Debacle moral

Por Venezuela Real - 19 de Septiembre, 2008, 12:45, Categoría: Política Nacional

Armando Scannone
El Universal
19 de septiembre de 2008

No podemos llegar más lejos ni caer más bajo, sólo nos queda la vergüenza

No de otro modo puede decirse de lo que en términos de moral individual, colectiva, de gobierno y quizás continental estamos viviendo, pero, atendiendo sólo a lo que como venezolanos y como país nos corresponde, creo que se puede afirmar que nunca en nuestra historia, ni siquiera en épocas de montoneras, habíamos vivido una crisis de valores de tal magnitud como la presente, agravada, además, por el descaro con el que se la encubre. Huérfanos de líderes políticos que nos piden los votos, pero a la hora de la verdad, cuando los necesitamos, cuando se les requiere coraje y no cobardía o comodismo, nos dan la espalda. Parecen decir: a mí no me toca hacerlo, estoy ocupado pretendiendo una alcaldía.

Sin exclusiones, ni tratando de decir novedades, sólo llamar la atención a una crisis, que de continuar por el camino ya tomado, las generaciones que siguen, heredarán una República destruida, muerta, un cadáver, un esqueleto de República.

Tenemos que aceptar vivir en un país, porque de él, los que todavía estamos no nos iremos, donde a diario se viola moralmente su Constitución, porque se violan sus principios y su letra. Donde se insulta con el lenguaje y los calificativos más soeces, de cuartel de frontera y de su burdel cercano, y donde todas las instancias se hacen la vista gorda a los desafueros. Donde no se investiga porque el Fiscal o la jueza de Miami no se digna mandar recaudos. De paso, el juez argentino no puede seguir adelante porque no le mandan a Antonini, etc. El continente es parejo. Donde un paquete de leyes viola la voluntad popular expresada, "expresamente", por votos. Donde se malenseña a los jóvenes, que con dinero se compran voluntades, que con él mediante, se puede todo, porque el fin justifi-ca los medios. Máxima comunista soviética.

Y quizás más grave es, porqué nuestros líderes políticos se esconden a los medios, no dan la cara ni dejan oír su voz con fuerza, como un grito, en nombre de la ciudadanía que dicen representar, esperando ver qué pasará, para unirse a la voz más sonora, limitándose a decir cosas, quizás por email, como: "¡ es que él está en campaña electoral!"; "!modere su lenguaje, controle sus nervios¡"; "! deje de lado la obsesiva compra de armamento a gobiernos como el de Rusia!". Dónde están esos señores que supongo no viven en el país, donde altos funcionarios son acusados de cómplices de la guerrilla y del narcotráfico. Donde cada parte interpreta a su manera la fecha de un video y los ciudadanos se quedan en Babia. Donde las declaraciones en un tribunal no es posible esconder la verdad bajo juramento, son simple basura. En dónde estamos. En un país en el que en su Constitución se "invoca la protección de Dios" y en la cual, en su Preámbulo, se garantizan todos los valores morales y ciudadanos como normas de vida, menos la verdad, el más elemental y básico de los valores, que quizás debería anteponerse a la protección de Dios, para que ésta fuera creíble y se pudiera tener como un sentimiento sincero y sagrado, y en fin, para creer en la Constitución y defenderla.

No podemos llegar más lejos ni caer más bajo, sólo nos queda la vergüenza y para muchos el complejo de culpa, el arrepentimiento, y quizás, un acto de contrición como nos lo pide la Santa Iglesia cuando pecamos, colectivo, en absoluta solidaridad y recogimiento, con los líderes políticos a la cabeza. De seguir rodando cuesta abajo sólo nos quedaría un recurso extremo, aunque dé risa: un exorcismo.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Septiembre 2008  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30      

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog