Con la verdad a otra parte - Vivanco

Por Venezuela Real - 22 de Septiembre, 2008, 12:42, Categoría: Derechos Humanos

El Editorial
El Nacional
22 de septiembre de 2008

El jefe del cuartel ordenó: "Échenlo de aquí", y de inmediato el director de Human Rights Watch, José Miguel Vivanco, ciudadano chileno, fue llevado al aeropuerto y metido en el primer avión que pasaba por Maiquetía, aunque no fuera para donde debía ir el expulsado. Así llegó a Sao Paulo, en el extremo de Brasil. Un pelotón de veinte hombres de distintos uniformes y colores acompañaron al director de HRW, y al subdirector Daniel Wilkinson, estadounidense, a tomar el avión, con tanta premura como si su presencia de unas horas en Venezuela fuera en extremo peligrosa para la seguridad del régimen. ¡No podían esperar a que saliera un vuelo para el Norte, su destino! Antes, los agentes del orden público los maltrataron de palabra, ocuparon sus habitaciones, los incomunicaron, les impidieron que llamaran a sus embajadas, les hicieron sus maletas (extrema cortesía) y al diablo con sus informes subversivos contra Venezuela y su revolución soberana. Vivanco y Wilkinson, personas non gratas.

"Mírame y no me toques". El país de un presidente que anda por el planeta dando órdenes, instrucciones y lecciones, que anda enmendándole la plana a todo el mundo, metiéndose en lo que no debe, diciéndole a los militares bolivianos lo que deben y no deben hacer, que le indica al obispo presidente de Paraguay cómo decir misa, ése es justamente el que reacciona violentamente porque una organización de derechos humanos observa lo que sucede en Venezuela, critica la forma como van las cosas, la dependencia de los poderes públicos de un solo y gran jefe, y en fin, pone en blanco y negro lo que los venezolanos padecemos de día y de noche.

¿Qué era lo pertinente, qué habría hecho y cómo habría reaccionado un gobierno democrático frente a críticas con las cuales no estuviera de acuerdo por equis razón? Pues, elemental. Las habría discutido, negado, demostrado que aquello estaba equivocado.

¿Por qué, entonces, el gobierno de la revolución bolivariana reacciona de manera tan intemperante, y el presidente Chávez Frías dice: "Échenlos de aquí", y sacan de Venezuela al señor Vivanco y al señor Wilkinson? ¿Por qué? Pues por una razón inconfesable: porque lo dicho en los informes de HRW sobre las prácticas del gobierno bolivariano es absolutamente cierto. Hay una sumisión de todos los poderes a la voluntad del líder supremo. Hay una intemperancia, un clima contra la libertad, una negación sistemática de los derechos humanos.

Una tendencia irrefrenable al estatismo y hacia la negación de los derechos de la persona, una crisis del Estado de Derecho. Una militarización de la sociedad.

Grave error ha cometido el Gobierno con la expulsión de los directivos de HRW. Grave error. Ahora todo el mundo leerá el reporte sobre la situación de los derechos humanos en la Venezuela de Hugo Chávez Frías. Lo que debe haber indignado a los prohombres de la revolución es que en el informe se demuestra cómo a medida que avanza la revolución, los derechos humanos van siendo progresivamente negados. Tiene razón el Gobierno: "Échenlos de aquí". Verdades insoportables.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Septiembre 2008  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30      

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog