Contra la mentira - Miguel Henrique Otero

Por Venezuela Real - 26 de Septiembre, 2008, 14:18, Categoría: Oposición/Resistencia

El Editorial
El Nacional
26 de septiembre de 2008

A medida que va tomando fuerza el Movimiento 2D, y en todo el país sectores de la vida venezolana se identifican con sus planteamientos políticos civilistas; a medida que se acerca la Asamblea General de la SIP en Madrid, distintos representantes del gobierno bolivariano arrecian sus ataques personales contra Miguel Henrique Otero.

No son nuevos estos ataques. Están registrados a lo largo de la década roja, y han partido desde los muy constantes del Presidente de la República en Aló, Presidente hasta ministros, gobernadores o diputados, sin excluir los tirapiedras desempleados. Los ataques al doctor Otero han ido variando con el tiempo, unas veces arrecian, otras veces amainan. Unas veces son más violentos, otras se limitan a las arremetidas contra "los medios oligárquicos" que forman parte del discurso oficial.

Con estos sistemáticos ataques se ha dramatizado la incompatibilidad del régimen bolivariano con la libertad de expresión. El gobierno de Hugo Chávez Frías no ha cesado en diez años de batallar contra los medios, sean impresos o radioeléctricos, contra sus editores y directores. En la batalla contra la libertad de expresión está la explicación de esta guerra que cambia de intensidad y de tono, según sean los apremios del régimen y sus problemas con la opinión pública.

Mientras más tiene qué ocultar el gobierno bolivariano, más violentos se ponen sus personeros, más veneno vomitan, más calumnias lanzan contra quienes no callan. El Gobierno se ha propuesto imponer una sociedad decadente de pensamiento único, de periódico único, y de canal único de TV. El plan que el chavismo se ha trazado es el de acallar los medios, el de lograr la autocensura y la rendición incondicional de modo que no sea opacada la gloria del Líder Máximo. Como estas posibilidades se les van alejando de manera inevitable, cuando constitucionalmente el jefe del Estado tiene contados sus días en el gobierno, y una cita con la historia lo espera en enero de 2013, o sea, la entrega del poder, ni los jerarcas ni los dolientes se resignan ante esta realidad. De ahí su violencia, sus ataques y sus calumnias. De ahí la persecución a que someten a editores como Miguel Henrique Otero, acusándolos de fantasías como la conspiración o el magnicidio.

Nadie cree en estas cortinas de humo; el régimen ha apelado a las mismas historias truculentas cada vez que necesita ocultar hechos de tanta gravedad como los que se ventilan en una Corte de Florida, en cuya trama está involucrado el alto gobierno. Como no hay manera de esconder lo que se descubre por obra de la justicia de otros países, se apela a la acusación inmoral contra venezolanos con una adhesión incuestionable a la democracia.

Hace un mes, el Presidente declaró que "el asunto de la conspiración ya estaba resuelto", y por eso viajó a Chile a ocuparse de la crisis del amigo Evo. Luego emprendió otro largo viaje a China y Rusia. ¡Presidentes en peligro nunca viajan! ¿Por qué los órganos de investigación del Estado dejan estos asuntos en manos de los dirigentes del partido oficial? Porque lo que interesa es la bullaranga, el humo, la intimidación.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Septiembre 2008  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30      

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog