Capitalismo del siglo XXI - Dogmas en crisis

Por Venezuela Real - 23 de Septiembre, 2008, 14:30, Categoría: Economía

El Editorial
El Nacional
23 de septiembre de 2008

En Siete días del último domingo publicamos un artículo de Felipe González titulado "El capitalismo en el espejo", en el cual se analizó la crisis que afecta a las grandes economías, una crisis en pleno desarrollo. El ex presidente del gobierno español afirma que se trata de "una crisis extraña" que "por el momento ha liquidado la extendida creencia de que el mercado lo arregla todo y solo". Esa certeza, muy bien cultivada desde la caída del Muro de Berlín, pudo sobrevivir a las crisis financieras de finales del siglo XX en buena parte gracias a que estas se produjeron en países en desarrollo que exhibían carencias institucionales y no contaban con modernos y poderosos operadores de mercado, tales como Merryl Linch y Lehman Brothers. Pero ahora el desconcierto se presenta justamente en los grandes centros financieros, cuna de esas corporaciones; la grave crisis amenaza con extenderse a la economía real y al resto del planeta.

Como las crisis anteriores tocaron directamente a los países latinoamericanos (recuerden las quiebras de bancos de 1994 en Venezuela, la debacle Argentina e incluso los bamboleos brasileños), la fantasía de que el libre mercado y la privatización podían arreglarlo todo no echó raíces profundas en estas tierras. Dado que todo derrumbe económico se intenta expiar encontrando culpables, se responsabilizó de los problemas a la ineptitud o corrupción de la vieja clase política y gerencial, con lo cual limpiaron su conciencia tanto los defensores como los detractores del mercado.

Pero, ahora, son los países centrales los generadores de la crisis financiera. El "capitalismo se mira en su propio espejo y constata que la imagen que le devuelve es fea y fuera de control". Y no tiene a quien culpar ni con quien compararse favorablemente.

Porque -como afirma Felipe González- "no se pueden considerar alternativas ninguna de las utopías regresivas que aparecen de vez en cuando con poco recorrido y menos consistencia". Lo que, visto de otra forma, puede expresarse diciendo que el capitalismo del siglo XXI no tiene otras potencias o "ejes del mal" para achacarle sus males, al contrario del socialismo del siglo XXI, que siempre puede recurrir al espectro del imperialismo para ocultar sus defectos.

Los profetas del mercado ahora no sólo aceptan sino imploran la intervención estatal. Lo que no debe servir de consuelo para los intervencionistas a ultranza del socialismo del siglo XXI, cuyas motivaciones son más autocráticas que económicas, y cuyo desempeño sigue siendo peor que el de los grandes centros industriales, con las marcas de inflación más altas del mundo.

Pero sí debe servir de advertencia sobre los peligros de dividir al mundo entre buenos y malos, tanto en lo político como en lo económico, y de querer imponer sistemas o teorías fantasiosas que no alcanzan a comprender la realidad, o que la adulteran para favorecer los intereses hegemónicos de los unos y los otros.
 







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Septiembre 2008  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30      

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog