Diego Uzcátegui, en la isla Margarita y lejos de la Justicia

Por Venezuela Real - 22 de Septiembre, 2008, 18:52, Categoría: Prensa Internacional

Hugo Alconada Mon
La Nación - Argentina
22 ded  septiembre de 2008

El escándalo de la valija: la red de protección de algunos involucrados

WASHINGTON.- El otro prófugo de la trama que rodea a la valija con US$ 800.000 decomisada en Aeroparque continúa con su vida en Venezuela, al amparo de los mismos parámetros legales que le permiten a Guido Alejandro Antonini Wilson perdurar en Estados Unidos. Pero a diferencia del supuesto "valijero" que habló de más y concentra la furia de la Casa Rosada, el silencioso Diego Uzcátegui Matheus permanece lejos de los reclamos argentinos.

Presidente entonces de la filial para la Argentina y Uruguay de la petrolera estatal venezolana Pdvsa, Uzcátegui es señalado por fuentes consultadas por LA NACION como una pieza "clave" para saber qué pasó antes, durante y después de aquel vuelo. También encarna un nombre recurrente en las grabaciones tomadas por el FBI. Pero, tras pasar a retiro, estira sus días entre Caracas y la isla Margarita.

En silencio, la Fiscalía 20 del Area Metropolitana ya lo citó a declarar para que dé su versión de los hechos en un ámbito confiable. Los fiscales ya señalaron al gobierno de Estados Unidos como el causante de todos los males que salieron de aquella maleta. Aunque también deslizaron sus críticas a Buenos Aires por permitir que Antonini se marchara del país.

"Lo insólito del caso es que a Antonini, luego de que declara en la aduana del aeropuerto de Argentina que el dinero es de su propiedad, las autoridades de ese país lo dejan ir", planteó la fiscal general de la República, Luisa Ortega Díaz, en el comunicado que difundió su oficina días atrás. "De allí sale a los Estados Unidos y es entonces cuando las autoridades argentinas solicitan su extradición. Una vez que esto ocurre, comienza Antonini a armar todo un ardid con las autoridades norteamericanas para atentar contra el Estado venezolano", acusó.

Ortega Díaz reemplaza como jefe máximo de los fiscales venezolanos a Isaías Rodríguez, quien concentró durante meses las denuncias de la oposición por sus supuestos intentos por retrasar la investigación local sobre lo ocurrido aquel 4 de agosto de 2007, algo que se reitera en las grabaciones del FBI.

Tras asumir, Ortega Díaz ahondó en las acusaciones contra Estados Unidos y ratificó los reclamos para que extradite a Antonini.

Y fue más allá. Convalidó el pedido de su subalterna, Daisy López, quien reclamó "la comparecencia" en Caracas del fiscal federal a cargo de la acusación en Miami, Thomas Mulvihill, y su jefe, el fiscal del distrito, Alexander Acosta, más el agente que lideró al equipo del FBI, Michael Lasiewicki.

La investigación en manos de López muestra serios retrasos, los que enrostra a la falta de cooperación de Estados Unidos, pero también de la Argentina. Desde Buenos Aires aún espera que lleguen las copias de la declaración de otro protagonista de la trama, Claudio Uberti, de la "declaración de aduana firmada por Antonini" y hasta "del video donde consta el ingreso de dicho ciudadano al aeropuerto", una cinta que las autoridades argentinas siempre afirmaron que no existe.

El expediente venezolano sí registra otros movimientos, como la concreción de "múltiples entrevistas a varios ciudadanos venezolanos". Entre otros, a cuatro pasajeros de aquel vuelo. Son los tres funcionarios de Pdvsa, Ruth Behrends, Nelly Esperanza Cardozo y Wilfredo Avila Driet, más el hijo de Diego Uzcátegui, Daniel, a su vez el tercer prófugo que requiere la Justicia argentina desde hace meses.

El viernes, el Tribunal 18° en funciones de Control del área metropolitana de Caracas, ordenó además la captura de Moisés Maiónica y Carlos Kauffmann. Son los dos venezolanos que se declararon culpables de actuar como agentes encubiertos del gobierno de Chávez para acallar a Antonini a cambio de US$ 2 millones más los honorarios y costas judiciales.

El tribunal actuó a pedido de la fiscal López, quien tres días antes les había imputado una presunta vinculación "con hechos de corrupción", mientras que su superiora, la fiscal general Ortega Díaz reiteró su condena contra Estados Unidos por violar "la soberanía, jurisdicción y autodeterminación del pueblo venezolano y del argentino".

Silencio

Ortega Díaz remarcó que Estados Unidos optó por el silencio ante sus requisitorias. "Han hecho mutis porque ni siquiera han respondido para decirnos: «Mira, no te lo vamos a enviar»", explicó. Pero, otra vez, dejó clara su predisposición a investigar aquel vuelo desde una óptica muy cercana a la de Chávez, al punto de comparar la maleta con los datos de las computadoras del jefe muerto de las FARC, Raúl Reyes.

"Este maletín todos los días trae nuevas cosas, nuevas personas, nuevos nombres -planteó-. En ese maletín van a meter todo lo que ellos [los estadounidenses] necesiten, es decir, todo lo que ellos quieran hacer y decir. En el computador [de Reyes] estaba todo lo que un grupo de personas quería que estuviera."

Hasta ahora, la trama alrededor de la valija decomisada incluye cuatro prófugos. Uno, Antonini, vive en Florida y lo requieren la Argentina y Venezuela. Pero los otros tres los piden la Argentina -Diego Uzcátegui y su hijo, Daniel- y Estados Unidos -José Antonio Canchica Gómez-. Los tres siguen bajo la sombrilla venezolana.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Septiembre 2008  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30      

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog