Bancos deberán devolver intereses

Por Venezuela Real - 25 de Septiembre, 2008, 11:12, Categoría: Economía

Aristimuño Herrera & Asociados
Banca y Negocios
25 de septiembre de 2008

La nueva Ley de Tarjetas de Crédito, además de prohibir el cobro de intereses sobre intereses, obliga a los bancos a devolver el exceso cobrado a los tarjetahabientes bajo esta práctica.

El artículo 5 de este instrumento legal señala que los montos de los intereses cobrados por financiamiento "no podrán ser sumados, en ningún caso, al capital adeudado sin que puedan cobrarse intereses sobre intereses. La violación de esta disposición será sancionada por Sudeban. En ningún caso, el pago de la multa exonera al emisor de su obligación a devolver a los tarjetahabientes el monto cobrado en exceso”.

Asimismo, esta nueva Legislación establece, en su artículo 6, la prohibición por los cobros de gastos de cobranza no causados, de mantenimientos o renovaciones de las tarjetas y de emisión de los estados de cuenta de los tarjetahabientes.

Entre las medidas más importantes que se encuentran dentro de la nueva ley, según el análisis de Aristimuño Herrera & Asociados, tenemos las siguientes:

1. Eliminación de algunas comisiones por el servicio de las tarjetas. En este punto debemos indicar que del Total Ingresos por Comisiones por Servicios (Bs.F 2.178,4 millones) que cobró la banca en el primer semestre 2008, el 27,5% (Bs.F 599 millones) correspondieron a comisiones por Tarjetas de Crédito. Esta cifra representó el 18,04% de las utilidades de la banca comercial y universal en el primer semestre 2008.

2. Se prohíbe expresamente en la nueva Ley de Tarjetas de Crédito y Débito el cobro de intereses sobre intereses (anatocismo). Esta medida no implica nada nuevo ya que la Sudeban había dado un plazo de 90 días para que la banca se adecuara en cuanto a lo que era la prohibición de cobro de intereses sobre intereses y la inversión de la carga de la prueba a favor del usuario.

3. Se prohíbe la capitalización de los intereses en las líneas de crédito que se establezcan a los tarjetahabientes. Este artículo es preocupante, ya que actualmente cuando una persona esta en incapacidad de pagar su financiamiento de Tarjetas de crédito puede llegar a un acuerdo con el banco emisor pudiendo capitalizar los intereses no pagados. Si esto ya no se puede hacer el tarjetahabiente se queda desprotegido ya que no podrá cancelar, producto del acuerdo, su deuda vencida y la banca tampoco podrá recuperar el crédito en estado de mora. No hay posibilidades de convenio y pierde tanto la banca como el tarjetabiente.

4. El Banco Central de Venezuela (BCV) regulará las comisiones, tarifas o recargos que se cobran por conceptos de servicios de las tarjetas. Además fijará la comisión del comercio.

5. Se crea Creación del Consejo Nacional de Usuarios y Usuarias de Tarjetas de Crédito, Débito, Prepagadas y Demás Tarjetas de Financiamiento o Pago Electrónico, conformados por asociaciones civiles debidamente organizadas. Según lo indicado, el BCV no podrá fijar intereses y comisiones para las tarjetas sin antes consultar a los usuarios representados en los consejos de usuarios.

6. Esta prevista la eliminación de la comisión por emisión de tarjetas, así como por los estados de cuenta. Debemos señalar que del Total Ingresos por Otras Comisiones no Financieras (Bs.F 1.269 millones) que cobró la banca en el primer semestre, la cantidad de Bs.F 102 millones (equivalente al 8%) correspondieron Estados de cuenta, Emisión, Renovación y Reposición de Tarjetas de Crédito, Uso y Mantenimiento de Tarjetas de Crédito y Uso de Tarjetas de Crédito. Esta cifra representó el 3% de las utilidades de la banca comercial y universal en el primer semestre 2008.

7. Las tarjetas de crédito, Débito, Prepagadas y demás Tarjetas de Financiamiento o Pago Electrónico deben presentar mecanismos claros y confiables que permitan que los usuarios del sistema se sientan seguros con el uso del dinero plástico.

8. La Ley de Tarjeta de Crédito, Débito, Prepagadas y demás Tarjetas de Financiamiento o Pago Electrónico tiene un alcance que abarca o regula a las empresas emisoras y operadoras de tarjetas de crédito, negocio afiliado, tarjetahabientes, tarjeta de crédito, tarjeta de débito, tarjeta prepagada, tarjeta de financiamiento o pago electrónico, tarjeta suplementaria y demás financiamientos.

9. Los bancos e instituciones financieras están obligados a colocar cajeros automáticos o electrónicos a la disposición de las personas que tengan impedimentos visuales y físicos, en lugares de fácil acceso y utilización para estas personas. Se estima que el plazo para colocar estas instalaciones es de 90 días prorrogable por una vez.

10. El banco emisor no podrá en el futuro excusarse de otorgar tarjetas de créditos a la persona que lo solicite, por el solo hecho de haber mantenido en el pasado cuentas en mora. Sin embargo, el banco podrá solicitar las garantías necesarias que respalden el crédito a otorgarse. Las garantías en ningún caso podrán ser hipotecarias. En este sentido, si la prohibición de denegación en el otorgamiento de tarjetas de créditos a clientes con malos historiales o records crediticios es infranqueable por parte de las instituciones financieras, la mayoría de los tarjetahabientes, los buenos pagadores, soportarán las consecuencias, representadas por mayores tasas de interés que cubran los eventuales pérdidas esperadas por parte de los clientes con malos historiales crediticios. Ahora bien, debe reconocerse que eventualmente la capacidad de maniobrabilidad por parte de las instituciones financieras para poder exigir alguna garantía, como por ejemplo una garantía monetaria, podría aliviar parcialmente el riesgo soportado por las instituciones financieras. Sin embargo, las tarjetas de crédito podrían perder su función crediticia de complemento en situaciones de desbalances de flujo de caja de los tarjetahabientes.

11. El banco emisor está obligado a suministrar por escrito al solicitante de una tarjeta de crédito o al tarjetahabiente, cuando éste lo requiera, las razones por las cuales negaron una solicitud de tarjetas de crédito o ampliación del límite de crédito en particular.

12. En caso de reclamo del tarjetahabiente por retiro o adelanto de efectivo no consumado por parte de un cajero automático, el tarjetahabiente se dirigirá al banco emisor informando la identificación del cajero, fecha y hora de la transacción. El banco emisor debe recibir la denuncia, darle una constancia por escrito y responder de manera expresa en un lapso máximo de quince días hábiles. Corresponderá al emisor la carga de la prueba, estando obligado a demostrar fehacientemente si se dispensó dinero o no, al tarjetahabiente. Efectuado el reclamo el banco depositará en la cuenta del cliente el monto debitado, colocándolo en diferido, al concluir el lapso de 15 días hábiles el dinero pasará como efectivo en la cuenta del tarjetahabiente con los respectivos intereses devengados. Si el reclamo no procede el emisor debitará de la cuenta del tarjetahabiente el monto diferido.

13. Se prohíbe el intercambio de información entre los bancos sobre los datos de los solicitantes de tarjetas de crédito. Este hecho es de alto riesgo, ya que desprotege a los bancos de resguardar adecuadamente el dinero de los depositantes, que al final es el que aporta los recursos para el financiamiento de los clientes de los bancos, al no tener información cruzada sobre el historial de clientes en otros bancos. El activo de la banca se coloca en mayor riesgo ante esta medida, al no poder proteger de manera adecuada el riesgo del financiamiento y los depositas de los clientes ya que es mayoritariamente con dichos recursos que se financian los distintos tipos de créditos que otorga la banca.







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Septiembre 2008  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30      

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog