Desesperación y bochorno

Por Venezuela Real - 20 de Septiembre, 2008, 13:59, Categoría: Imagen gobierno / Chávez

Adolfo Salgueiro
El Universal
20 de septiembre de 2008

Y para rematar: el enésimo cuento del magnicidio que ya se ha convertido en la fábula griega

Echar mano al discurso populista, incendiario y nacionalista en víspera de eventos electorales es una vieja táctica ampliamente utilizada en la política universal y naturalmente en la vernácula. La búsqueda de enemigos reales o ficticios para promover la unificación detrás del circunstancial Salvador de la Patria también es his- toria suficientemente vista por lo que -en medida razonable- no es como para perder el sueño.

He allí la cuestión, la de la medida razonable, que es precisamente la que el Jefe del Estado ha sobrepasado desde hace algún tiempo y -delirantemente- en las últimas semanas reflejando un desespero rayano en lo patológico. Eso sí es preocupante y sugiere que el descontrol se ha instaurado ya.

Las obscenas palabras emitidas por el locuaz caudillo de la mitad de Venezuela han alcanzado un nivel de decibeles y repercusión mundial que supera los diques de la prudencia amenazando con sumergirnos en lodos de malas consecuencias que serán padecidos por todos nosotros, no solo por los autores del bochornoso episodio.

La utilización deliberada y repetitiva de lenguaje soez por parte del Jefe del Estado es absolutamente intolerable no solo para el país cuyo Embajador resultó expulsado sino para nosotros los venezolanos que merecemos que el Primer Mandatario que nos representa se conduzca dentro de un marco compatible con la majestad del cargo, la educación social que debe presumirse para su titular (sin necesidad de que sea experto en el Manual de Carreño) y las normas mínimas de convivencia internacional generalmente aceptadas. Ello no significa que no puedan haber serias y hasta insalvables diferencias de criterios entre gobiernos pero aún así debe preservarse la altura .

El tema de la valija viajera cuyos coletazos salpican ambos extremos de Suramérica es asimismo un ejemplo de cuán buena pudo haber sido la economía verbal y un recatado silencio frente a la terrible reacción vitriólica de quien se ve atrapado con las manos en la masa. Es allí cuando el héroe del Museo Militar sentencia que el Poder Judicial Federal de EEUU está subordinado al Ejecutivo. Él mide con su propia vara porque si algo hay de ejemplar en la democracia del norte es su escrupulosa división de poderes.

La última perla de la semana fue el ácido regaño proferido por El Único al pobre Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas Bolivianas diciéndole cómo debe conducirse, qué es lo que debe investigar y cómo debe proteger a su Presidente. Además sugirió al "sigüí" Evo Morales que destituya a ese y otros oficiales que no se atengan a sus pareceres (los de Chávez, no de Evo).

Este columnista propone un ejercicio del absurdo: supongamos que el presidente peruano Alan García regaña a nuestro ministro de la Defensa porque a criterio de él no defiende a satisfacción las instituciones venezolanas o la integridad de Chávez. ¿Qué tal?

Y para rematar: el enésimo cuento del magnicido que ya se ha convertido en la fábula griega del pastor mentiroso que a cada rato anunciaba falsamente la llegada del lobo feroz hasta el día en que fue verdad y nadie acudió a rescatar a sus ovejas.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Septiembre 2008  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30      

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog