Detenidos dos civiles sospechosos de conjurar contra Chávez

Por Venezuela Real - 24 de Septiembre, 2008, 18:50, Categoría: Prensa Internacional

CHRISTOPHER TOOTHAKER
El Nuevo Herald
24 de septiembre de 2008

Las fuerzas de seguridad detuvieron a dos sospechosos venezolanos de un supuesto complot para derrocar al presidente Hugo Chávez, utilizando granadas y artillería pesada.

"Hay dos personas detenidas, lo que va a facilitar la investigación del caso", declaró el ministro de Interior y Justicia, Tarek El Aissami. Acotó que los nombres de los sospechosos no serían revelados por "razones estratégicas".

El Aissami dijo que los civiles fueron detenidos durante una redada en una casa en el estado occidental de Zulia, limítrofe con Colombia, donde las autoridades encontraron un arma anti-tanque unipersonal Karl Gustav calibre 84 mm y cuatro granadas.

"Estas armas tienen un propósito... los únicos que tienen según nuestra constitución autorización para portar este tipo de armas es nuestra Fuerza Armada Bolivariana, en función de garantizar la soberanía territorial, es decir que el hecho que estén en manos de particulares tiene un propósito claro" que sería el de asesinar a Chávez, agregó.

Chávez ha dicho que los presuntos cerebros del plan buscaban hacer volar el avión presidencial o colocar bombas en el palacio de gobierno.

El mandatario sostiene que radicales respaldados por Estados Unidos están conspirando para asesinarlo. En consecuencia recientemente ordenó la expulsión del embajador estadounidense en Caracas, acusando al diplomático de ayudar en el supuesto plan de magnicidio y de golpe de Estado denunciado hace dos semanas.

Los venezolanos están agudamente divididos entre los que creen que extremistas respaldados por Estados Unidos conspiran para asesinar a su líder socialista, como afirma el gobierno, y los críticos que ponen en tela de juicio esas acusaciones.

Chávez ha regañado repetidamente a quienes cuestionan sus advertencias de que Washington busca matarlo, una acusación que la oposición venezolana considera un señuelo para distraer de problemas internos como la corrupción y los delitos con violencia.

Mario Silva, conductor de un programa de la televisora estatal y candidato oficialista a la gobernación del estado central de Carabobo, difundió el 10 de septiembre una supuesta conversación telefónica entre militares activos y retirados en la que se habla de un presunto plan para derrocar a Chávez.

Hasta ahora han sido detenidos al menos seis sospechosos, mientras los fiscales militares están interrogando a otros.

Entre los sospechosos figuran el vicealmirante retirado Carlos Millán, ex jefe de operaciones de la Armada; el general Wilfredo Barroso Herrera, ex jefe de Estado Mayor de la Guardia Nacional y el general Eduardo Báez Torrealba, ex comandante logístico de la Fuerza Aérea.

En un fragmento de la grabación, una voz atribuida a Barroso Herrera expresó que "aquí el objetivo es uno solo: vamos a tomar el Palacio de Miraflores (la sede del gobierno)... el objetivo tiene que ser uno solo, es decir: todo el esfuerzo hacia donde está el señor (Chávez). Si está en Miraflores, hacia allá todo el esfuerzo".





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Septiembre 2008  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30      

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog