Arrancamos campaña

Por Venezuela Real - 26 de Septiembre, 2008, 14:13, Categoría: Política Nacional

Gerardo Blyde
El Universal
26 de septiembre de 2008

El fracaso en las gestiones municipales y estatales le ha restado posibilidades al chavismo

Ante la ausencia de gestión, la dispersión de las filas chavistas por la falta de unidad y el sentimiento de derrota surgido el pasado 2D como rechazo a la propuesta de reforma constitucional, el Presidente (y eterno candidato) ideó varios trucos para tratar de hacer parecer que su mandato y su propia vida corren peligro. Hace cuatro años (y en muchos casos hace ocho) le dijo a los venezolanos quiénes eran sus candidatos a gobernadores y alcaldes, para lograr una verdadera transformación del país. Fungió de portaaviones para que el pueblo los eligiera y los colocara en cargos públicos, y el pueblo chavista lo hizo. Ayudó mucho a tal fin que el pueblo que adversa a Chávez se abstuvo masivamente por múltiples razones: se venía de la derrota del revocatorio y muchos dirigentes opositores, que esa vez fueron precandidatos y algunos quedaron de candidatos, alimentaron como fórmula para deslegitimar el proceso electoral la no participación.

Años más tarde, la inmensa mayoría de los gobernadores y alcaldes no quedaron deslegitimados en su elección pero sí se deslegitimaron en el ejercicio. Casi todos están con las alforjas llenas y gestiones fracasadas. Algunos pretenden reelegirse; muchos otros se presentan por primera vez a los cargos, pero apoyados por el mismo Chávez. El fracaso casi absoluto de las gestiones municipales y estatales ha hecho que poco o nada pueda ser exhibido como logros de los gobiernos locales y, por tanto, le haya restado posibilidades a esta campaña para que los candidatos regionales pidan el voto para continuar sus obras, o lo pida el Presidente a favor de sus candidatos para los mismos fines. Resulta imposible continuar una obra inexistente.

Adicionalmente, tanto Chávez como la mayoría de sus gobernadores y alcaldes llamaron a votar por una reforma constitucional que constituía un durísimo golpe a la descentralización, le cercenaba recursos y le eliminaba competencias otorgándoselas a funcionarios regionales de rango superior a los gobernadores designados a dedo por el propio Chávez. En algunos casos, como en la Alcaldía Mayor, se anunció su eliminación y el actual alcalde, así como quien hoy aspira por el chavismo a ser elegido como alcalde, votaron a favor de su desaparición y entregaron varias de sus competencias más importantes al gobierno central.

Confiado el Presidente en que él continúa siendo para los suyos un portaaviones, en que si sus bases piensan que él está en peligro harán todo cuanto él les indique en el proceso electoral que ya se ha iniciado, resultó para él y los suyos necesario recurrir a dos expedientes a los que siempre ocurre para aglutinarlos: el golpismo y el magnicidio. Otra vez la oposición es acusada de golpista y de querer asesinarlo. Sin ninguna prueba, sin más nada que el dicho presidencial. De inmediato, salen sus más cercanos colaboradores, distribuidos en los diferentes poderes públicos nacionales, a repetir la cartilla, abriendo investigaciones parlamentarias y judiciales, en las que irresponsablemente se mencionan nombres como supuestos implicados en hechos que existen sólo en el mundo de la fantasía para tratar de dar alguna veracidad al dicho presidencial.

Esta vez, esa manida estrategia se encuentra de frente con varios problemas que no podrá solventar y en algunos casos con muros que no podrá derribar. Desde hace ya varios años el pueblo venezolano sabe que Chávez no está en riesgo, que si existieran algunos individuos que tuvieran la intención de asesinarlo o darle un golpe de Estado, los mismos no tienen ni la capacidad ni las fuerzas necesarias para que cualquiera de esos hechos cristalice.

Por otra parte, la oposición se encuentra monolíticamente unida a favor de la participación electoral, incluso en las condiciones más adversas con poderes al servicio de Miraflores, con desequilibrio en la contienda electoral para hacer conocer a sus candidatos y propuestas, con desequilibrio también en los recursos para la campaña, pero unida a favor de la participación y mucho más unida que el chavismo alrededor de sus candidatos. También es notorio que donde ha gobernado la oposición, aun en ausencia absoluta de la colaboración que debería recibir del gobierno central, las gestiones municipales y estatales se han distinguido del resto de las gestiones locales, en la mayoría de los casos de manera muy amplia.

Apelar al magnicidio, al inexistente golpe o a cualquier fórmula distinta a exhibir obras de gestión, no es creíble. Ello ya ni aglutina a sus propios partidarios. Además, tanto oposición como gobierneros saben que Chávez es derrotable y que ya no es el gran elector, aunque no es despreciable lo que aporta.

Comienza la campaña. De un lado hablan de golpes y magnicidios, otra vez. Del otro lado hay que ofrecer mejorar la vida de los venezolanos con gestiones eficientes y honestas.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Septiembre 2008  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30      

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog