Hipercorrupción e impunidad

Por Venezuela Real - 21 de Septiembre, 2008, 13:50, Categoría: Corrupción

Juan Martín Echeverría
El Universal
21 de septiembre de 2008

¿Continuará la cantinela de acusar de traidor a la patria a quien denuncie irregularidades?

La tragedia de la corrupción es que se pueden gastar innecesariamente miles de millones para apoderarse del 30%: ello facilita la fuga de capitales, por los dineros públicos mal habidos, aumenta de manera significativa los costos administrativos del Estado y daña en su propia estructura el trabajo a favor de la comunidad, porque los funcionarios buscan ingresos por caminos irregulares. De allí que sólo la opinión pública y las sanciones judiciales frenan la hipercorrupción.

Valga la anécdota del activista separado del oficialismo y calificado de traidor, que narra cómo en una reunión, después de muchas disquisiciones y algún alcohol, se escuchó una voz de ultratumba que parecía salir de todas partes y gritaba "huye inmediatamente, todo se ha descubierto": está demás relatar la estampida que se produjo. La atmósfera que respira la población es de legalización política de la hipercorrupción.

El régimen se ha hundido en un pantano indisolublemente unido a la acción de las autoridades, las escasas declaraciones e iniciativas del Ejecutivo carecen del fuego sagrado de la convicción y más bien corresponden al pase de factura entre las corrientes internas en el poder. Sin embargo la hipercorrupción no es invisible, tiene un gigantesco costo político y conocidos modus operandi, impulsado por las deficiencias de los mecanismos de control. La hipercorrupción es una acción intencional, mediante la cual funcionarios y particulares actúan de acuerdo a la estructura de recompensas o de castigos que se ha instaurado en Venezuela.

Como lo señaló Gustavo Coronel, la hipercorrupción se practica a la luz del sol, porque bailan "pegao" el motivo, la oportunidad y la impunidad, lo que explica su crecimiento geométrico y la saña de las autoridades contra los denunciantes. Eso nos recuerda la información publicada por Últimas Noticias el pasado domingo, referida a productos adquiridos por la Corporación de los Servicios Metropolitanos S.A., adscrita a la Alcaldía Mayor, donde se contrataron a 100% de sobreprecio servicios y productos.

Luego sigue la descripción de los hechos y la reacción de los representantes de la Alcaldía, que alegan situaciones de emergencia, la falta de controles a priori, "si a Jesucristo le pasó lo que le pasó, ¿por qué no puede pasarme a mí?" y cuestionan que se hayan hecho públicas las denuncias. Los propios trabajadores de la Corporación explican las irregularidades, se quejan de mal trato y demuestran, mediante una inspección del Ministerio del Trabajo, el incumplimiento de 36 objetivos laborales: se viola el límite máximo de la jornada laboral, falta el permiso de la Inspectoría del Trabajo para las horas extras y no cancelan el recargo de pago, no se respetó la obligación de inscribir a todos los trabajadores en el Seguro Social ni el pago oportuno, no estaban afiliados al Fondo de Ahorro para la Vivienda, no entregaron los tickets de alimentación y contrataron con empresas que no estaban inscritas en el Registro Nacional de Contratistas ni en la Alcaldía Mayor.

¿Va a continuar la cantinela de acusar de traidor a la patria a quien denuncie delitos e irregularidades? En conclusión, la hipercorrupción es sistémica, una inmensa caja negra y la impunidad la hace temible e indetenible.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Septiembre 2008  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30      

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog