Guardias infames

Por Venezuela Real - 23 de Septiembre, 2008, 10:26, Categoría: Política Nacional

Eddie A. Ramirez S.
El Universal
23 de septiembre de 2008

Ocurren hechos que por su naturaleza violenta y perversa, así como por la debilidad de los agredidos, constituyen ejemplos de lo bajo que puede descender el ser  humano. Tal es el caso de Los Semerucos, urbanización ubicada en la península de Paraguaná,  del estado Falcón.

Atacaron  con la complicidad de la oscuridad, pero todo el mundo los observó. Tomaron las posiciones del "enemigo", pero fueron rechazados por  el mundo civilizado. Cumplieron órdenes superiores, pero fueron repudiados por los ciudadanos.  Agredieron con saña a niños, mujeres y ancianos y se consideran héroes, pero son unos cobardes. Fue hace cinco años y asumen que  no nos acordamos. Piensan que tendrán impunidad, pero  serán castigados.

El 25 de septiembre del 2003, a las 4:41 am, cuando todavía reinaba una completa oscuridad, condición preferida por los delincuentes, cientos de efectivos del Destacamento 44 de la Guardia Nacional y de la Policía del estado, entraron con gritos de guerra  a Los Semerucos disparando perdigones, lanzando bombas lacrimógenas dentro de las viviendas y repartiendo peinillazos.  ¿Cuál fue el motivo desencadenante de esta atrocidad? Que las viviendas estaban ocupadas por trabajadores despedidos ilegalmente de  Petróleos de Venezuela, S.A. (PDVSA) y esta empresa estatal quería desalojarlos por la fuerza. El desalojo no procedía, ya que la ocupación de las residencias estaba amparada por el contrato de trabajo y éste estaba vigente, ya que ni la Inspectoría del Trabajo, ni los Tribunales se habían pronunciado sobre los despidos que arbitrariamente hizo PDVSA.

Como resultado de la vil agresión, 19 personas resultaron lesionadas, cuatro de ellas con heridas de consideración, y 36 niños fueron atendidos en las clínicas por asfixia. En el desespero un niño fue protegido dentro de una nevera y otros sacados por las ventanas envueltos en sábanas para mitigar el efecto de las bombas lacrimógenas. Detuvieron a un grupo de residentes y también fue agredido un camarógrafo.

Los chacales entraron a la urbanización sin orden judicial. Consta en las actas de la misma Guardia que la orden del juez accidental de ejecución, Pastor Liscano, sólo llegó al Comando a las 10:30 am, o sean siete horas después de que  se había consumado el atropello, lo cual desmiente las declaraciones del comandante general de la Guardia Nacional de entonces, general Jesús Villegas Solarte, quien aseveró que habían actuado respaldados por la ley.

Reiteramos la solicitud de Gente del Petróleo de que se investigue la supuesta responsabilidad en este caso de evidente violación a los derechos humanos, de los entonces teniente coronel Lenín González Trómpiz, mayor Manuel Graterol, capitanes Giovanni Bianco y Raúl Millán, teniente Montilla, sargento Omar Luque Z., cabos: Julio Mireles y Bravo, y guardias Alirio Barradas, Bermúdez y Piña.  Igualmente del teniente coronel  retirado Dionisio Durán, gerente de Prevención y Control de Pérdidas de PDVSA, así como de los ciudadanos Iván Hernández, gerente del Centro de Refinación de Paraguaná, y de otros que puedan haber actuado o dado las órdenes. A disposición de los tribunales hay videos ampliamente difundidos por los canales de televisión y también un video tomado por residentes. El alevoso ataque mencionado no ha sido el único. También cabe recordar los atropellos en Caracas cometidos por  guardias infames,  desde el 27 de febrero hasta el 3 de marzo del  2004. El honor de la institución lo salvan los oficiales que están presos y los exiliados. Igualmente tenemos que asumir que muchos de quienes están activos repudian estos hechos. Un lustro después del atropello, seguimos exigiendo justicia. Prohibido olvidar.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Septiembre 2008  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30      

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog