Antonini dijo que hubo "envíos adicionales"

Por Venezuela Real - 27 de Septiembre, 2008, 17:21, Categoría: Prensa Internacional

Hugo Alconada Mon
La Nación - Argentina
27 de septiembre de 2008

Afirmó que un ex jefe de Pdvsa le contó sobre otros viajes

MIAMI.- Entre denuncias de motivaciones políticas para el juicio e intentos fallidos por impugnarlo como testigo, Guido Alejandro Antonini Wilson sobrevivió a todos los embates del defensor del único acusado que queda en pie y cerró su declaración testimonial con más revelaciones.

La última sorpresa ocurrió cuando el defensor Ed Shohat se dio por vencido y decidió apostar a los testigos que él mismo llamará dentro de 10 días. Los convocará para que continúen con sus intentos por desacreditarlo como víctima de un propósito del gobierno de Hugo Chávez por silenciar, en esta ciudad, lo que sabía sobre el origen y destino de los 800.000 dólares.

Con Shohat limitado a escuchar y, como máximo, objetar las preguntas, reapareció el fiscal Thomas Mulvihill y permitió a Antonini retornar a los puntos clave de la madrugada del 4 de agosto de 2007 en el Aeroparque.

Antonini había contado, el martes, que él llevó su propia maleta y otra más hasta los autos. Y reingresó a la terminal aérea sur por más valijas para reducir la espera antes de poder, por fin, marcharse a su hotel. Pero se topó con los US$ 800.000 de la infamia.

-¿Dónde estaba la maleta?
-Sobre la mesa.
-¿Alguien le preguntó algo?
-Sí.
-¿Qué?
-Que si llevaba pasaporte diplomático y cuánto dinero había ahí.
-¿Qué dijo usted?
-Que parecían 60.000 dólares.
-¿Por qué dijo eso?
-Porque fue lo primero que me vino a la cabeza.
-¿Sabía que ese dinero estaba en la valija?
-No sabía.
-¿No sabía?
-¡No!

Mulvihill mostró extractos de los audios en que varios protagonistas -Durán, en particular- afirman lo mismo. Que Antonini no sabía nada y que hasta Chávez fue informado de su inocencia hasta por su ministro de Economía, Hugo Cabezas. Durán también fue quien le llevó al "Gordo" un anotador con una orden lanzada de mal modo.

-¿Qué le dijo Franklin Durán?
-Que escribiera de la A a la Z todo lo que había pasado y lo firmara.
-¿Cómo reaccionó cuando usted dijo que no escribiría sobre aquel decomiso de los 800.000 dólares?
-Se puso loco.
-¿Hubo otros envíos de dinero, aparte de ése?
-Sí.
-¿Quién se lo dijo?
-Diego Uzcátegui [por entonces, presidente de Pdvsa para la Argentina].
-Pero ¿usted no quería poner en esos apuntes todo lo que sabía?
-Así es.

Antonini también refirmó varios puntos de su esperada declaración, aunque la emitió en esta ciudad, en vez de en la Argentina, que reclama su captura internacional. Dijo que en la declaración de Aduana que llenó en Venezuela detalló que llevaba entre 6000 y 7000 dólares con él. Pero que 16 días después Durán le entregó otro formulario para que pusiera US$ 800.000 y lo firmara, con lo que reemplazaría el original. El se negó.

El "valijero" que podría no ser tal también le apuntó a Rafael Reiter, jefe de la seguridad interna de Pdvsa, como el transportista del dinero desde la petrolera y hasta el vuelo.

-¿Y Reiter es con quien habló Daniel Uzcátegui en el aeropuerto?
-Sí.

Antonini también recordó que sus interlocutores venezolanos le plantearon bien claramente sus opciones. Si se negaba a aceptar como propia la valija, pondría "en riesgo a [su] familia por los problemas en la Argentina". Pero si la asumía como tal, lo "absolverían del caso y yo me libraría de todo".

Mulvihill se permitió cerrar con una ironía final. Fue cuando colocó otros tramos de las grabaciones en los que Durán y otros dos protagonistas del encubrimiento, Moisés Maiónica y Nicolás Rossini, discuten los detalles para entregarle US$ 2.375.000 a Antonini. Dos millones para él; el resto para quien sería su abogado en la Argentina, Guillermo Ledesma.

-¿Y todo lo que debía hacer era mantener la boca cerrada?
-¡Objeción! -clamó Shohat.
-Sí -respondió igual Antonini.

Se esperan varios testigos sorpresa

MIAMI (De nuestro corresponsal).-Con Guido Alejandro Antonini Wilson liberado, al menos por ahora, de volver al estrado, el fiscal Thomas Mulvihill completará su lista de testigos la semana próxima. Luego vendrá el turno de la defensa, después vendrán los alegatos, hasta llegar al veredicto. Con suerte, en la tercera o cuarta semana de octubre. Y sólo entonces se terminará la saga de revelaciones que tiene en vilo a la Argentina y a Venezuela.

El martes 7 de octubre, comenzaría el turno del defensor Ed Shohat de convocar a sus testigos "de descargo". Podría entonces aparecer otro pasajero del vuelo, Diego Uzcátegui Spetch, hijo de Diego Uzcátegui Matheus, entonces funcionario de Pdvsa, pero que cayó con el escándalo que estalló en Aeroparque.

Una testigo ya confirmada de lo que viene tras Antonini es María Luján Telpuk, la agente de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) que desde agosto de 2007 es conocida como "la chica de la valija".

Telpuk fue citada, al parecer por la defensa de Franklin Durán, el único acusado de actuar como "agente encubierto" de Venezuela en Miami para acallar el origen y destino de aquella incómoda maleta.

Tanto Shohat como el fiscal Tom Mulvihill callaron sobre quién la convocó a Miami -lo que ella aceptó, ya que la justicia norteamericana no podía forzarla a comparecer-, aunque la acusación distribuyó su lista de testigos cuatro semanas atrás, sin su nombre.

No sería el único protagonista primario o secundario de la trama que comenzó en Buenos Aires, casi catorce meses atrás, y podría aterrizar en Miami.

Dos figuras

También podrían irrumpir los Uzcátegui -hijo o, más improbable, padre-, o el hermano de Franklin, Pedro Durán.

En lo que respecta a Daniel Uzcátegui, Shohat ya reveló que había mantenido con él reuniones en Caracas y que fue uno de los que le aportó documentación para desacreditar a Antonini (que era su amigo hasta el descubrimiento de la valija del escándalo en Buenos Aires).

Pedro Durán, en tanto, podría ser otro testigo clave. Con su carnet de la inteligencia venezolana, su participación en por lo menos dos reuniones y su nombre en varias grabaciones, Pedro es mucho más que el mero hermano del acusado en esta historia.

Pero, por el momento, Shohat sólo sonrió y calló los nombres de su lista.

Las primeras tres semanas de juicio estuvieron plagadas de revelaciones explosivas para los gobiernos de la Argentina y de Venezuela. Sólo comparecieron dos testigos: el abogado Moisés Maiónica (que está detenido y se declaró culpable de la supuesta conspiración para callar el destino del dinero de la valija) y el propio Antonini Wilson. Ambos tuvieron que enfrentar el duro ataque de Shohat, uno de los abogados más caros de todo el sur de la Florida.

El balance de la semana
Sorpresas
La semana que viene se completará la lista de testigos de la fiscalía. Incluirá a otro ex socio de Durán que se declaró culpable, Carlos Kauffmann. Luego le toca a la defensa: confía en la policía y conejita de Playboy , Luján Telpuk.

Momento cúlmine
Escuchar la voz campechana del jefe de la inteligencia venezolana, Henry Rangel Silva, saliendo de los parlantes de la Corte resultó durísimo para la defensa. Peor fue lo que dijo: sí a todo lo que le pedía Antonini para seguir callado.

Antonini
•    Sobrevivió a los ataques de la defensa. Magullado y enojado por la versión sobre su romance con Victoria Bereziuk, contó su versión de la historia de la maleta por primera vez.

Durán
•    Es el único acusado en el juicio. No salió bien parado cuando declaró Antonini, su ex socio. Debió tragarse la indignación por lo que considera "una traición" y quedó más cerca de la cárcel.

Maiónica
•    Es el abogado que iba a "legalizar" el encubrimiento. Hundió a Durán en su afán de ganarse la clemencia de la jueza. Tuvo que admitir varias mentiras, tras la presión de la defensa.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Septiembre 2008  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30      

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog