seno del gobierno venezolano para conseguir armas. Habría incluso buscado facilitar un préstamo de 250 millones de dólares a las FARC, guerrilla que Washington considera una organización terrorista.

En tanto, Carvajal Barrios habría protegido cargamentos de drogas provenientes de Colombia y habría ayudado a proveer de bazucas a los rebeldes.

Por otro lado, Rangel Silva, que está acusado de asistir materialmente a las actividades de narcotráfico de las FARC, también fue salpicado esta semana por la controversia cuando su nombre surgió en el juicio que se realiza en Miami por el caso de la valija con 800.000 dólares que fue ingresada sin permiso en la Argentina en agosto de 2007.

Uno de los testigos identificó a Rangel Silva como el elegido por Chávez para encubrir el origen y destino del dinero, que se sospecha que fue utilizado para financiar la campaña de la ahora presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner.

Sin solución aparente

Pese al punto de crispación regional que ha generado esta crisis, el secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, consideró ayer innecesario "inmiscuirse" en el choque diplomático entre Estados Unidos, Venezuela y Bolivia.

Esto, mientras desde Naciones Unidas (ONU), el secretario general del organismo, Ban Ki-moon, se declaró alarmado por la escalada de violencia en Bolivia y exhortó a todas las partes involucradas a actuar con moderación.

El secretario general "instó a todas las partes involucradas a actuar con moderación y a evitar cualquier confrontación futura", indicó su vocera, Michele Montas.

Para los expertos en América latina en Washington, el grado de ebullición que alcanzó el conflicto es sorprendente y pocos aventuran señalar una vía de solución.

"Chávez está pensando en las elecciones que vienen y quiere utilizar esta crisis para ganar apoyo interno y desviar la atención del escándalo de la valija en la Argentina", indicó a LA NACION Peter Hakim, presidente del think-tank Inter-American Dialogue.

"El riesgo es que Estados Unidos también está en plena campaña electoral y si el tema entra en el debate, sería muy difícil para Washington dar marcha atrás con las medidas. Ni Barack Obama ni John McCain desestimarían las agresiones diplomáticas de Venezuela y Bolivia. No veo una resolución fácil en el corto plazo, sino sólo posibilidades de que las posturas se endurezcan", advirtió.

Con él coincidió Peter DeShazo, director del programa de las Américas del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales, quien a pesar de que no cree que la situación mejore pronto, desestimó la amenaza de Chávez de cortar el suministro de petróleo a Estados Unidos, su principal cliente.

"Venezuela saldría más dañada de esa decisión que Estados Unidos. Su petróleo es difícil de procesar en territorio venezolano; en Estados Unidos ya están establecidas las refinerías necesarias y el sistema de distribución, por la distancia el transporte, es muy barato. Venezuela no podría encontrar inmediatamente nuevos mercados, mientras que Estados Unidos podría comprar petróleo a otros países fácilmente", destacó DeShazo a este diario. "Para Chávez, equivaldría a pegarse un tiro en su pie", agregó el analista.

Críticas de McCain y Obama
•    WASHINGTON (ANSA).- Los candidatos presidenciales norteamericanos, John McCain y Barak Obama, coincidieron ayer en criticar duramente al mandatario venezolano, Hugo Chávez. "Estoy muy decepcionado por su decisión de expulsar al embajador", dijo McCain y acusó al presidente de "reprimir a su pueblo" y de "intentar comprar apoyo en Bolivia". Obama, por su parte, opinó que el jefe de Estado venezolano "rechaza las normas básicas de la democracia". El senador demócrata apuntó además a la política de George W. Bush para la región por su "mal manejo y negligencia" en los temas hemisféricos.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Septiembre 2008  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30      

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog