Saldremos de ésta...

Por Venezuela Real - 18 de Septiembre, 2008, 13:46, Categoría: Oposición/Resistencia

Orlando Viera-Blanco
El Universal
18 de septiembre de 2008

No nos obliguen a poner rodilla en tierra. No habrá clemencia ante la patanería de una bota

El gesto de madurez política demostrado por William Ojeda y Leopoldo López es digno reconocerlo. Así como criticamos recientemente sus giros personalistas (El Universal: Piénsalo Leopoldo, 13/07/08; y Perder Caracas, 21/08/08), es justo ahora aplaudir el esfuerzo de aquellos en pro de la unidad. El guiño comporta un mensaje coherente de desprendimiento que la disidencia sabrá valorar, no sólo de cara al 23-N, sino de cara a la respuesta contundente que deberá asumir el país frente a lo que se avecina: radicalización del proceso, restricciones al libre tránsito, a la propiedad privada, a la libertad de expresión; cobijo bajo el ala rusa, imposición de un nuevo currículo escolar, nuevo orden territorial, perpetuidad en el poder& y un largo etcétera.

La gran pregunta es ¿hasta cuando tanta zozobra? Son tres los elementos -por ahora- que debemos destacar para vislumbrar un futuro provisorio. En primer lugar está la reserva democrática del venezolano, quien aun llevado al límite, apela a desenlaces pacíficos e institucionales. Una cosa es nuestra soñolienta actitud al abuso. Pero otro tema es que ante situaciones de desbordado nariceo e injusticia, el pueblo se amotina inclementemente.

Así conviven fechas de nuestra historia reciente como el 23/01/58 (caída de Pérez Jiménez); 27/02/89 (El caracazo); 11/04/01 (salida momentánea de Chávez del poder); paro petrolero de diciembre-febrero/2002-2003; 27/05/07 (cierre de RCTV y emergencia del movimiento estudiantil) y el 2-D/2007 (victoria del NO a la reforma constitucional). El común denominador que provocó la impaciencia colectiva, fue la prepotencia, la absolutez y la relegación con el cual se agredía a una sociedad. Jóvenes y viejos, mujeres y hombres; blancos y negros, estremecieron las fauces del poder contra sus arbitrios, ineficiencias y desplantes. Y Chávez no será la excepción a la ineficiencia, la intolerancia y la altivez.

En segundo lugar está el fuerte arraigo de pertenencia del venezolano con su tierra y con su gente, amén de que el error está ahí: el empeño de querernos más a nosotros mismos, que al país y a su pueblo& lo cual nos divide y nos resta fuerza. El desafío: la humildad.

Finalmente -y no menos importante- nuestra irreverencia. Que nadie nos obligue a poner rodilla en tierra porque no habrá clemencia frente a la patanería de una bota. Lo expuesto aunado a expresiones de sensatez política como la de entrambos, incitará nuestro carácter colectivo para salir airosos -más temprano que tarde- de esta abulia que nos hace creer que todo está perdido. Y saldremos de ésta como de muchas ramblas hemos emergido, por cierto, con menos balas y heridas, que la anunciada por muchos profetas del desastre.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Septiembre 2008  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30      

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog