Las derivaciones del escándalo en la Argentina - De Vido y Uberti se desvincularon de la causa

Por Venezuela Real - 17 de Septiembre, 2008, 18:53, Categoría: Prensa Internacional

La Nación  - Argentina
17 de septiembre de 2008

Presentaron escritos ante la Justicia en los que el ministro de Planificación ratificó que nunca conoció a Antonini y el ex funcionario kirchnerista aseguró que el dinero de la valija no era suyo

Dos días después de que el abogado Guillermo Ledesma ratificará ante la Justicia que Guido Alejandro Antonini Wilson le había contado que había estado reunido con Julio De Vido y Claudio Uberti en la Casa Rosada, días después del decomiso del dinero, el ministro de Planificación y el ex titular del Occovi hicieron presentaciones ante el juez en lo Penal Económico Daniel Petrone en las que se desvincularon de la causa.

Mientras De Vido, que no está imputado en la causa, presentó voluntariamente un escrito en los tribunales para respaldar la desmentida pública sobre una virtual protección a Antonini y ratificar que nunca conoció al venezolano, Uberti también desmintió los dichos de Antonini Wilson en un descargo escrito ante el juez que había dictado su "falta de mérito" en la causa, según consignó la agencia DyN.

El ex funcionario también negó la reunión en la Casa de Gobierno y desmintió que le hubiera entregado la valija con 800.000 dólares al venezolano.

Uberti, mediante un escrito que presentó su abogado, Diego Pirota, sostuvo que no le entregó al valijero Antonini Wilson el dinero secuestrado por autoridades aduaneras en agosto del año pasado. Además, el ex director del Organo de Control de Concesiones Viales (Occovi), uno de los pasajeros del avión en el que llegó al país Antonini, hoy cuenta con una falta de mérito, apelada ante la Cámara.

En sintonía con la argumentación oficial sobre el escándalo de la valija y las implicancias del juicio en Miami, Uberti contragolpeó acusando a Antonini Wilson de haber "prestado sus interesados servicios al FBI", informó DyN.

Tras calificar de "falso" que los 800.000 dólares fueran suyos, Uberti añadió que "igualmente falso resulta que el dicente le hubiera solicitado ´pasar´, o hacerse cargo bajo cualquier modalidad de algún equipaje de mi pertenencia".

Uberti descalificó también las grabaciones aportadas como prueba en el juicio por presunto complot que se sustancia en Miami, porque "no constituyen sino el montaje ideado por éste en la firme pretensión de generar un clima de escándalo suficiente, con tal que pudiera resultarle propicio para ensayar, desde otro país, una insólita e inadmisible defensa procesal.

"Debe ser ineludiblemente tenido en cuenta que al mismo tiempo en que Antonini Wilson prestaba sus interesados servicios al FBI, la justicia argentina reclamaba ya de forma reiterada su comparencia a proceso, librando incluso a las autoridades de ese mismo gobierno las pertinentes órdenes de captura internacional", embistió Uberti.

El escrito insistió en que el juez reitere el pedido de extradición contra Antonini Wilson para que aclare ante los tribunales argentinos todo lo vinculado con la valija y el dinero secuestrado.

Ledesma, testigo. El lunes fue la primera vez que Julio De Vido quedó involucrado en la causa judicial argentina en la que se investiga el caso de la valija con US$ 800.000.

El ex camarista Guillermo Ledesma declaró ante Petrone que Antonini Wilson le había contado que había estado reunido con De Vido y con, el entonces funcionario Uberti, en la Casa Rosada, el 6 de agosto del año pasado.

Durante las tres horas que duró la audiencia de Ledesma, el abogado ratificó lo que había declarado la semana anterior a la prensa: que Antonini le había contado que la valija era de Uberti y que, durante un encuentro en el Salón Blanco de la Casa Rosada, ese funcionario y De Vido le habían dicho que no se preocupara por el secuestro del dinero.

Uberti, el personaje. Cuando estalló el escándalo de la valija, Uberti era mucho más que un funcionario político. No sólo lo unía al Gobierno una estrecha confianza, sino que también cumplía dos funciones clave: controlaba con sigilo fondos viales por más de 900 millones de pesos y encabezaba en Venezuela "grupos políticos de avanzada", con manos de artesano y estricto perfil bajo.

"Pachi" había construido ese privilegiado espacio de poder desde 2003 y tras bambalinas. Claro, tenía una llave maestra: 25 años de amistad con el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido. Fue él quien le hizo un lugar como director ejecutivo del Organo de Control de Concesiones Viales (Occovi), una dependencia menor a la cual le aumentó el presupuesto un 6600 por ciento. Y también fue él quien le ordenó que monitoreara personalmente la relación con Caracas. Quería que Uberti fuera una suerte de "embajador virtual".

De Vido y Uberti se conocen desde los 80, cuando "Pachi" tenía poco más de 20 años y era un recién llegado a Santa Cruz. Nacido y criado en el pequeño pueblo santafecino de Wheelwright, había recalado en Río Gallegos con la idea de "cambiar de vida".

Al final, conseguiría su objetivo. Dos décadas después, Uberti se transformó en funcionario nacional, logró una íntima relación con un ministro y un presidente, y llegó a administrar poder en dos países. En momentos decisivos viajó a Venezuela hasta cuatro veces por mes.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Septiembre 2008  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30      

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog