Invasiones a punto de caramelo

Por Venezuela Real - 24 de Septiembre, 2008, 11:10, Categoría: Economía

Luisa Benavides
TalCual
24 de septiembre de 2008

La invasión de gran parte de los cañaverales del Zulia amenaza con interrumpir las operaciones de C.A. Central Venezuela, paralizar el eje económico de la región y disminuir el abastecimiento de azúcar en el mercado. La baja de la producción va de la mano con la disminución de empleo. Se están dejando de generar 150 puestos de trabajo

Hace seis meses que la central azucarera de El Batey, ubicada al sur del lago de Maracaibo, no contrata a más empleados para realizar actividades administrativas o de siembra en los campos. La incertidumbre de que los 1.200 empleos directos vayan a ser reducidos en corto plazo, es una posibilidad latente con la que día a día viven los empleados de C.A. Central Venezuela. ¿La razón? Las invasiones que desde 2004 y hasta el presente mantienen sin producción a 450 hectáreas de caña y han aumentado la inseguridad económica y social de la zona.

Ángel Arráiz, jefe de seguridad de la planta procesadora, informó que en las más de 400 hectáreas que ahora están invadidas, se han dejado de producir 36 mil toneladas de caña, lo que se traduce en 2.700 toneladas de azúcar que no se han podido colocar en el mercado. "Las áreas afectadas que han dejado de producir caña de azúcar, tanto de la Agrícola Torondoy C.A. como de la Ganadera Santa María S.A, son 64 mil toneladas de caña, equivalente a 4.800 toneladas de azúcar". Arráiz precisó que debido a la reducción de la producción, ahora ya no se realizan cinco meses de zafra sino cuatro.

La baja de la producción va de la mano con la disminución del empleo. En las 450 hectáreas invadidas se están dejando de generar 150 puestos de trabajo y la rentabilidad ha experimentado en los dos últimos años una caída en picada. "En la Central se generan 500 puestos de trabajo fijos en el área administrativa y en la época de siembra se suman 700 puestos adicionales y 300 empleos indirectos. Ahora no tenemos garantía de atender a los trabajadores", explicó Catarina Castro, gerente de relaciones comunitarias e institucionales de la Central.

Elizabeth Valecillos, jefa de la unidad de producción, señaló que la planta aporta 10% de azúcar al mercado nacional y procesa materia prima proveniente de Pdvsa Agrícola, sector Santa Isabel, Mene Grande y de la Cooperativa ! El Cenizo. Indicó que parte del azúcar es dirigida a la Corporación CASA para ser vendida a través de Pdval y Mercal.

"Se están dejando de percibir 4.860.000 BsF con las 450 hectáreas invadidas. Otro problema es que el azúcar siempre ha manejado un déficit de 30% en el mercado nacional que ahora se va a incrementar debido a las tomas de las tierras".

DESEMPLEO A LA VISTA

La gerencia de C.A. Central Venezuela explicó que en la zona existen pocas fuentes de empleo organizadas, por lo que las empresas que demandan mayor cantidad de mano de obra para sus procesos de producción son Agrícola Torondoy y la propia planta procesadora. El eje económico que mueve a la comunidad de El Batey está en riesgo si las invasiones se siguen expandiendo hasta causar la paralización de ambas compañías.

Luis Montilla, secretario del sindicato de trabajadores de la Central, informó que todos los puestos de trabajo están en riesgo, por lo que la planta no ha contratado a más personas hasta que se resuelvan las invasiones. Comenta que día a día muchos se acercan para averiguar cuándo la planta va a ingresar a más trabajadores y se van decepcionados ante una respuesta negativa.

"Actualmente estamos discutiendo un contrato colectivo de 97 cláusulas y nos va bien, estamos buscando Caja de Ahorro, HCM, entre otros beneficios. Pero la forma de lograr esto es que la empresa mantenga sus operaciones".

Montilla comentó que ha asistido a la Asamblea Nacional en representación de los 1.200 trabajadores para exigir al Ejecutivo que tome cartas en el asunto y evitar que las invasiones afecten los puestos de trabajo, pero esa visita no obtuvo resultados positivos.

DICTAMEN SIN ACCIONES

Yohnny Rivas, asistente gerencial de la Ganadera Santa María, mostró las nueve órdenes de desalojo para los fundos Gran Vía, Tablón de Azúcar Marbella 55, Hacienda Santa Clara, Hacienda Las Marí! as, Tablón de Caña de Azúcar denominado Páez I, Tablón de Caña de Azúcar Jorge Luis Brillenbourg, Rancho Don Juan, Tablón Caña de Azúcar denominado Miraflores I y Tablón Caña de Azúcar denominado Principio y San Ramón, todos ubicados en el municipio Sucre del estado Zulia.

Estas órdenes, emitidas por el Juzgado de Primera Instancia de Tránsito Agrario de la Circunscripción Judicial del estado Zulia y dirigidas al Comandante del Teatro de Operaciones de la Fuerza Armada Nacional con sede en La Fría, estado Táchira y al director de la Policía Regional de ese estado el 9 de abril de 2007, aún no han sido acatadas por los organismos de seguridad.

Rivas relata que cuando se dirigió con los dictámenes al Teatro de Operaciones número 2 de La Fría, le dijeron que no se iba a mover un soldado para aplicar las medidas de desalojo hasta que la orden provenga del presidente Hugo Chávez. "El fiscal de Caja Seca nos dijo que de la misma manera que protestamos en el puente sobre el lago para reclamar por la situación, de la misma manera vayamos a sacar a los invasores".

EL GRAN NEGOCIO

La ocupación de tierras en producción en el Zulia presenta la singularidad de ser objeto de ventas y negociaciones llevadas a cabo por los propios ocupantes. Rivas informó que la mayoría de los invasores son de nacionalidad colombiana que no presentan ninguna documentación, por lo que en la zona se ha incrementado la inseguridad y los secuestros ante la presencia de individuos ajenos a la comunidad.

Ángel Arráiz señaló que muchos de los invasores tienen cómo vivir pero sólo toman las tierras como un negocio para luego venderlas, "hay muchos invasores de oficio".

Osvaldo Cáceres, presidente de la Asociación de Ganaderos del Sur del Lago, precisó que los secuestros en la zona se incrementaron en el 2000 y 2001, cuando empezaron las invasiones, por lo que la atención a las fincas ha disminuido por el miedo que sienten los productores de ir al campo. "La producción de leche ha mermado en 30% en los últimos dos años".

La misma situación se vive en el municipio Rosario de Perijá dond! e el presidente de la Unión de Ganadores de la zona (Ugavi), Ángel Rincón, expresó que el secuestro ha incidido en la producción agropecuaria ocasionando que caiga en 40%. "Llevamos tres años y medio sin poder trabajar con tranquilidad en Rosario de Perijá".

LA COMUNIDAD RECLAMA

Gregorio Fernández: "El alcalde ha rechazado nuestras denuncias. Nosotros no somos políticos, estamos defendiendo estas tierras. Yo creo en la Revolución pero también creo en la propiedad privada" Victor Núñez: "Hay complacencia del INTI que les otorga a los invasores cartas de permanencia desde el año pasado y ellos venden estos territorios a otras personas. Hemos recurrido a la Fiscalía de Santa Bárbara pero no nos hacen caso" Yoleida Cañizález, miembro del Consejo Comunal Caña Dulce 1: "Yo necesito una vivienda pero no voy a invadir. Como integrante de un consejo comunal tengo que dar el ejemplo. Es muy fácil cruzar la carretera para invadir, pero eso no está bien"






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Septiembre 2008  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30      

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog